Enlaces accesibilidad

Referéndum en Cataluña

La Fiscalía ordena a los Mossos precintar los colegios electorales

  • También les ordena que se impida votar a cien metros de los centros de votación
  • La policía catalana teme que esta orden acarree problemas de orden público
  • El Conseller de Interior acusa a la Fiscalía de incentivar "actos violentos"

Por
La Fiscalía ordena a los Mossos precintar y tomar el control de los "puntos de votación" del 1-O

La Fiscalía Superior de Cataluña ha ordenado a los Mossos d'Esquadra precintar, antes del próximo sábado, las escuelas designadas como puntos de votación del referéndum de independencia del 1 de octubre e impedir que se pueda votar en la calle en un radio de 100 metros.

En una orden remitida este martes al mayor de los Mossos d'Esquadra, Josep Lluís Trapero, la Fiscalía pide a la policía catalana que garantice que no se pueda acceder a los locales que está previsto que acojan urnas y que se evite la constitución de mesas electorales mediante un "amplio dispositivo" policial.

De este modo, los Mossos deberán tomar el control de los colegios electorales desde el momento en que acaben las clases el próximo viernes hasta el domingo a las 21:00 horas, para impedir que haya un lugar físico al que acudir a votar en el referéndum ilegal.

La Fiscalía quiere que la policía autónoma se presente en los centros al finalizar el horario lectivo y tome el control de las instalaciones solicitando, incluso, la entrega de las llaves.

El ministerio público ha dado la orden una vez completada la lista de los centros que la Generalitat piensa habilitar. En caso de que los Mossos no puedan cumplir con este requerimiento, serán las policías locales las encargadas de garantizar ese control y sólo en último lugar actuarían la Guardia Civil y la Policía Nacional.

Por orden de la Fiscalía, los Mossos d'Esquadra deberán incautarse de los "efectos e instrumentos destinados a facilitar la votación, especialmente urnas, equipos informáticos, papeletas y documentación o propaganda electoral" y dar cuenta al ministerio público de las incidencias que registren. También pide que se le comunique si hay intentos de romper los precintos y acceder a los locales.

Asimismo, antes de las 9:00 horas del 1 de octubre, debe dar cuenta de los puntos de votación que ya han cerrado y de aquellos que hayan sido ocupados por personas con intención de votar.

Identificar a los responsables de los centros

Paralelamente, los Mossos d'Esquadra han empezado a acudir este martes a las escuelas de Cataluña que está previsto que acojan urnas para el 1-O, con el propósito de identificar e interrogar como testigos a los responsables de esos centros, cumpliendo así instrucciones dadas por el fiscal superior de Cataluña, José María Romero de Tejada, al mayor de los Mossos [Quién es quién en el referéndum].

Los Mossos les pedirán, según estas instrucciones de la Fiscalía, que entreguen la documentación de que dispongan sobre la convocatoria del referéndum y, en caso de que tengan algún material electoral, como papeletas, urnas, listados de votantes y ordenadores, tendrán que intervenirlo.

Los Mossos temen posibles problemas de orden público

Sin embargo, los Mossos reciben con preocupación esta instrucción de la Fiscalía de precintar las escuelas, porque consideran que podría acarrear problemas graves de orden público.

Los máximos mandos de los Mossos d'Esquadra se han reunido esta tarde para analizar, y según informa Efe citando a fuentes de la cúpula del cuerpo, los mandos han expresado dicha preocupación, porque entienden que se les puede estar empujando a ser partícipes de un grave problema de orden público, y han apuntado que la instrucción de la Fiscalía podría terminar acarreando daños más importantes de los que se pretenden evitar.

Más allá ha ido el conseller de Interior, Joaquim Forn, que ha acusado a la Fiscalía de "operar como policía" y de incentivar con su instrucción que se produzcan "actos violentos", según ha dicho en un acto de campaña del PDeCAT en Banyoles (Girona) a favor del referéndum.

El conseller de Interior también ha considerado que "la Fiscalía está tomando unas atribuciones que no le corresponden, unas atribuciones que van más allá de las que le atribuye la ley", "operando como policía, dirigiendo también a las policías judiciales", y ha puesto en duda la posibilidad de que se puedan precintar los colegios electorales "por la voluntad de la Fiscalía, sin una orden judicial".

El mayor de los Mossos tiene previsto participar el miércoles en una nueva reunión convocada por la Fiscalía Superior de Cataluña junto a los mandos de la Policía Nacional y la Guardia Civil, en el marco del operativo para impedir la celebración del referéndum del 1-O.

Noticias

anterior siguiente