Anterior Un informe policial denuncia "connivencia" entre los organizadores del 1-O y la cúpula de los Mossos Siguiente Artículo 155, sí, pero... ¿cómo? Arriba Ir arriba
Tres científicos descubridores de las ondas gravitacionales reciben el Nobel de Física 2017
Los científicos Rainer Weiss, Barry C. Barish y Kip S. Thorne han sido galardonados con el premio Nobel de Física 2017 por su "decisiva contribución" a la observación de las ondas gravitacionales". REUTERS TT NEWS AGENCY/Jessica Gow

Tres científicos descubridores de las ondas gravitacionales reciben el Nobel de Física 2017

  • Les han premiado por su su "decisiva contribución a la detección" de estas ondas

  • Según la Academia, han contribuido a poner en marcha el LIGO

  • El LIGO es la iniciativa que detectó por primera vez esas ondas gravitacionales

  • El premio del galardón de este año asciende a nueve millones de coronas

|

Los científicos Rainer Weiss, Barry C. Barish y Kip S. Thorne han sido galardonados con el premio Nobel de Física 2017 por su "decisiva contribución al detector LIGO (Observatorio de Interferometría Láser de Ondas Gravitacionales) y la observación de las ondas gravitacionales", ha anunciado este martes la Real Academia Sueca de las Ciencias.

Radio 5 Actualidad - La detección de las ondas gravitacionales, Premio Nobel de Física 2017 - 03/10/17

Los tres galardonados, explica el fallo, han contribuido "con su entusiasmo y determinación" de forma "inestimable" a poner en marcha el LIGO, la iniciativa que detectó por primera vez esas ondas. "Esto es algo completamente nuevo y diferente, abriéndose mundos no vistos ", ha asegurado la Real Academia al explicar la concesión del premio a estos tres investigadores.

La existencia de las ondas gravitacionales se desprende de la Teoría General de la Relatividad de Albert Einstein formulada hace un siglo, y fueron detectadas por primera vez el 14 de septiembre de 2015 por un equipo de científicos del LIGO, proyecto en el que colaboran unos mil científicos de una veintena de países.

Esa vibración, que llegó a la Tierra de forma "extremadamente débil", provenía de la colisión de dos agujeros negros, sucedida hace 1.300 millones de años, explica el jurado. Su medición "es ya una prometedora revolución en la astrofísica", argumenta el comunicado de prensa de la academia.

El premio del galardón de este año asciende a nueve millones de coronas -unos 943.000 euros-, después de que este año la Fundación aumentara el monto de las distinciones Nobel por primera vez en cinco años. Weiss recibirá la mitad del premio en metálico de este Nobel y sus dos colegas compartirán el resto.

Las ondas gravitacionales

Las ondas gravitacionales son, básicamente, vibraciones que se propagan a lo largo del espacio-tiempo (el tejido que conforma el Universo) a la velocidad de la luz. De forma sencilla, podríamos compararlas con las ondas electromagnéticas -la luz-. Cuando una partícula cargada eléctricamente se acelera -por ejemplo, un electrón- se produce luz -ondas electromagnéticas-. Cuando se acelera una masa también se produce una radiación: las ondas gravitacionales.

Las vibraciones causadas por sucesos cósmicos de enorme violencia, como explosiones estelares o choques de agujeros negros, son las únicas susceptibles de ser captadas por los astrónomos.

La existencia de estas ondas gravitacionales se desprende de la Teoría General de la Relatividad de Albert Einstein formulada hace un siglo, y fueron detectadas por primera vez el 14 de septiembre de 2015 por un equipo de científicos del LIGO.

LIGO son las siglas de un experimento internacional que desde 2004 buscaba detectar las ondas gravitacionales. Se compone de dos detectores idénticos y supersensibles, construidos en Estados Unidos -en Livingston (Louisiana) y Hanford (Washington)-, para detectar los pequeños movimientos del espacio-tiempo provocados por las ondas gravitacionales que llegan a la Tierra.

Premiados con el Princesa de Asturias de Investigación Científica y Técnica

Este premio Nobel no es el primer galardón que reciben estos tres físicos por sus estudios de las ondas gravitacionales. Este año, además, han sido reconocidos, junto al proyecto LIGO, con el Premio Princesa de Asturias de Investigación Científica y Técnica.

También el año pasado, la revista 'Science' consideró el descubrimiento de las ondas gravitacionales el descubrimiento del año.

Weiss, Thorne y Barsih trabajan en la Colaboración Científica LIGO y VIRGO, que une a los detectores del LIGO localizados en Livingston (Louisiana) y Hanford (Washington) y el detector franco-italiano VIRGO, localizado cerca de Pisa (Italia).

Rainer Weiss, que nació en Berlín en 1932, ejerce en el Instituto de Tecnológico de Massachusetts (MIT); mientras que Barry Barish, nacido en Omaha (Estados Unidos) en 1936, trabaja en el Instituto de Tecnología de California (Caltech) junto a su colega Kip S. Thorpe, nacido en Logan (Estados Unidos) en 1949.

En los últimos 25 años, el premio Nobel de Física ha sido compartido entre varios ganadores. El año pasado, la Real Academia Sueca de las Ciencias distinguió con el Nobel de Física a los británicos David Thouless, Duncan Haldane y Michael Kosterlitz, por descubrir estados poco usuales de la materia que abrieron la vía al desarrollo de materiales innovadores.

Los premios Nobel 2017

El premio Nobel de Física es el segundo que se anuncia este año después de que el lunes se concediera el galardón de Medicina a los estadounidenses Jeffrey Hall, Michael Rosbash y Michael Young por sus estudios del "reloj biológico".

Tras el anuncio de este martes, este miércoles se conocerá al ganador o ganadores del Nobel de Química, el jueves, el de Literatura; el viernes, el de la Paz; y el de Economía, el lunes siguiente.

Todos los premios se dan a conocer en Estocolmo, a excepción del de la Paz, que se falla y entrega en Oslo por deseo expreso del fundador de los premios, el magnate sueco Alfred Nobel (1833-1896), ya que Noruega formaba entonces parte del Reino de Suecia.

Los premios son entregados el 10 de diciembre, coincidiendo con el aniversario de la muerte de Nobel, en una doble ceremonia en el Konserthus de Estocolmo y en el Ayuntamiento de Oslo.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente