Anterior Los restos mortales de Fidel Castro llegan a Santiago de Cuba Siguiente Ramos salva al Madrid en el Camp Nou y mantiene la ventaja blanca Arriba Ir arriba
La ONU califica la prueba de Pyongyang de seria amenaza para la seguridad internacional

Corea del Norte anuncia que ha detonado una bomba de hidrógeno "con éxito"

  • Se ha detectado un terremoto de 5 grados de magnitud tras la detonación

  • Este tipo de bomba es más peligrosa que las armas atómicas convencionales

  • Washington, Tokio y Seúl aseguran que responderán a las "provocaciones"

  • La ONU condena por unanimidad el ensayo, incluida China, aliado norcoreano

  • Estados Unidos pone en duda el éxito del test termonuclear norcoreano

|

Corea del Norte ha anunciado este miércoles en su televisión estatal que ha realizado su primera prueba con una bomba nuclear de hidrógeno, poco después de que se detectara un seísmo de entre 4,2 y 5,1 grados en la escala abierta de Ritcher en el noreste del país como consecuencia del supuesto ensayo atómico.

"Ahora somos un Estado nuclear que también posee la bomba de hidrógeno", ha señalado un locutor en un espacio informativo especial a las 12.00 hora local (04.30 hora peninsular), sin ofrecer detalles sobre la potencia o las tecnologías empleadas. "El primer ensayo con una bomba de hidrógeno se ha llevado a cabo con éxito a las 10:00 hora local (2:30 hora peninsular española) de este miércoles", según ha informado la agencia oficial KCNA.

Se trataría del primer test realizado por el régimen de Pyongyang con un arma termonuclear, cuya detonación es mucho más poderosa que la de los dispositivos atómicos convencionales que ha utilizado Corea del Norte en sus tres pruebas anteriores de 2006, 2009 y 2013. El régimen de Pyongyang es el único en todo el mundo que ha realizado ensayos nucleares durante el siglo XXI.

Confirmado "un evento sísmico no usual"

Antes del anuncio, varios centros sismológicos de Corea del Sur, EE.UU., China y Japón habían detectado el terremoto y avisaron que podría tratarse de pruebas nucleares, dado que el seísmo fue registrado muy cerca de la base de pruebas nucleares de Punggye-ri (en la provincia de Hamgyong del Norte), escenario de los tres ensayos atómicos que Corea del Norte realizó hasta la fecha.

La Organización del Tratado de Prohibición Completa de Pruebas Nucleares (CTBTO) ha confirmado después las informaciones del Corea del Sur y ha informado este miércoles en Viena de que su red de estaciones de medición ha detectado un "evento sísmico no usual" en Corea del Norte, en la zona donde este país ha realizado tres pruebas atómicas en el pasado.

El líder del país, Kim Jong-un ya había anunciado que disponía de este artefacto y según ha indicado la agencia estatal de noticias KCNA ordenó el 15 de diciembre llevar a cabo esta primera prueba.

La bomba H puede multiplicar por millares la potencia de un artefacto nuclear común como los lanzados sobre las ciudades japonesas de Hiroshima y Nagasaki en 1945, ya que resulta de la fusión de los núcleos del hidrógeno y no de la fisión atómica convencional. En caso de que Corea del Norte efectivamente posea este arma se plantearía un importante reto a la comunidad internacional en materia de seguridad.

Condena internacional

Poco después, el Ministerio de Exteriores surcoreano ha convocado una reunión para analizar datos y averiguar las causas exactas del incidente, mientras que el Gobierno ha llamado de emergencia al Consejo Nacional de Seguridad. El viceministro de Defensa surcoreano ha señalado que es difícil creer que el ensayo nuclear que ha llevado a cabo Korea del Norte sea una bomba de hidrógeno, según recoge la agencia Yonhap.

La Casa Blanca, por su parte, todavía no ha confirmado la veracidad de la información difundida por Corea del Norte, pero asegura que responderá a todas las provocaciones de Pyongyang y condena cualquier violación de las resoluciones de la ONU.

Asimismo, el primer ministro nipón, Shinzo Abe, ha rechazado "enérgicamente" este nuevo ensayo nuclear y ha asegurado que Tokio ofrecerá una "firme respuesta" ante lo que considera una "grave amenaza" para su seguridad.

Japón y EE.UU. también han enviado aviones de reconocimiento a la zona para medir la radiactividad en el aire para comprobar si se ha realizado la detonación.

Mientras, Francia también ha condenado, a través de un comunicado de la Presidencia, el ensayo realizado por Corea del Norte con una bomba de hidrógeno como una "violación inaceptable" de las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU y ha llamado a una "reacción fuerte" de la comunidad internacional.

También ha reaccionado el ministro británico de Exteriores, Philip Hammond, quien ha afirmado que, si se confirma, la prueba nuclear de Corea del Norte es una "provocación" que merece una respuesta "decisiva" de la comunidad internacional. Hammond ha señalado que ya ha tratado el asunto con su homólogo chino, Yan Jiechi, y prevé hacer lo mismo con sus colegas de Japón y Corea del Sur.

Condena "firme" del Consejo de Seguridad de la ONU

El Consejo de Seguridad de la ONU también ha reaccionado con una condena al ensayo nuclear norcoreano y, tras una reunión de emergencia solicitada por Estados Unidos, Japón y Corea del Sur -que no es miembro del consejo-, ha anunciado que adoptará "medidas significativas" contra Corea del Norte. Trabajará "inmediatamente" para adoptar una nueva resolución de condena, según el embajador de Uruguay en la ONU, Elbio Rosselli, cuyo país preside el Consejo este mes.

Los 15 países integrantes del Consejo, incluida China, aliado tradicional de Corea del Norte, han "condenado firmemente" el nuevo ensayo nuclear del régimen de Pyongyang y han mostrado su determinación para preparar "medidas suplementarias" contra este, un eufemismo para referirse a las sanciones, aunque no han querido confirmar si en la resolución se reforzarán las sanciones internacionales que ya pesan sobre el país.

Una de las posibilidades que se barajan es añadir más nombres a una lista de individuos y empresas sancionados por sus vínculos con el programa nuclear norcoreano, en la que ya figuran 20 entidades y 12 individuos.

La ONU entiende que la prueba nuclear norcoreana es "una clara amenaza a la paz y la seguridad" internacional y una "clara violación" a las resoluciones de la ONU que exigen al régimen de Pyongyang el final de esas pruebas.

Antes de la reunión del Consejo de Seguridad, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, calificó de "profundamente desestabilizador" e "inquietante" el ensayo nuclear y ha exigido a ese país que cese inmediatamente cualquier actividad en ese sentido.

"Este acto es profundamente desestabilizador para la seguridad regional y socava gravemente los esfuerzos internacionales para la no proliferación" de armas nucleares, afirmó Ban.

La ONU ya había advertido de que adoptaría nuevas "medidas significativas" en caso de que Pyongyang continuara con esas pruebas nucleares, que sería la cuarta de la que se tiene noticia en el país asiático. En respuesta a las tres anteriores, el Consejo de Seguridad de la ONU ya impuso fuertes sanciones a Corea del Norte por su programa de misiles balísticos, limitando de forma estricta sus transacciones internacionales y agudizando el aislamiento económico del país.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente