Enlaces accesibilidad

La era Trump

EE.UU. impone sanciones a Rusia por los ataques informáticos para interferir en las elecciones de 2016

  • El Tesoro bloquea el acceso a sus propiedades a cinco entidades y 19 personas
  • Son las medidas más duras de Washington contra Moscú por la injerencia electoral
  • El Gobierno ruso ya ha anunciado que prepara con "calma" medidas en represalia

Por
El presidente ruso, Vladímir Putin, en una imagen de archivo
El presidente ruso, Vladímir Putin, en una imagen de archivo EFE

El Gobierno de Estados Unidos ha impuesto este jueves sanciones a Rusia por los ataques informáticos contra intereses estadounidenses y, en concreto, por los intentos de injerencia en las elecciones presidenciales de 2016, según ha informado el Departamento del Tesoro, que ha detallado que las medidas alcanzan a más de una veintena de personas y entidades rusas.

"La Administración enfrenta y contrarresta la actividad cibernética maligna de Rusia, incluyendo su intento de interferencia en las elecciones estadounidenses, los ciberataques destructivos y las intrusiones dirigidas a la infraestructura crítica", señala el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin en un comunicado que también acusa al Kremlin de haber lanzado un ciberataque contra la red eléctrica estadounidense.

Esta es la primera ronda de medidas contra intereses rusos anunciada por Estados Unidos desde que el Congreso aprobase un proyecto de ley de sanciones contra Rusia el año pasado, una legislación que firmó el presidente, Donald Trump, pero que hasta ahora no había implementado, limitándose a publicar una lista de 200 responsables rusos en enero, pero sin aplicar sanciones.

Activos congelados

En concreto, el Departamento del Tesoro sanciona a cinco entidades y 19 personas, bloqueando el acceso a sus propiedades en territorio estadounidense y prohibiendo transacciones financieras con ciudadanos de Estados Unidos, en lo que son las medidas más duras que Washington ha impuesto hasta el momento a Moscú por intentar interferir en las elecciones presidenciales de 2016.

Entre los organismos afectados está la Agencia de Investigación de Internet (IRA, en sus siglas rusas), que supuestamente usó identidades falsas para hacerse pasar por estadounidenses en las redes sociales, con el fin de generar caos durante la campaña electoral.

También se sanciona a la principal agencia de inteligencia, el Servicio Federal de Seguridad (FSB), y los servicios secretos del Ejército, el Departamento Central de Inteligencia (GRU), si bien ambas instituciones, al igual que  la mayoría de los funcionarios de inteligencia rusa afectados por las medidas del Tesoro, habían sido previamente sancionadas por el expresidente, Barack Obama

En cuanto a las personas físicas, varias de ellas han sido imputadas en el marco de la investigación sobre las interferencias rusas en los comicios de 2017 y los vínculos entre Moscú y la campaña de Donald Trump que lleva a cabo el fiscal especial Robert Mueller. Destaca Igor Korobov, descrito como jefe del GRU, junto con otros cinco altos funcionarios actuales o anteriores de este servicio.

Putin niega ante Trump injerencias rusas en las elecciones de EE.UU.

Presión sobre Moscú

En Washington, altos funcionarios del Departamento del Tesoro han asegurado, bajo condición de anonimato, que estas sanciones "forman parte de una serie de acciones futuras para seguir presionando a Rusia".

Las medidas adoptadas este jueves responden a las actividades maliciosas de Rusia, incluyendo la interferencia en las elecciones y ataques cibernéticos de gran magnitud, como el ataque NotPeya, que la Casa Blanca y el Gobierno británico atribuyeron al Ejército ruso el pasado 15 de febrero.

Este ataque, perpetrado en 2007 y considerado como el "más destructivo y costoso de la historia", causó miles de millones de dólares en daños en Europa, Asia y Estados Unidos, e interrumpió significativamente el envío, el comercio y la producción de medicamentos a nivel mundial.

"El GRU estuvo directamente involucrado en la injerencia en las elecciones de 2016 a través de ciberataques y fue directamente responsable del ciberataque NotPetya", han indicado los altos funcionarios del Tesoro.

Moscú prepara con "calma" su respuesta

La decisión de la administración Trump llega poco después de que los presidentes de Reino Unido, Estados Unidos, Alemania y Francia condenaran de manera conjunta el envenenamiento del exespía Serguei Skripal en Salisbury, en el sur de Inglaterra, y responsabilizaran a Moscú de este ataque.

Hemos comenzado a preparar medidas de represalia

Poco después del anuncio de las sanciones estadounidenses, el viceministro ruso de Exteriores, Serguei Riabkov, ha indicado que Moscú responderá, aunque sin desvelar cuando: "Nosotros reaccionamos con calma. Hemos comenzado a preparar medidas de represalia", ha declarado a la agencia rusa Interfax.

"Las nuevas sanciones de Estados Unidos fueron anunciadas por Washington, por lo que estábamos preparados", ha deslizado Riabkov, al tiempo que aseguraba que Rusia no descarta "otros pasos demostrativamente hostiles por parte de EE.UU.". Con todo, ha reiterado que no existe ningún motivo para penalizar a su país y que las medidas tienen que ver "con las peleas internas" en la política estadounidense.

Noticias

anterior siguiente