Anterior Pedro Sánchez reclama un PSOE más democrático y enfrentado al PP y urge a celebrar el congreso Siguiente Un atentado suicida deja al menos 15 muertos en Estambul Arriba Ir arriba
Comienza ARCO, la Feria Internacional de Arte Contemporáneo

Las tendencias de ARCO 2016: pinturas de gran formato y esculturas

  • La feria de arte celebra sus 35 años mirando a su pasado

  • Obras de consagrados y emergentes buscan compradores hasta el 28 de febrero

|

ARCO quiere celebrarse a sí misma. La feria internacional de arte contemporáneo cumple 35 años y mira a su pasado. A las 167 galerías seleccionadas, suma este año otras 33 galerías que han tenido alguna relación histórica con la feria para llegar a un total de 222. Del 24 al 28 de febrero abre sus puertas (miércoles y jueves para profesionales, viernes, sábado y domingo abierto al público previo pago de 40 euros).

ARCO no es una exposición, ni un museo. Es un mercado. Un mercado que ofrece una foto fija no de tendencias artísticas, sino de lo la compraventa de arte. Porque las ventas de ARCO suponen un 60% de las ventas totales que se realizan en España. Es el momento y el lugar.

“Desgraciadamente para el sistema, hoy en día se venden más en las ferias que en las galerías”, lamenta el director de ARCO, Carlos Urroz, que sostiene que las galerías escogen sus joyas para la feria. “ARCO supone filtros: elegimos las galerías y ellos eligen sus mejores piezas”.

¿Cuáles son las tendencias generales entre la obras en venta? "Creo que la escultura, una escultura que evoluciona y va más a los materiales, a los ensamblajes. Y también he visto mucha pintura de gran formato, que es interesante, porque indica una apuesta por el mercado tanto de artistas jóvenes como artistas consagrados", dice Urroz.

1. ¿Qué se vende?

En el encuentro entre la oferta y la demanda de ARCO el valor se define por la imaginación, autenticidad y escasez de las obras. Los tres parámetros para fijar un precio: Quién es el autor, dónde ha expuesto y qué galería lo vende.

Hay dos mercados en ARCO. Uno de artistas consagrados, ya sean de mediados de siglo XX o actuales. Yellow song, una escultura de bronce del artista neoexpresionista alemán Georg Baselitz (galería Thadeus Ropac) tiene un precio de venta de 1,5 millones de euros. A su lado, un cuadro de la figura del pop- art Robert Rauschenberg, parte de los 550.000 euros.

 'Yellow song', escultura de Georg Baselitz

La galería Leandro Navarro cuenta con un pequeñísimo Picasso (14 cm x 17,8) valorado en 550.000 euros. Está lejos de los 900.000 euros de su vecina, una obra de Joan Miró.

Es la parte de museo contemporáneo de ARCO. El otro mercado, el de artistas emergentes, es el más sujeto a la especulación. Los precios más asequibles pueden transformarse en pingües ganancias. Ahí entra el olfato de los compradores. Y donde surgen los ejemplos de los límites de valor y precio tan caros a los medios de comunicación.

Ejemplo 1.: Crumped and flatered, obra de Ignacio Uriarte. 120 folios perfectamente ordenados y arrugados. Precio: 4.000 euros.

 Crumped and flatered, obra de Ignacio Uriarte

Ejemplo 2. Orange blue sea, de la artista inglesa Ann Veronica Janssens. Una instalación de dos fuentes de luces que proyectan color sobre una pared. Precio: 45.000 euros.

 'Orange blue sea' (Ann Veronica Janssens)

¿Choca? Es otra paradoja del arte contemporáneo: relatar en un momento en el que ya no existen los grandes relatos.

2. ¿Quién compra?

Coleccionistas privados, fundaciones, empresas y museos. La compraventa de arte vive instalada en un boom. El arte es un bien de lujo que puede ser muy rentable.

La ceremonia tipo es la siguiente: una pareja coleccionista se interesa por una fotografía de gran formato. El galerista alaba sus cualidades estéticas, la combinación de colores que se aprecian de lejos y los detalles precisos de cerca. Los coleccionistas preguntan precio. Se intenta una primera contraoferta.

-“Nadie se desprende de las fotografías de este artista. Nadie las subasta”, argumenta el galerista para neutralizar el regateo.

El comprador insiste y el galerista elogia lo bien que encaja la obra en cualquier salón. –“No puedo bajar ni un euro”, se planta.

Para el director de ARCO, las expectativas de 2016 buenas. “Tenemos un grupo de coleccionistas muy grandes”, explica. “Han venido más de 3.200 coleccionistas privados, hay 100 personas de museos. Confiamos que eso es un valor seguro: es gente que viene a comprar”.Urroz coincide con muchos galeristas en que coleccionistas y empresas españolas que llevaban años sin comprar están regresando.

3. ¿Quién crea?

Un artista en ARCO, o es un rey, o es un marciano. Puede asumir, citando a Andy Warhol, que ‘el mejor arte es un buen negocio’, o puede vivir en la contradicción de que sus creaciones (tal vez críticas con la sociedad) son caprichos de las élites.

¿Es el artista contemporáneo un juguete del establishment? “No, el arte es algo muy precario y el artista es el último eslabón de la cadena”, afirma el joven artista Eduardo Hurtado. “Hay que separar lo que es arte y mercado, aunque es verdad que la difusión de tu trabajo depende de esto. Puedes plegarte mucho o no plegarte nunca”.

Dentro de esa ausencia de respuestas y de grandes relatos caben todas las posturas: desde la búsqueda de la fama y dinero a lo Jeff Koons o su rechazo total. Hurtado afirma que ARCO no es el lugar para una obra de arte, ya que se encuentra totalmente descontextualizada.

“No creo en el arte como espectáculo, en el arte como show, no creo en el la necesidad de polemizar, no creo en la necesidad de contar nada, tampoco en la necesidad de querer representar algo. Para poder comunicar lo que está pasando aquí hay que ponerle un nombre y eso genera muchísimos problemas”.

Quizá sirva como resumen del arte actual: una suma de negaciones. Con su precio.

RTVE en ARCO

Precisamente Eduardo Hurtado coordina un completo programa de acciones en el stand de RTVE. La corporación ha recibido el reconocimiento de la Fundación ARCO por su apoyo al arte contemporáneo con una Mención Especial “por su apoyo a ARCOmadrid en sus 35 ediciones y su labor de difusión del arte y la cultura”.

El proyecto 'RUIDO. NIEVE' de Eduardo Hurtado, en el que el artista transforma el stand de la Corporación en un espacio abierto de trabajo que pondrá en primer plano aquello que habitualmente está fuera de foco (el registro, la escenografía, el ensayo, el discurso audiovisual…). Una serie de actuaciones que activarán el espacio y sus elementos y que sincronizará las miradas de quiénes actúan, quiénes observan y aquellos que se quedan detrás. Una reflexión que dará paso al video promocional de RTVE 'Espacio y Arte'.

Además, Metrópolis dedicará el domingo 28 en La 2 un especial a 'ARCO AÑO 35. MADRID', uno de los proyectos con los que la feria celebra su 35 aniversario.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente