Anterior La tasa de paro juvenil bajó del 40% en el segundo trimestre por primera vez desde finales de 2009 Siguiente Mireia Belmonte completa la triple corona con su oro mundial en 200 mariposa Arriba Ir arriba
Más de un centenar de inmigrantes entran a Melilla tras lograr saltar valla

Más de un centenar de inmigrantes entran en Melilla en un salto masivo a la valla desde Marruecos

  • Dos de los inmigrantes subsaharianos han resultado heridos

  • El salto a la valla se produjo a las 14:00, durante el relevo de la seguridad

|

Más de cien inmigrantes de origen subsahariano han accedido este domingo a Melilla saltando la doble valla que separa la ciudad española de Marruecos, y al menos dos de ellos se encontraban heridos, uno sangrando de la cabeza y otro que tuvo que ser llevado en volandas por otros cuatro de sus compañeros.

Según han informado fuentes de la Delegación del Gobierno, este nuevo intento de salto a la valla se ha producido sobre las 14:00, hora del relevo de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, en la zona del perímetro fronterizo cercano a la Vaguada Linares y el Río Nano, justo el punto donde tuvo lugar el anterior el pasado 30 de agosto.

La institución apunta que ha sido "un salto masivo coordinado" en cuatro puntos de la valla, una estrategia que utilizan habitualmente los inmigrantes en sus intentos de entrada para tratar de burlar el fuerte dispositivo de seguridad habilitado en ambos lados de la frontera.

Los inmigrantes se están dirigiendo a la carrera hasta el Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes, donde son recibidos al grito de 'bossa, bossa' por sus compatriotas, grito con el que expresan su alegría por haber logrado entrar en la ciudad española después de meses en los bosques marroquíes aguardando esta oportunidad.

La avalancha ha sido protagonizada por unos 500 inmigrantes por la zona de Mariguari, divididos en dos grupos para intentar sortear la vigilancia, tanto de las fuerzas marroquíes como españolas, y la doble alambrada de seis metros de altura cada una, pero muchos de ellos han sido rechazados y no han podido lograr su sueño.

Algunos llevaban en las manos garfios artesanales y zapatillas con tornillos implantados en sus suelas, con los que se han ayudado para sortear la alambrada y la malla "antitrepa" con la que fue reforzada a finales de 2014.

En cambio, varias decenas han conseguido su propósito pero aún no se han contabilizado el número exacto que han podido llegar al CETI, dado que aún sigue el goteo de subsaharianos que corren hacia este centro dependiente del Ministerio de Empleo.

En su camino, melillenses les han facilitado botellas de agua para beber y les indicaban el camino para llegar CETI.

Éste es el tercer salto a la valla que se ha registrado en Melilla en 15 días, después del que hubo el 20 de agosto, en el que 150 inmigrantes trataron de entrar por la zona de la depuradora y 40 lograron acceder a la ciudad, y el que se produjo el 30 de agosto, por un grupo de 50 del que finalmente consiguieron su objetivo 10 por el Río Nano.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente