Anterior Detenido en Torrevieja un hombre de cuarenta y cinco años por grabar a una menor en unos probadores Siguiente París vive otro nuevo episodio de la era Chris Froome Arriba Ir arriba
Rossy de Palma, la estrella de la Navidad de Andrés Sardá. EFE
Madrid Fashion Week

Andrés Sardá abre la pasarela Cibeles con Rossy de Palma

|

Teatral y divertida. Rossy de Palma ha levantado el telón en la Pasarela Cibeles –rebautizada como Mercedes Benz Fashion Week- de la mano de la casa Andrés Sardá que recorrido las cuatro estaciones del año para mostrar sus colecciones de baño y lencería.

El despertar del año se decora con una eclosión de colores, flores y bordados de cristal aportan luminosidad y alegría a las prendas para el baño que poco a poco se van sofisticando con tejidos de rejilla y estampados de rayas, los mismos de las sombrillas que decoran la playa.

 La primavera de Andrés Sardá. EFE

Con la caída de las hojas los árboles se desnudan y las modelos lucen la línea de lencería que lleva detalles más orgánicos y tonos verdosos, rosas vintage y juegos de blanco y negro. Destacan las joyas en cobre de Marc Enrich que serpentean abrazando el cuerpo de la mujer.

 Andrés Sardá explora la feminidad al compás de la estaciones del año. EFE

Es un canto a la feminidad en todas sus expresiones y un repaso, sin querer, a la historia de la moda, con guiños a distintas épocas que siguen siendo fuente de inspiración. De ahí los contrastes de color, de textura y de silueta, enriqueciendo la colección.

Una colección que propone prendas de una delicadeza emotiva y otras que tienen un exagerado patrón, jugando con los volúmenes de forma caprichosa, a veces circense. El escenario ideal para el carácter extrovertido de Rossy de Palma

Cada temporada intentamos dar un paso más, y hacer algo diferente. El año pasado tuvimos a Bibiana Fernández y ahora a Rossy, que es como de la familia”, dice Nuria Sardá que lleva el timón de la firma desde 1995.

El invierno aleja su carácter frío y distante y se centra en el tono festivo de la Navidad y se aprovecha para presentar "prendas más lúdicas, como los tops de tiras de cristal o flecos".

Es el momento del disfrute, de la celebración.Las modelos se convierten en regalos, adornadas con enormes lazos en tonos rojizos, como las poinsettias, el fruto del acebo y las bolas del árbol.

 La navidad de Andrés Sardá envuelven en glamour a las modelos. EFE

A ellos, el regalo, les llegó en 2015, cuando se les concedió el Premio Nacional de Moda por toda su trayectoria. El señor Andrés Sardá comenzó a trabajar con la moda íntima en 1962 y tres años después ya vendía en Francia. En 1970 se lanzaron al agua apostando por la moda de baño y el resto es historia.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente