Enlaces accesibilidad

Elecciones en Honduras

El actual presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, gana las elecciones generales

  • Hernández logra el 42,98% de los votos al concluir el escrutinio especial
  • El Tribunal Electoral revisa un millar de actas inconsistentes
  • La oposición asegura que hay irregularidades en más de 5.000 actas
  • Miles de personas protestan en las calles por las sospechas de fraude

Por
Partidarios del líder de la oposición hondureña, Salvador Nasralla, cantan el himno nacional durante el toque de queda
La oposición mantiene las protestas en las calles hondureñas a la espera del recuento final de los votos de las elecciones presidenciales. REUTERS/Edgard Garrido

El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, candidato del gobernante Partido Nacional, ha resultado este lunes ganador de las elecciones generales del 26 de noviembre al concluir el escrutinio especial de 1.006 actas inconsistentes tras una jornada de catorce horas que inició el domingo.

Hernández se ha impuesto con el 42,98%, contra el 41,39% de Salvador Nasralla, candidato de la Alianza de Oposición contra la Dictadura, con el 99,89% del global de las actas electorales procesadas para la fórmula presidencial, quien con anticipación dijo que no aceptaba el resultado porque le han hecho "fraude".

El magistrado presidente del Tribunal Supremo Electoral (TSE), David Matamoros, ha dado por concluido el escrutinio especial de manera simbólica a las 05.00, hora local (las 12.00, hora española), cuando restaban 20 actas electorales que aparecieran en el cómputo final de 18.128.

Ese resultado se alcanza después de haber revisado parte de las actas electorales denunciadas por los partidos por inconsistencias y con el toque de queda decretado en todo el país centroamericano para evitar brotes de violencia como los de la semana pasada, en los que murieron 7 personas.

Tensión en las calles durante el recuento

En Honduras no hay segunda vuelta electoral y gana el aspirante que obtenga más votos. El proceso de recuento ha arrancado mientras en las calles miles de personas protestaban contra un presunto fraude del Gobierno a Nasralla, quien en los últimos días ha reiterado que son 5.179 las actas que se deben revisar, no las más de mil que dice el TSE.

En muchos barrios de la capital hondureña, comenzaron a sonar cacerolas, trompetas, cohetes, música y consignas contra Hernández y a favor de Nasralla.

En Tegucigalpa, el ambiente era tenso, con miles de soldados y policías provistos de escudos, bastones y bombas lacrimógenas que cerraron varias calles y bulevares para evitar que los manifestantes se acercaran mucho a las instalaciones del Instituto de Formación Profesional, donde se guarda todo el material de las elecciones.

Revisión de más de mil actas electorales

En una rueda de prensa, el magistrado presidente del TSE, David Matamoros, ha señalado que el organismo electoral trabajará hasta terminar de revisar la última acta inconsistente.

"La gente está cansada, pero está comprometida y esto es un tema de compromiso con el país, no podemos permitirnos en ningún momento el lujo de detenernos", ha subrayado Matamoros.

En el recuento especial que realiza el TSE no participan observadores de la Alianza de Oposición contra la Dictadura, que postuló a Nasralla, y del Partido Nacional por el rechazo de la oposición a participar, ya que alega un supuesto fraude contra su candidato.

El escrutinio, que definirá al nuevo presidente electo de Honduras, se inició a las 16 horas de la tarde hora local (las once de la noche en horario peninsular español) y es vigilado por observadores nacionales, de la Unión Europea y la Organización de Estados Americanos (OEA).

Noticias

anterior siguiente