Enlaces accesibilidad

Energía insiste en regular el cierre de centrales eléctricas a pesar de las advertencias de la CNMC

  • El real decreto permitirá denegar su clausura si puede subir el precio de la luz
  • La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia duda del encaje legal
  • Energía adaptará el texto a algunas de sus sugerencias pero defiende su legalidad
  • El Gobierno "teme" una subida de precios por el cierre de centrales nucleares
  • Abre la puerta, por ello, a operadores internacionales para mantener las nucleares

Por
El ministro de Energía, Turismo y Agenda Digital, Álvaro Nadal
El ministro de Energía, Turismo y Agenda Digital, Álvaro Nadal. EFE

El Gobierno seguirá trabajando en sacar en adelante el real decreto que le permitirá denegar el cierre de una central de generación eléctrica, si puede provocar, por ejemplo, una subida del recibo de la luz, a pesar de las advertencias de la Comisión Nacional del Mercado y la Competencia (CNMC), que este miércoles alertó de que los nuevos criterios para autorizar la clausura de estas plantas confieren al Ejecutivo una excesiva discrecionalidad y pueden ir contra la normativa europea.

El Ministerio de Energía, que remitió el borrador de real decreto a la CNMC para que se pronunciara sobre él, trabajará en el texto para adaptarlo a algunas sugerencias de este organismo, pero continuará con el mismo al considerar que sí tiene encaje legal y que es una cuestión urgente.

La legislación actual solo contempla la seguridad del suministro como causa para denegar un cierre, pero el Gobierno quiere que se pueda tener en cuenta el impacto de la eventual clausura en el cumplimiento de los objetivos medioambientales y climáticos, en la evolución de los precios y en la competencia del mercado eléctrico.

El Ministerio de Energía defiende la reforma porque cree que existe "un problema económico de fondo" que requiere una solución y "teme" que pueda haber cierres que suban los precios de la electricidad, según las fuentes de este departamento citadas por Europa Press. Hay una especial "preocupación", añaden, por el tema de las seis centrales nucleares en activo, cuya renovación de la licencia útil habrá que afrontar entre 2020-2027, después del cierre de Garoña.

El Gobierno abre la puerta a operadores internacionales para mantener las nucleares

Fuentes del Ministerio advierten de que las dudas mostradas por los operadores de las centrales nucleares, especialmente Iberdrola, respecto a la posibilidad de no solicitar la renovación de estas licencias, representan una preocupación "desde el punto de vista económico y medioambiental". "A nosotros nos preocupan las nucleares y el impacto que tienen sobre el precio que pagan los consumidores", añadieron al respecto.

Así, defienden que después de 40 años invirtiendo en tecnología nuclear la decisión de su posible cierre "no puede ser solo el resultado de que mañana una operadora decida cerrar" y subrayan que la explotación de estas centrales puede tener interés para posibles operadores internacionales. "Es un tema de precio. A un precio adecuado y operarla a tres años es una inversión más que razonable", dijeron.

Por este motivo, ven necesario que se regule el cierre de cualquier tipo de central de generación eléctrica incorporando, al actual motivo de garantizar la seguridad del suministro, las causas económicas y medioambientales.

Energía incorporará algunas cuestiones señaladas por Competencia

No obstante, el Ministerio está dispuesto a incorporar cuestiones que la CNMC dice que hay que revisar, como la metodología de seguridad del suministro o la hibernación de centrales, que considera debe estar en la nueva norma sobre cierres, además de analizar su impacto en el mercado y el medio ambiente, informa Efe. Energía también asegura que está dispuesta a definir con mayor precisión el impacto que tiene que tener el cierre de una central en la competencia.

Sin embargo, el Ministerio discrepa con la CNMC en que el cambio de la regulación del cierre de centrales según su impacto económico y medioambiental no sea urgente, y trabaja para sacar la norma con celeridad.

Energía tampoco comparte las consideraciones que sobre la legalidad de la norma hace en su informe la CNMC, a la que considera no le corresponde valorar esa cuestión, que ya analizará el Consejo de Estado, y asegura que el real decreto tiene encaje en el marco normativo europeo y en el nacional.

Estas fuentes han señalado que la norma que se tramita tiene "cobertura legal" y "enganche suficiente en la legislación actual", pese a que la CNMC cuestione que con una norma de menor rango como un real decreto se vaya a modificar una ley, la del Sector Eléctrico.

Noticias

anterior siguiente