Enlaces accesibilidad

Más del 70% del mayor arrecife de coral de Japón murió en 2016

  • Está situado frente a la isla de Ishigaki, en el archipiélago de Okinawa
  • Sus aguas registraron una media de dos grados superiores a lo habitual

Por
El arrecife japonés está considerado uno de los más antiguos y de mayor extensión del hemisferio norte.
El arrecife japonés está considerado uno de los más antiguos y de mayor extensión del hemisferio norte. THINKSTOCK

Más del 70 % del mayor arrecife de coral de Japón, situado en el sudeste del archipiélago, murió en 2016 a causa del incremento en la temperatura de las aguas, revela un estudio del Ministerio nipón de Medio Ambiente.

Las aguas marinas alrededor del arrecife, situado frente a la isla de Ishigaki en el archipiélago de Okinawa, registraron el verano pasado una media de dos grados superiores a lo habitual, causando el blanqueo de los corales, se indica en el texto difundido por la cadena de radiotelevisión pública NHK.

El departamento nipón de Medio Ambiente examinó entre noviembre y diciembre el arrecife, que cuenta con más de 70 especies de corales y está considerado uno de los más antiguos y de mayor extensión del hemisferio norte.

La evaluación ha determinado que el 70,1% de los corales han muerto por el blanqueo. La cifra supone un notable aumento con respecto a lo registrado en los meses de septiembre y octubre, cuando se constató que el 97% de los corales habían sufrido blanqueo y el 56% habían sucumbido.

El ministerio nipón ha indicado que las temperaturas marinas en la zona han bajado desde que comenzó el otoño y que algunos corales se han recuperado, pero advirtió de que más podrían morir y que no está claro si el arrecife se recuperará.

Fenómeno de El Niño

El fenómeno meteorológico de El Niño, que causa el aumento de las temperaturas de la superficie del mar, contribuyó al blanqueo de los corales en todo el mundo en 2016, entre ellos algunos de los mayores arrecifes protegidos de Australia, Tailandia o Maldivas.

El blanqueo de los corales ocurre cuando éstos se enfrentan a cambios extremos y constantes de temperatura, luz y nutrientes. Este proceso pone en riesgo la abundancia de las especies pesqueras que dependen de los arrecifes para su cobijo y alimentación.

En el Índico y el Pacífico, si la emisión de gases de efecto invernadero continúa al nivel actual, las reservas pesqueras podrían disminuir entre un 10% y un 30% en 2050 con respecto al periodo 1970-2000, según datos de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN).

Noticias

anterior siguiente