Anterior El papa crea cardenal al arzobispo de Barcelona, Juan José Omella Siguiente El World Pride llega con huelga en el Metro y restricciones de tráfico: cómo moverse por Madrid Arriba Ir arriba
Ana Belén recibe el Goya de Honor 2017
Premios Goya 2017

Ana Belén, premio Goya de Honor 2017: "La situación laboral de las mujeres en el cine es pavorosa"

|

Visiblemente emocionada y "absorta" tras una intensa ovación, Ana Belén ha recibido el Goya de Honor en un discurso en el que ha aprovechado para reivindicar la figura de la mujer en el cine.

"¿Por qué cuesta tanto que a las mujeres se nos reconozca como a los hombres?", ha criticado la actriz cuya carrera se ha reconocido en estos premios Goya 2017.

Ana Belén, que ha repasado su carrera a modo de cuento, ha asegurado haberse sentido "muy feliz" con el cine, y "espero seguir siéndolo. En España se hace buen cine, así se ha reconocido en todo el mundo".

La anécdota divertida la ha puesto Rodrigo Sorogoyen. Cuando la actriz ha interrumpido su discurso para pedir un vaso de agua, el director se ha levantado y le ha acercado su botella de agua.

Revindicación de la mujer en el cine

En su discurso de agradecimiento, Ana Belén ha expresado su agradecimiento a todos los directores que le enseñaron las cosas buenas, "pero también lo que no se debe hacer".

"Lo que no entiendo es que después de tanto luchar por las libertades y por la dignificación de esta profesión, se sigan dando tantos pasos atrás", ha lamentado la actriz.

A sus 65 años y después de más de 40 películas y más de 30 obras de teatro, ha reconocido que la situación "es mejor que hace 50 años, pero se me escapa por qué sigue habiendo menos mujeres que hombres en el cine".

"Si no fuese porque hacen falta mujeres para interpretar mujeres, ni siquiera estaríamos las que estamos", ha insistido Ana Belén, que aunque ha aceptado que ha habido incorporaciones en los últimos años, "sigue estando muy por debajo de lo deseable".

"Esta profesión me ayudó a entender la vida"

"Esta profesión no solo sirve para distraer, divertir, emocionar. Sino también para hacer preguntas de las que no se tienen las respuestas", ha asegurado Ana Belén, que ha añadido que fue mediante gracias el cine le hizo ser más tolerante. "Meterme en la piel de otros me ayudó a comprender mejor a los demás".

Después de haber resumido su carrera en el cuento de una niña que nació en Madrid, actuó en películas y grabó discos, Ana Belén se ha explayado recordando a todas las personas que le han ayudado e influido a lo largo de su carrera. Desde doña Paquita, "la profesora que me animó a inscribirme en un programa radiofónico", hasta su compañero Víctor Manuel. "Porque consigue que las cosas sean siempre fáciles y sin él la vida hubiese sido muy diferente e infinitamente peor", ha expresado con un nudo en la garganta.

A lo largo del recorrido ha destacado también a otros como Mario Camus, Vicente Aranda, Fernando Trueba o Pilar Miró, pero ha puesto especial énfasis en Miguel Narros, el director que, cuando su incipiente carrera empezaba a apagarse, le preguntó: "¿Tú quieres ser actriz de verdad? Para eso hay que estudiar"

"Él se convirtió en el guía que me enseñó los distintos métodos de interpretación, y a estar con los ojos muy abiertos para trabajar con las emociones y la verdad", ha explicado la actriz, que ha concluido su alabanza a la profesión cinematográfica asegurando que "no se merece tanto desprecio de sus gobernantes".

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente