Anterior El Tribunal Administrativo del Deporte abre expediente a Villar por unanimidad Siguiente Puigdemont: "Si el Tribunal Constitucional me suspende de mis funciones, no lo aceptaré" Arriba Ir arriba
La corbeta rusa Zeleny Dol a su paso por el Bósforo en Estambul, Turquía, camino del Mediterráneo oriental, el 5 de octubre de 2016. REUTERS/Murad Sezer
La corbeta rusa Zeleny Dol a su paso por el Bósforo en Estambul, Turquía, camino del Mediterráneo oriental. REUTERS/Murad Sezer REUTERS/Murad Sezer

Rusia refuerza posiciones en Siria con un despliegue de su Armada

  • Envía dos corbetas con misiles de largo alcance

  • El portaaviones Almirante Kuznetsov también llegará al Mediterráneo oriental

  • El martes anunció el despliegue de misiles antiaéreos

|

Rusia ha reforzado su presencia en Siria con una ampliación de su fuerza naval, que se suma al despliegue de misiles antiaéreos anunciado este martes.

La marina rusa ha enviado a su flotilla desplegada en el Mediterráneo dos corbetas equipadas con misiles de largo alcance Kalibr, según ha anunciado el Ministerio de Defensa ruso. La Serpujov y la Zelioni Dol pertenecen a la Flota del mar Negro, con sede en el puerto de Sebastopol (Crimea).

"Tienen una mayor capacidad de desplazamiento náutico y, además de los medios de defensa, están equipados con los novísimos misiles de largo alcance Kalibr-NK", ha explicado un portavoz militar, citado por Efe.

A mediados de agosto esos dos buques de artillería ligera ya lanzaron desde el Mediterráneo Oriental varios misiles de crucero contra las posiciones del Frente al Nusra, filial de Al Qaeda en Siria.

Portaaviones en el Mediterráneo

Además, el único portaaviones ruso, el Almirante Kuznetsov, buque insignia de la Armada, partirá a mediados de octubre rumbo al Mediterráneo oriental.

Recientemente, se sumó de manera permanente a la flota rusa en la zona la nueva fragata Almirante Grigórovich, también equipada con misiles Kalibr.

Este despliege naval se suma al anuncio este martes de la instalación de una una batería de misiles antiaéreos S-300 para defender la base naval de Tartus, en la costa siria, la única que tiene Rusia en el Mediterráneo.

EEUU ha mostrado su preocupación por este hecho, ya que los yihadistas sirios, a los que supone que combate Rusia, carecen de aviación.

EEUU ha roto su coordinación con Rusia en Siria por la campaña de la aviación rusa y el régimen de Asad contra la ciudad de Alepo. Moscú por su parte ha acusado a Washington de aliarse con el Frente al Nusra.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente