arriba Ir arriba

61,5 millones de alemanes están llamados a las urnas el próximo domingo, en unas elecciones con poca incertidumbre: la victoria de la canciller Angela Merkel está asegurada, según todas las encuestas y pronósticos. La atención se centra en saber con quién gobernará y en un hecho sin precedentes desde 1945: la entrada de un partido abiertamente xenófobo en el Bundestag.

Las encuestas rápidas realizadas por las dos cadenas públicas de la televisión alemana tras el único cara a cara entre la canciller alemana, Angela Merkel, y su contrincante socialdemócrata, Martin Schulz, ante las elecciones del 24 de septiembre dan por ganadora a la líder conservadora.

Según la encuesta difundida al acabar el debate por la primera cadena de la televisión pública, ARD, el 55% de los encuestados han visto a Merkel más convincente, frente al 35% que han señalado a Schulz.

Los últimos sondeos preelectorales sitúan al bloque conservador de la canciller -integrado por la Unión Cristianodemócrata (CDU) de Merkel y a su ala bávara de la Unión Socialcristiana (CSU)- 14 puntos por delante del Partido Socialdemócrata (SPD), a tres semanas de las elecciones.