Enlaces accesibilidad

El BCE rebaja los tipos de interés al mínimo histórico del 0% y amplía el programa de compra de deuda

  • Eleva en 20.000 millones su compra mensual de bonos hasta los 80.000 millones
  • Anuncia que desde abril empezará a adquirir deuda de empresas
  • La facilidad de depósito, lo que cobra a la banca, pasa del -0,30% al -0,40%
  • Dará más liquidez a la banca mediante cuatro nuevas operaciones de financiación
  • Rebaja la previsión de crecimiento e inflación de la eurozona para los próximos años

Por
El BCE rebaja los tipos de interés al mínimo histórico del 0%

El BCE ha sacado la artillería pesada. El organismo ha rebajado los tipos de interés al mínimo histórico del 0%, ha ampliado su actual programa de compra de deuda (tanto en su cuantía -que pasará a ser de 80.000 millones al mes- como en los activos que va a adquirir), ha aprobado cobrar más a los bancos por guardar su dinero y ha decidido dar más liquidez a la banca, condicionada a que ésta preste más a la economía real.

El por qué de todas estas medidas se encuentra en las peores perspectivas de crecimiento y, sobre todo, de inflación en la eurozona para este año y el que viene. De hecho, el presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, ha señalado que las condiciones "han cambiado de forma considerable", causa por la que el organismo ha tenido que actuar, tal y como señaló en enero. Pero también ha dejado claro que el BCE "no se ha quedado sin munición".

En una decisión sin precedentes, desde el próximo 16 de marzo el dinero no tendrá precio (al menos para la banca). Los tipos de interés de referencia se quedan en el 0% (desde septiembre de 2014 se encontraban en el 0,05%). Pero, además, el Banco Central Europeo toca las otras dos tasas: la de depósito y la de crédito.

Así, desde la próxima semana, cobrará más a los bancos por guardar su dineroha reducido su tasa de interés de depósito, por la que remunera el dinero a los bancos, desde el -0,30% hasta el -0,40%, con el objetivo de impulsar el crédito, el consumo y la inversión en Europa. Y rebaja la facilidad marginal de crédito, por la que presta dinero a los bancos durante un día, hasta el 0,25%.

En la rueda de prensa, el presidente del BCE, Mario Draghi, ha asegurado que los tipos de interés seguirán en estos niveles "o incluso más bajos durante mucho tiempomucho más allá del horizonte de nuestras compras de activos", es decir, en marzo de 2017. "No anticipamos si será necesario volver a bajar los tipos en el futuro", ha subrayado Draghi, "pero las condiciones pueden cambiar".

Lo que sí que ha querido dejar claro el banquero italiano es que los tipos de interés negativos, que el BCE comenzó a aplicar en junio de 2014, "no han perjudicado la rentabilidad de los bancos".

Amplía el programa de compra de deuda

Además, el BCE ha decidido ampliar en 20.000 millones el volumen de sus compras mensuales. Así, desde el próximo mes de abril adquirirá 80.000 millones mediante su programa de compra de deuda que amplía a la emitida por empresas establecidas en la zona euro, pero nunca la de los bancos porque el BCE es su regulador.

De esta forma, el BCE multiplica el alcance de su programa de deuda (ahora podrá adquirir títulos que coticen hasta el -0,40%) por el que ya compraba (siempre con categoría de inversión) bonos soberanos en el mercado secundario, instrumentos de deuda emitidos por gobiernos regionales y corporaciones locales, cédulas hipotecarias y deuda corporativa.

Este programa seguirá hasta marzo de 2017 "o más allá si fuera necesario y, en cualquier caso, hasta que el Consejo de Gobierno vea un ritmo sostenido en la inflación". Además, Draghi ha indicado que la entidad ha modificado el límite del 33% para cada emisión, ampliándolo hasta el 50%.

A todo esto hay que sumar que el organismo dará más liquidez a la banca mediante cuatro nuevas operaciones de financiación (TLTRO II), unas subastas que comenzarán en junio de 2016 y que están ligadas a la concesión de crédito a la economía real.

En concreto habrá una subasta al trimestre, de tal forma que la última se celebrará en marzo de 2017, según ha explicado Draghi. El presidente del BCE ha señalado que son operaciones a 4 años "a un precio muy actractivo (dependerá del nivel de la facilidad de depósito, actualmente en el -0,40%) en un entorno de volatilidad".

Las dos operaciones restantes del programa TLTRO actual tendrán lugar en marzo y junio de 2016, como estaba previsto.

Draghi: "La recuperación económica seguirá de forma modesta"

El presidente del BCE, Mario Draghi, ha señalado que las medidas se han tomado por una mayoría "abrumadora" del Consejo de Gobierno, lo que sugiere que no ha habido unanimidad pese a que el presidente del Bundesbank, Jens Weidmann, no tenía voto en esta reunión por el sistema rotativo de votos.

En la rueda de prensa, Draghi ha explicado que las medidas han sido calibradas "para relajar más las condiciones de financiación, estimular nueva provisión de crédito, reforzar el ritmo de la recuperación económica de la zona euro y acelerar la vuelta de la inflación a niveles cercanos, pero por debajo, del 2%".

"Se está registrando un crecimiento más débil de lo esperado a principios de este año", ha señalado el banquero italiano, quien ha asegurado que "la recuperación económica seguirá de forma modesta". Además, ha alertado de que aún prevalecen riesgos a la baja, como la situación de los países emergentes y el "lento" ritmo de implantación de reformas  "que hay que acelerar en casi todos los países" del euro.

Draghi, quien ha subrayado la necesidad de cumplir con el Pacto de Estabilidad y Crecimiento, ha reiterado la importancia de que las autoridades de los países "contribuyan con políticas decisivas", en especial con las destinadas a elevar la productividad y mejorar las infraestructuras públicas. "Una aplicación ágil de las reformas llevará a un mayor crecimiento económico en la zona euro", ha afirmado.

Rebaja las previsiones de crecimiento y de inflación

El BCE ha revisado a la baja previsiones de crecimiento e inflación tanto para este año como para el que viene. Y ha publicado por primera vez sus estimaciones para 2018.

La entidad prevé ahora que la zona euro crezca en 2016 un 1,4% (tres décimas menos de lo pronosticado en diciembre); un 1,7% en 2017 (dos décimas menos); y un 1,8% en 2018.

Asimismo el BCE pronostica una inflación del 0,1% en 2016 (nueve décimas menos de lo previsto en diciembre); del 1,3% en 2017 (tres décimas menos); y del 1,6% en 2018.

Noticias

anterior siguiente