Anterior El Leganés contiene al Atlético y apunta a revelación Siguiente Rajoy y Rivera mantienen una reunión para desatascar un acuerdo aún no cerrado Arriba Ir arriba
Vincent Lindon: "Cansa mucho ser alguien decente, por eso hay tan pocos"

Vincent Lindon: "Cansa mucho ser alguien decente, por eso hay tan pocos"

  • El actor encarna a un parado de larga duración en La ley del mercado

  • Obtuvo el premio de mejor interpretación masculina en el Festival de Cannes

  • RTVE.es entrevista al actor y al director Stéphane Brizé

|

«Es la primera vez que consigo un premio en mi vida». Así de emocionado se mostraba el actor Vincent Lindon cuando en el pasado Festival de Cannes fue galardonado con el premio a la mejor interpretación masculina. Tras tres décadas en primera línea del cine francés, el momento de los reconocimientos ha llegado para el intérprete de 56 años. La película responsable, La ley del mercado, se estrena esta semana es Espalña.

Vincent Lindon interpreta a un parado de larga duración que sufre la humillación diaria de tener que pasar por los aros del sistema: mostrase sumiso en las entrevistas de trabajo y estirar su ética bajo las presiones de sus superiores. Lindon, hijo de la alta burguesía francesa, ha enfocado su carrera hacia películas de alto contenido social, en las que encarna un prototipo de francés de clase media.

“En la película hay dos historias: una historia cívica, social, que habla del paro, de la dificultad de encontrar trabajo, del mundo cotidiano, de la precariedad, de la gigantesca distancia que crece entre ricos y pobres”, explica el actor, en una entrevista para RTVE.es

La ley del mercado se sitúa entre la denuncia de la explotación del hombre por el hombre del cine de Laurent Cantet y el desasosegante humanismo de los hermanos Dardenne. “No me parece especialmente pesimista”, aclara el director, Stéphane Brizé “Me parece una película que mira al mundo de frente y si es dura es porque el mundo es duro. De momento, el mundo no va muy bien. ¿Puede mejorar? Fundamentalmente creo que cada ser humano puede ser más grande que el sistema que crea la represión”.

Brizé toma distancia para filmar a Lindon (“prefiero no mostrarlo todo para que el espectador vea algo y el resto quede a la imaginación”, asegura) y el actor encuentra su espacio para retratar el cansancio de un hombre que se ha cansado de luchar.

“Hay un hombre que, simplemente, está cansado. Porque cuando intentas mantenerte recto en la proa del barco y comunicar valor a los demás, cansa”, analiza el actor “Y es cansado vivir con una mujer con la que llevas 20 años y no salir adelante, ocuparte además de un niño cómo se ocupan ellos, quedarte en casa cuando no tienes trabajo, vestirte, asearte y preocuparte de que haya algo en el día y no quedarse en la cama o sentado delante de la tv. Cansa mucho ser alguien decente, por eso hay tan pocos”.

El director, autor del guion, se sorprende del éxito y la atención que genera su obra. “Basta con encender la tele, las 24 horas nos enseña que el mundo va mal. Nos enchufan cifras y cifras y sabemos que el paro es horrible: En Francia se ha habló increíblemente bien de la película, y eso me hace pensar qué queda de las noticias en la gente y por qué una película de este tema empieza a tener espacio enorme en los medios y los debates”.

Aunque aclara que no está interesado en formular ideas, sino en mostrar preguntas. “¿Qué se hace cuando se está en una situación insoportable como la del personaje de la película? Es una pregunta muy intimista y creo que siempre se puede aportar una gran respuesta sin hacer un juicio”.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente