Enlaces accesibilidad

Los griegos deben a Hacienda la mitad de su PIB, 95.000 millones de euros

  • Las deudas morosas de los griegos superarán este año esa cifra
  • El fisco heleno afirma que solo son recuperables 15.000 millones

Por
Manifestantes antigubernamentales enarbolan una bandera de Grecia
Manifestantes antigubernamentales enarbolan una bandera de Grecia. EFE YANNIS KOLESIDIS

En Grecia, Hacienda cierra este viernes el plazo para presentar la declaración de la renta 2016 al tiempo que calcula que las deudas morosas de los contribuyentes superarán este año los 95.000 millones de euros, equivalente a alrededor de la mitad del Producto Interior Bruto (PIB) del país.

Dichas deudas en el pago de impuestos se incrementan a un ritmo de 1.000 millones de euros al mes en los últimos cuatro años y se espera que sobrepasen esa cifra si la tendencia no cambia.

De esta cantidad los expertos del ministerio de Finanzas estiman que apenas 15.000 millones son recuperables, pues el resto son deudas de empresas que ya se declararon en quiebra, muchas de ellas antes del estallido de la crisis griega.

La principal razón de este "agujero" en las cuentas públicas es el incremento brutal de los impuestos, directos e indirectos, durante los seis años de la crisis, en los que el Grecia perdió el 25% de su PIB, lo que junto al aumento exponencial del desempleo y la reducción de salarios y pensiones dejaron a muchos sin posibilidad de pagar.

Dos de cada tres contribuyentes tienen deudas con el fisco

Más de cuatro millones de contribuyentes -dos tercios de los que deben realizar declaración de ingresos- tienen deudas en mora con Hacienda, aunque en su inmensa mayoría por debajo de los 5.000 euros por persona, según el ministerio de Finanzas.

"Desde 2013 debo pagar cada año entre un 65% y un 70% de mis ingresos en impuestos y cotizaciones a la seguridad social", se queja Kyriakos, traductor autónomo de 55 años. Lamenta que mientras sus ingresos alcanzan apenas un tercio de lo que cobraba en 2009, paga, en términos absolutos, más impuestos que entonces.

"He gastado todos mis ahorros estos años en pagar mis impuestos. Me pregunto hasta cuando podré aguantar", recalca Kyriakos. Además en el año 2013 se introdujo el pago anticipado de impuestos en base a una estimación de ingresos del año en curso, que ahora se eleva al 75% del impuesto sobre la renta, y que a partir de 2017 alcanzará el 100%. Es decir que en este ejercicio Kyriakos pagará impuestos por lo ganado en 2015 y por lo que se supone que ganará hasta fin de año.

De la evasión fiscal a la economía sumergida

"El problema de Hacienda ha dejado de ser la evasión fiscal; el problema mayor ahora es la imposibilidad de que los contribuyentes paguen sus impuestos", destacó a Efe Eleni, funcionaria recientemente jubilada que trabajó 33 años en Hacienda, los últimos como directora de oficina en una isla del mar Egeo.

Eleni explica que la mayoría de los contribuyentes que deben hasta 10.000 euros son gente que en el pasado pagaban sistemáticamente sus impuestos y que ahora no tienen dinero para hacerlo. "Hasta 2010 el problema mayor era la evasión fiscal de autónomos y de pymes con ingresos medios y altos. Este tipo de evasión fiscal se redujo sensiblemente en los últimos años", aseguró Eleni.

La funcionaria retirada aseguró que "el incremento sin mesura de los impuestos en los seis años de la crisis obliga a mucha gente a aceptar trabajar sin declarar para sobrevivir, lo que resulta un nuevo tipo de evasión fiscal, inexistente en el pasado".

Un reciente informe presentado por el ministerio de Trabajo y avalado por patronal y sindicatos reveló que un cuarto del trabajo remunerado en Grecia no es declarado a las autoridades fiscales. Eleni no cree que haya remedio para el tema de las deudas "si el país no retoma el crecimiento y si no se reducen los impuestos a un nivel que los contribuyentes puedan pagar".

Pago en plazos

El año pasado el Gobierno griego, en plena negociación con los acreedores del país, aprobó una ley que permitía a los morosos con Hacienda el abono de sus deudas en hasta 100 plazos. El objetivo de dicha ley era permitir a los más de tres millones de contribuyentes con deudas con Hacienda hasta 5.000 euros regularizar su situación y al Estado recaudar unos 9.000 millones de euros.

La ley, considerada demasiado generosa por los representantes de los acreedores de Grecia, impusieron al Gobierno, dentro del acuerdo para el tercer rescate, una serie de modificaciones. Como consecuencia de estos cambios miles de beneficiarios de la devolución de sus deudas en 100 plazos perdieron esta posibilidad y sus deudas quedaron de nuevo en mora.

Noticias

anterior siguiente