Enlaces accesibilidad

La Comisión Europea prevé crecimiento en todos los países de la UE por primera vez desde el inicio de la crisis

  • Moscovici prevé que la zona euro crezca un 1,6% en 2017, y 1,7% en 2018
  • Alerta de la "alta incertidumbre" de sus previsiones, por EE.UU. y el Brexit
  • Espera que el paro caiga del 8,5% en 2016 al 8,1% en 2017 y al 7,8% en 2018

Enlaces relacionados

Por
El presidente de la Comisión Europea, Jean Claude Juncker
El presidente de la Comisión Europea, Jean Claude Juncker noticias

La Comisión Europea (CE) prevé que todas las economías de la Unión crezcan en 2017 y 2018 por primera vez en cerca de una década, aunque alerta de la "alta incertidumbre" de sus previsiones, que vincula al nuevo Gobierno estadounidense, a las próximas elecciones en distintos países europeos y al Brexit.

"Se espera que incluso los Estados miembros más golpeados por la recesión hayan vuelto a la senda de crecimiento el pasado año. No obstante, los efectos de la apreciación del dólar estadounidense y el incremento de los tipos de interés a largo plazo podrían ampliar las diferencias entre las tasas de crecimiento de los distintos Estados miembros", señala el informe de proyecciones de invierno, subtitulado Navegando por aguas turbulentas.

De momento, Bruselas revisa ligeramente al alza el avance del PIB en la eurozona para este año y el siguiente frente a las previsiones de otoño (1,6% en 2017 y 1,8% en 2018, ante el 1,5 y 1,7%, respectivamente), mientras que para la UE augura un aumento del 1,8% en los dos años (frente al 1,6% y 1,8%).

La Comisión prevé que el consumo privado siga como motor principal de crecimiento, apuntalado por las mejoras en el empleo y el incremento de los salarios.

El comisario de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici, afirma que la Unión Europea mostró su resilencia frente a los desafíos globales el pasado año y se ha felicitado de haber mantenido un crecimiento y creación de empleo constantes. "Hemos de velar porque la recuperación se deje sentir en todos los rincones de la zona euro y en todos los segmentos de la sociedad", ha dicho.

Aumento de la inflación en la zona euro

La CE prevé un aumento de la inflación en la zona euro, que pasaría del 0,2% en 2016 al 1,7% en 2017 y el 1,4% en 2018. En la UE, se espera que la inflación crezca del 0,3% en 2016 al 1,8% en 2017 y el 1,7% en 2018.

Además, según el Ejecutivo comunitario, la mejora del empleo ayudará a disminuir el paro, para el que se prevé una caída de la tasa en la eurozona del 10,0% en 2016 al 9,6% este año y al 9,1% en 2018.

En toda la UE, se espera que el paro caiga del 8,5% en 2016 al 8,1% en 2017 y al 7,8% en 2018, lo que supone los niveles más bajos desde 2009, pese a mantenerse por encima de los niveles previos a la crisis.

Por último, Bruselas espera que el déficit público en la eurozona baje del 1,7% del PIB el pasado año al 1,4% en 2017 y 2018.

España será el único país de la zona euro que cierre 2016 con un déficit por encima del 3%, después de la revisión conocida este lunes que eleva cuatro décimas por encima del pacto con el Gobierno español.

Moscovici viaja a Grecia este miércoles

En cuanto a otro paíes de la Unión, el comisario de Asuntos Económicos ha anunciado que viajará este miércoles a Atenas para avanzar hacia el cierre de la segunda revisión del rescate heleno.

Moscovici destacó que, según las cifras de Bruselas, Grecia ha "sobrepasado" los objetivos fiscales fijados dentro de su programa de asistencia financiera, y que para 2016 la CE prevé que este país consiga un superávit primario del 2% de su producto interior bruto (PIB) comparado con el objetivo fijado en el 0,5 %.

El comisario francés ha valorado también las incertidumbres de las próximas elecciones en diferentes países europeos. A preguntas de los periodistas, ha respondido que la salida de la Unión Europea de su país, con un triunfo del Frente Nacional de Marine Le Pen, signficaría el fin del proyecto europeo que nació por la conexión de Alemania y Francia. Asegura que el resto de los candidatos nada tiene que ver con el proyecto nacionalista. Sería "una tragedia para nosotros (la UE) y una catástrofe para Francia", ha concluido el político socialista.

En el entorno comunitario, Bruselas destaca la incertidumbre que supone la salida del Reino Unido de la Unión Europea y  la linea que definitivamente marque el gobierno de Donald Trump, en cuanto a su deriva proteccionista pero sobre todo por la adopión de estímulos presupuestarios: "El balance de los riesgos se sigue inclinando a la baja, aunque han aumentado los riesgos en ambos sentidos", concluye.

Por último, la Comisión también prevé que la consolidación de los mercados emergentes pueda reactivar las maltrechas exportaciones europeas de bienes y servicios.

Noticias

anterior siguiente