Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

La inmigración y la economía son los principales temas de interés para el ciudadano alemán en estas elecciones europeas. Y las dos cuestiones trufan el ascenso de la ultraderecha.

Los últimos datos económicos suponen un respiro de alivio tras haber esquivado la recesión por un pelo el año pasado. Pero las perspectivas son sombrías porque las amenazas no han desaparecido.

Un reportaje del corresponsal de RNE en Berlín, Gabriel Herrero.

Las manifestaciones neonazis desafían ya sin pudor lo que en Alemania es delito: hacer apología del nacionalsocialismo. Se saluda con el brazo en alto, se persigue al extranjero, se atacan los comercios judíos o musulmanes. La xenofobia es rampante en el Este de Alemania, donde precisamente hay menos inmigración. Pesa la herencia autoritaria de la antigua República Democrática y también que la reunificación no ha conseguido igualar las condiciones de vida en las dos Alemanias. Y aunque el flujo de refugiados sea ya inferior a las 200 mil personas, la ultraderecha se aprovecha del miedo de la clase media y de las heridas de la crisis financiera, que siguen abiertas.

Un reportaje de nuestro corresponsal en Berlín, Gabriel Herrero.

El ministro de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, ha interrumpido una entrevista en la televisión pública alemana cuando le estaban preguntando sobre Cataluña y la reforma de la Constitución. Borrel interrumpió la entrevista tras 10 minutos y la reunió tras una breve reunión con sus asesores. Las preguntas siguieron teniendo un tono incisivo sobre el independentismo catalán y el Ministerio asegura que eran capciosas y demagógicas.

Hace tan solo unas horas se ha confirmado la existencia de negociaciones que podrían desembocar en la creación del que sería el segundo banco de Europa, por detrás del BNP Paribas. Todo un gigante que nacería de la posible fusión de las dos entidades privadas comerciales más grandes de Alemania, el Deutsche Bank y el Commerzbank. Una fusión que acarrearía el despido de unos 20.000 trabajadores.

El Gobierno de Nicolás Maduro ha declarado persona non grata al embajador alemán en Venezuela, Daniel Martín Kriener, por recibir al líder opositor, Juan Guaidó, a su regreso al país el lunes. La Cancillería da al aleman 48 horas para abandonar el país por participar en una "injerencia" en sus asuntos internos. Por su parte, el Ministerio de Exteriores alemán ha tildado la decisión de "incomprensible" y ha reiterado su apoyo a Guaidó, a quien reconoce como presidente "interino" encargado de convocar elecciones libres.

Ha ocurrido en Alemania, donde la ley sigue considerando a las mascotas como bienes inmuebles en un desahucio. Una ciudadana con impago de impuestos ha perdido a su perro. La mujer no podía permitirse pagar ni siquiera la tasa de mascotas y el ayuntamiento le embargó lo poco que tenía: la silla de ruedas de su marido parapléjico, una cafetera, un portátil y a su perro.

La práctica es legal en Alemancia si el animal es valioso y este tenía un precio de 1500 euros en el mercado. Por ello, el ayuntamiento lo vendió por EBAY a mitad de precio. La compradora, una agente de policia pensó que siendo tan barato tenia que ser una estafa, pero desde la institución pública le dijero que el animal tenía garantía municipal y que estaba en perfecto estado de salud. Ahora esa compradora ha denunciado al ayuntamiento por "publicidad engañosa" alegando que el perro tiene heridas en los ojos. Van cuatro operaciones al animal y reclama 1800 euros de indemnización.

El gasoducto North Stream II, que llevará gas de Rusia a Alemania a través del Mar Báltico, inquieta y divide a Europa. Sus detractores aseguran que incrementará la dependencia energética de Rusia, pero, además, podría cumplir la nueva directiva europea del gas, por la que no se separan las actividades entre el proveedor del gas y el gestor de la infraestructura. En este caso no se cumple porque pertenece a la todopoderosa Gazprom rusa. Nicolás de Pedro, investigador principal del Institute para la Gobernabilidad de Londres, reconoce que se trata de un arma geoestratégica de Putin.

La directora española Isabel Coixet aspira al Oso de Oro con su película "Elisa y Marcela", la historia de amor de dos profesoras gallegas. 7 de las 17 películas que compiten en el certamen están dirigidas por mujeres. Será también la última edición para el actual director del festival y, como curiosidad, la alfombra roja sobre la que desfilarán las estrellas está confeccionada con desechos encontrados en el mar.