Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba
  • El exlíder de los socialdemocratas selló un Gobierno con Merkel el pasado miércoles
  • Schulz aceptó la cartera de Exteriores y por ello renunció a la presidencia del SPD
  • Sigmar Gabriel, actual ministro de Exteriores y exlíder socialista, se sintió traicionado 
  • Las bases de su partido deben ratificar aún el pacto que les concede varias ministerios

Angela Merkel ha conseguido cerrar un acuerdo para reeditar la gran coalición de gobierno con los socialdemócratas alemanes, pero lo ha hecho a costa de cederles más poder en el gabinete. Así, los socialdemócratas se quedan con los ministerios de Exteriores, Trabajo, Justicia y el todopoderoso Finanzas, mientras que Interior iría a parar a manos de la CSU.

  • La canciller ha cedido más poder a los socialdemócratas para cerrar el pacto
  • El SPD asumirá seis ministerios, incluyendo dos clave: Finanzas y Exteriores
  • Schulz promete un "cambio de rumbo" en Europa, con una mayor implicación
  • El acuerdo aún debe ser ratificado por los distintos partidos para ser definitivo
  • Schulz abandona la presidencia del SPD para la "necesaria renovación" del partido

El Partido Socialdemócrata (SPD) alemán ha aprobado este domingo la apertura de conversaciones formales para componer una nueva gran coalición de Gobierno con el bloque conservador de la canciller, Angela Merkel, que sería la tercera desde el año 2005 de llegar a un acuerdo definitivo. Esta era la posición de Martin Schulz, que solicitó al partido que le diera el sí al preacuerdo que pactó con la CDU/CSU para formar un Gobierno estable en Alemania.

El Partido Socialdemócrata (SPD) alemán celebra desde las 11:00 hora peninsular un congreso extraordinario, cuyo único punto de día es someter al voto de sus delegados el preacuerdo de coalición pactado entre su líder, Martín Schulz, y la canciller Angela Merkel. De la decisión de los 600 delegados dependerá que se puedan abrir conversaciones formales para un pacto de Gobierno entre la Unión Cristianodemócrata (CDU) de Merkel, la Unión Socialcristiana de Baviera (CSU) y el SPD.

Arrancamos nuestro programa pendientes de las manifestaciones convocadas para protestar contra el indulto otorgado a Alberto Fujimori. Estamos en la concentración de Madrid, y hablamos con Miguel Pérez Arroyo, el abogado del ex presidente peruano, cuya medida de gracia será evaluada el 2 de febrero por la Corte Interamericana de Derechos Humanos. Además, desde Bruselas analizamos qué significa la unión de la Unión Europea e Irán, que han renovado su apoyo al acuerdo sobre el programa nuclear que Donald Trump ha puesto en tela de juicio. Pero no nos olvidamos de las negociaciones de última hora para forma Gobierno en Alemania, y escuchamos las ideas del histórico líder unionista norirlandes, David Trimble, sobre el Brexit y las consecuencias que tendrá para la isla.

El Partido Socialdemócrata alemán (SPD) ha abierto la puerta a negociar con Angela Merkel una nueva Gran Coalición para desatascar el bloqueo político en Alemania tras las elecciones del pasado 24 de septiembre.

El SPD había insistido hasta ahora en que no volvería a gobernar con la CDU de Merkel, y esa fue la promesa de su candidatoMartin Schulz. Sin embargo, la canciller ha sido incapaz de forjar una coalición de gobierno alternativa con liberales y verdes, y el país podría dirigirse a unas nuevas elecciones.

"El SPD está persuadido de que hace falta discutir; el SPD no se cerrará a la discusión", ha declarado el secretario general, Hubertus Heil, tras ocho horas de reunión de los principales dirigentes socialdemócratas.

Este jueves, Schulz se reunió con el presidente alemán, Frank-Walter Steinmeier (también socialdemócrata), quien le presionó para que cambiara su postura.

La coalición entre conservadores (CDU) y socialdemócratas (SPD) durante las tres últimas legislaturas ha tenido un gran coste electoral para estos últimos, que cosecharon su peor resultado histórico (un 20%) en las elecciones de septiembre.

Angela Merkel ha ganado las elecciones generales según las primeras proyecciones de voto. Su partido, la CDU, ha conseguido un 32% de los votos, 12 puntos más que los socialdemócratas de Martin Sultz, que obtienen un 21%, el peor resultado de su historia. El líder de SPD ha anunciado que no formará coalición en el próximo gobierno de Merkel. También es historia la entrada en el Parlamento, por primera vez después de la segunda Guerra Mundial, del partido ultraderechista Alternativa por Alemania, que queda en tercera posición.

El líder del Partido Socialdemócrata alemán (SPD), Martin Schulz, ha reconocido la derrota histórica de su partido en las elecciones alemanas este domingo, en los que su formación solo ha podido cosechar el 20% de los votos, 13 puntos por debajo del bloque conservador de Angela Merkel, que ha revalidad su victoria.

Schulz ha anunciado que, pese a ello, continuará al frente del partido y ha señalado que los socialdemócratas no renovarán la coalición de gobierno con Merkel, como sucedió en las tres últimas legislaturas.

  • Más de 61,5 millones de alemanes están llamados a las urnas este domingo
  • Todos los sondeos apuntan al cuarto mandato consecutivo de la líder de la CDU
  • El socialdemócrata SPD de Martin Schulz quedaría en segunda posición
  • Por primera vez desde la II Guerra Mundial, habrá diputados de extrema derecha
  • La participación a las 14.00 fue del 41,1%, casi igual que en los comicios de 2013
  • Consultar Especial Elecciones en Alemania 2017