Enlaces accesibilidad

Alemania

Schulz acepta la posibilidad de negociar con Merkel para reeditar la Gran Coalición

  • El líder socialdemócrata asegura que lo acepta "por responsabilidad"
  • Someterá a las bases cualquier forma de colaboración en el Gobierno
  • Schulz se reunió el jueves con el presidente alemán

Por
El SPD abre la posibilidad de negociar con Merkel para reeditar la Gran Coalición

El Partido Socialdemócrata alemán (SPD) ha abierto la puerta a negociar con Angela Merkel una nueva Gran Coalición para desatascar el bloqueo político en Alemania tras las elecciones del pasado 24 de septiembre.

El SPD había insistido hasta ahora en que no volvería a gobernar con la CDU de Merkel, y esa fue la promesa de su candidatoMartin Schulz. Sin embargo, la canciller ha sido incapaz de forjar una coalición de gobierno alternativa con liberales y verdes, y el país podría dirigirse a unas nuevas elecciones.

"El SPD está persuadido de que hace falta discutir; el SPD no se cerrará a la discusión", ha declarado el secretario general, Hubertus Heil, tras ocho horas de reunión de los principales dirigentes socialdemócratas.

El propio Schulz ha aceptado entablar un diálogo con Merkel "por responsabilidad" hacia Alemania y hacia Europa, pero ha advertido que cualquier forma de participación en un gobierno con la canciller se someterá a la aprobación de las bases del partido.

Acepta la invitación

El hecho de que el Partido Socialdemócrata (SPD) responda positivamente a la invitación del presidente del país a ese diálogo es algo que se da "por supuesto,  pero no implica un automatismo en ninguna dirección", ha apuntado Schulz en una rueda de prensa.

"Lo único que está claro es que, si llega a concretarse una forma de participación en otro gobierno de Merkel, del tipo de sea, ésta se someterá a la aprobación de las bases", ha dicho el líder del SPD, quien ha aludido a la "dramática llamada" de Steinmeier a dialogar para evitar tener que recurrir a nuevas elecciones.

Schulz ha afirmado asimismo que en los últimos días había recibido numerosas llamadas de "nuestros amigos europeos", expresando su preocupación ante la situación creada en Alemania, ante el fracaso de las negociaciones entre conservadores, liberales y verdes para formar un gobierno estable.

El SPD "por supuesto" actuará con responsabilidad, ha insistido, para comprometerse a continuación a que en ningún caso su partido practicará la "obstrucción parlamentaria", en caso de ir a la oposición.

Próximo encuentro con Merkel

La declaración de Schulz sigue al anuncio de que el presidente ha convocado una reunión la próxima semana entre Merkel, Schulz y el líder bávaro Horst Seehofer, destinada a abordar fórmulas que faciliten la formación de un gobierno estable.

La cita tendrá lugar después de que el jueves Schulz se reuniera con Steinmeier, del SPD y exministro de Exteriores de Merkel, y después, durante ocho horas, con la cúpula de su partido.

El secretario general del SPD, Hubertus Heil, ha expresado la disposición del partido a "dialogar" para contribuir a solucionar la crisis política .

Schulz rechazó ya en la noche electoral la posibilidad de una nueva gran coalición con los conservadores y había defendido hasta ahora que su partido debía "regenerarse" en la oposición, por lo que era partidario de ir a nuevas elecciones.

Merkel, por su parte, expresó también su preferencia por ir a nuevos comicios, frente a la opción de un gobierno de minoría.

Entre las opciones que se han barajado estos días está la de un gobierno de minoría, pero con el respaldo parlamentario del SPD para garantizar una legislatura estable

Reunión con Steinmeier

Este jueves, Schulz se reunió con el presidente alemán, Frank-Walter Steinmeier (también socialdemócrata), quien le pidió que cambiara su postura. Steinmeier ha expresado su rechazo a convocar nuevas elecciones y ha pedido a todos los partidos con representación parlamentaria "disposición al diálogo para hacer posible la formación de gobierno en un futuro cercano".

Según el diario Bild, Steinmeier ha propuesto a Merkel y Schulz una reunión conjunta para el próximo lunes, a la que asista también Horst Lorenz Seehofer, líder de la CSU, el socio bávaro de Merkel. 

Schulz ha revelado también que ha recibido llamadas "de nuestros amigos europeos" pidíendole que reconsiderara su oposición a la gran coalición. 

La coalición entre conservadores y socialdemócratas (CDU y SPD) durante las tres últimas legislaturas ha tenido un gran coste electoral para estos últimos, que cosecharon su peor resultado histórico (un 20%) en las elecciones de septiembre.

Noticias

anterior siguiente