Anterior El PNV y Podemos critican que Otegi no pueda ser candidato y el PSE se limita a respetar la decisión Siguiente Un terremoto de magnitud 6 deja al menos 120 muertos y decenas de desaparecidos en el centro de Italia Arriba Ir arriba
Reino Unido autoriza a un grupo de científicos la modificación genética de embriones humanos

El Reino Unido abre las puertas a la modificación genética de embriones

  • La investigación se llevará a cabo en el Instituto Francis Crick de Londres

  • Quedará sujeta a la obtención de una autorización ética previa

  • Es ilegal transferir los embriones modificados a una mujer para "tratamiento"

|

La Autoridad de Embriología y Fertilización Humana (HFEA) del Reino Unido ha dado luz verde por primera vez a un grupo de científicos para que modifiquen genéticamente embriones humanos a fin de comprender mejor su desarrollo.

La autorización del regulador británico a la investigadora Kathy Niakan, del Instituto Francis Crick de Londres, ha sido acogida con júbilo en la comunidad científica, al considerarse un paso clave para tener un mayor entendimiento sobre los primeros momentos de la vida humana.

Se trata de la primera vez que un país considera, y aprueba, emplear en embriones una técnica de alteración del ADN, una cuestión que también ha suscitado controversia por los temores a que un mal uso de esa tecnología derive en tratamientos potencialmente peligrosos o abra la puerta a los llamados "bebés de diseño".

Robin Lovell-Badge, del Instituto Francis Crick, se ha congratulado este lunes de que el permiso de la HFEA permita a su colega "continuar su investigación sobre cómo se desarrolla el embrión humano en su fase más temprana, y también abordar el papel de genes específicos mediante el uso de los métodos de selección de genomas CRISPR/Ca9".

Esa técnica (CRISPR/Ca9), inventada hace tres años, es la que pretende emplear el equipo de científicos para realizar alteraciones específicas en los genes y estudiar así los efectos de estas variaciones en el desarrollo del embrión.

Aplicaciones terapéuticas

Por su parte, Peter Braude, experto de Obstetricia y Ginecología del King's College de Londres, opinó que los instrumentos de selección genética posibilitarán "nuevos enfoques en los mecanismos genéticos básicos que controlan la ubicación de las células en la gestación del embrión".

La relevancia del proyecto se basa, también, en sus potenciales aplicaciones terapéuticas a la hora de tratar problemas de infertilidad o en terapias con células madre.

En un comunicado, el regulador británico ha informado de que los experimentos, que podrían dar comienzo en los próximos meses, se desarrollarán durante los primeros siete días después de la fertilización y podrían arrojar luz sobre los abortos.

Aprobación ética previa

La organización especifica que la licencia concedida incluye una condición por la que "ninguna investigación que emplee selección genética se pueda llevar a cabo hasta que haya recibido la aprobación ética" y recuerda que "es ilegal" transferir los embriones modificados a una mujer para "tratamiento".

La autorización se ha registrado después de que investigadores en China admitiesen el pasado año haber alterado los genes de embriones humanos para intentar eliminar un problema sanguíneo genético.

Según el instituto británico, los expertos esperan que los embriones que buscan modificar sean donados por parejas que tengan muchos almacenados como parte de sus tratamientos de fertilidad.

"Los embriones sobrantes que se usarán en este trabajo habrán sido donados para fines científicos", ha subrayado Alastair Kent, director de Alianza Genética UK, que ha insistido en la relevancia de la contribución de los donantes de embriones en el campo de la ciencia.

Los embriones no llegarán a desarrollarse

Los científicos han recalcado que no permitirán que los embriones cumplan su ciclo de crecimiento, sino que los estudiarán en las primeras etapas del desarrollo antes de destruirlos.

Pretenden emplear un método avanzado de "selección de genes" para realizar cambios precisos al ADN a fin de alterar la actividad genética en la fase más temprana del embrión.

Asimismo, tienen previsto utilizar también las llamadas técnicas de "transfección", que implican la inserción de material genético en células.

"Nos gustaría comprender los genes que son necesarios para que un embrión humano se desarrolle con éxito en un bebé sano", ha explicado Kathy Niakan, responsable de la investigación.

Según Niakan, "el motivo por el que es tan importante" esta iniciativa es "porque los abortos y la infertilidad son extremadamente comunes, pero no se comprenden muy bien".

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente