Enlaces accesibilidad

Brexit

Los británicos residentes en España, preocupados por la sanidad: "Si hace falta saco la nacionalidad española"

  • "Los que llevan mucho tiempo aquí se plantean cambiar de nacionalidad"
  • "Los negocios están que no saben por donde tirar", reconoce un joven británico
  • 253.928 británicos están empadronados en España, según el INE de enero
  • Los alumnos no se quedarán sin el programa Erasmus por salir de la UE

Por
Una británica residente en Alicante: "Si hace falta sacarme la nacionalidad, lo hago"

La sorpresa tras el resultado favorable al 'Brexit' en Reino Unido y la incertidumbre ante sus consecuencias ha provocado que los ciudadanos británicos residentes en España se planteen solicitar la nacionalidad española y algunos ya han expresado su deseo de cambiarla ante el triunfo del 'sí' a la salida de su país de la Unión Europea.

Ese es el caso de Laura Jane, británica residente en Orihuela, en Alicante, entrevistada en Los Desayunos de TVE, quien expresa su incertidumbre por el acceso a la sanidad. "Haría todo lo posible para quedarme en España, porque Inglaterra es mi país, pero España es mi hogar y si hace falta sacar la nacionalidad española lo hago", afirma.

Otro residente británico, Scott Squire, comparte la preocupación de esta joven por la salida del Reino Unido de la UE, es propietario de un negocio dirigido a los británicos residentes en España y el resultado del referéndum ha sembrado de interrogantes su futuro.

"Los negocios están que no saben por donde tirar", reconoce, espera que el Gobierno británico piense en "aquellos que viven fuera" y vaticina que el Brexit puede hacer que "muchos ciudadanos" descontentos con el Reino Unido "aceleren su marcha" del país.

"Los que llevan muchos años expresan su deseo de cambiar de nacionalidad"

Mientras, en Mijas, municipio de la Costa del Sol en el que residen unos 10.000 británicos, aquellos que llevan "muchos años" viviendo allí "expresan su deseo de cambiar de nacionalidad", según explica a Efe la coordinadora del Departamento para Extranjeros de Mijas, Ana Skou. El sentimiento general en las redes sociales es "de mucha tristeza", ha asegurado.

"Me he llevado una sorpresa, no me lo puedo creer", ha afirmado el presidente del Club de los Leones de la Cala de Mijas (Málaga), Tony Bellamy, jubilado que lleva diecisiete años en España que teme por los efectos que la salida del Reino Unido de la UE tenga para sus compatriotas en España en áreas como la asistencia sanitaria.

Bellamy ha manifestado su tristeza por la "mala noticia" y ha advertido también de las consecuencias negativas para el turismo británico en la Costa del Sol, "ya que si la libra cae respecto al euro será muy caro venir a España".

"Estoy muy triste, no sé qué va a pasar", ha manifestado el portavoz de la asociación escocesa Amigos de Nessie de Torremolinos" (Málaga), Ian Scorgie, jubilado de 73 años que vive desde hace casi una década con su esposa en el municipio malagueño de Torremolinos y que desea mejorar un español que apenas habla.

Decepción de los contrarios al 'Brexit'

Scorgie, que votó por correo hace dos semanas a favor de la permanencia en la Unión Europea, se siente infeliz y cree que el de hoy "es un mal día en la historia de Reino Unido". "No sabemos qué va a pasar, mi pensión será menor si la libra se devalúa y tendré menos dinero para mí y mi esposa", ha lamentado este británico de Escocia, donde la mayoría del voto fue en contra del 'Brexit'.

La preocupación también está presente en el ánimo de la directora de una academia de inglés de Torremolinos, en Málaga, Debbie Shaw, de 40 años y madre de dos hijas, quien ha declarado que su sentimiento es de "tristeza y 'shock' total" ante el resultado de la consulta.

Los padres de Shaw, que viven en Yorkshire, en el norte de Reino Unido, y votaron a favor de la permanencia en la Unión Europea, están de visita unos días en España para ver a sus nietas y se han levantado esta mañana "asustados" por una noticia "que no pueden entender", ha dicho.

Mis padres no quieren tener que pedir una visa para venir a ver a sus nietas

"Mis padres no quieren tener que pedir una visa para venir a ver a sus nietas", ha asegurado Shaw, que ha lamentado que en adelante cuando viaje a Reino Unido con sus hijas no podrá usar la tarjeta sanitaria europea y quizá tenga que contratar un seguro privado.

Otro vecino británico de Torremolinos, Justin Welch, de 36 años, ha considerado una "gran incógnita" los derechos que tendrán a partir de ahora y ha deseado que "la moneda no se devalúe mucho porque eso sí que puede afectar a todo".

En lo que se refiere a la Educación, los alumnos británicos podrán seguir participando en el programa Erasmus en España y en otros países de la UE pese al triunfo del 'Brexit' en el referéndum, según ha explicado a Servimedia Carlos Martín, portavoz de la representación de la Comisión Europea en España.

"Ahora mismo se abren muchas incertidumbres", ha proseguido Carlos Martín, "puesto que habrá que negociar tratado por tratado las condiciones de salida", pero en principio formar parte de la UE no es "un requisito indispensable" para participar en el programa.

Un convenio bilateral, fórmula para garantizar la sanidad

Fuentes del Ministerio de Empleo y Seguridad Social recogidas por Efe, han explicado que un convenio bilateral con el Reino Unido será previsiblemente la fórmula que garantizará la asistencia sanitaria a los españoles que viven en ese país y a los ciudadanos británicos que residen en España en caso de producirse la salida de la Unión Europea (UE).

Según ha señalado el presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, el proceso de salida durará al menos dos años desde la notificación oficialMientras no se materialice el abandono del Reino Unido de la UE, se seguirá aplicando el reglamento comunitario, con lo que la asistencia sanitaria a los españoles en ese país y a los británicos en España "no corre peligro a corto ni medio plazo", han precisado las fuentes.

Durante esos dos años se podrá negociar un posible convenio bilateral, como ya ocurre con otros 23 países no comunitarios: Andorra, Argentina, Australia, Brasil, Cabo Verde, Canadá, Chile, Colombia, Corea, Ecuador, Estados Unidos, Filipinas, Japón, Marruecos, México, Paraguay, Perú, República Dominicana, Rusia, Túnez, Ucrania, Uruguay y Venezuela.

Se trata de convenios de seguridad social entre España y cada uno de esos estados, en los que está incluida la asistencia sanitaria aunque con unas características específicas en cada caso.

Según el Instituto Nacional de Estadística (INE), a fecha 1 de enero de 2016, 102.498 españoles viven en el Reino Unido y 253.928 británicos están empadronados en España, cuya asistencia sanitaria se verá de alguna manera afectada cuando el Reino Unido deje la UE.

Noticias

anterior siguiente