Enlaces accesibilidad

Miles de personas marchan en Madrid contra la violencia machista y piden que sea cuestión de Estado

  • Participan 350 organizaciones estatales y territoriales en la primera marcha nacional del Movimiento Feminista
  • Sus datos, que no coinciden con los del Gobierno, recogen 1.392 mujeres asesinadas desde 1995
  • Pedro Sánchez, Alberto Garzón y Pablo iglesias son algunos de los representantes políticos que han acudido

Por
Primera gran movilización nacional contra las violencias machistas

Miles de personas marchan este domingo en Madrid en la primera gran manifestación estatal que convoca el Movimiento Feminista contra todas las formas de violencia sobre la mujer, una iniciativa en la que participan 380 organizaciones feministas territoriales y 70 estatales y a la que se han sumado representantes de los principales partidos políticos, sindicatos y ONG de todo el país.

El pistoletazo de salida lo ha dado frente al Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad en el madrileño Paseo del Prado Angela Gónzalez, cuya hija fue asesinada por su ex marido maltratador durante un régimen de visitas impuesto en un caso que valió a España la primera condena del Comité de Naciones Unidas para los derechos de la Mujer (CEDAW).

En la cabecera de la manifestación, una pancarta con el lema "contra las violencias machistas" en las cuatro lenguas oficiales sostenida por supervivientes de la violencia de género cubiertas con máscaras, como Ana (nombre ficticio) que se ha cubierto de blanco la cara porque afirma, "si no se pierden en el más absoluto anonimato, cosa que con hijos es muy difícil, en este país, las mujeres están completamente desprotegidas".

Junto a ella marchan representantes de distintas asociaciones de mujeres autonómicas y nacionales, como Ana María Pérez del Campo (Separadas y Divorciadas), quien ha declarado a Europa Press que "no existe democracia en un país que consiente que sigan matando y maltratando mujeres".

Detrás se sitúan las integrantes del movimiento feminista y el bloque estudiantil y después, una mezcla de ciudadanos particulares y representantes de la sociedad civil y los partidos políticos: Pedro Sánchez (PSOE), Alberto Garzón (IU), Pablo Iglesias (Podemos), Begoña Villacís (Ciudadanos), Adriana Levy (PP), y Andrés Herzog (UPyD), entre otros, han confirmado asistencia.

González ha leído en un atril el manifiesto de la convocatoria, un documento que exige que la violencia machista sea una "cuestión de estado", que se reviertan los recortes en estas políticas y que se abra la Ley Integral contra la Violencia de Género a la que ocurre fuera del entorno de la pareja, como la agresión sexual.

Las cifras de la violencia machista

"Desde el año 1995, 1.392 mujeres han sido asesinadas por el terrorismo machista. En lo que llevamos de año, se han contabilizado 84 feminicidios y otros asesinatos de mujeres cometidos por hombres. Sólo en el verano de 2015 han sido asesinadas 37 mujeres y ocjo menores a manos de sus parejas, padres o parejas de sus madres. Mujeres y menores sufren violencia patriarcal en múltiples formas y esto sólo es la punta del iceberg", dice el manifiesto.

Precisamente estos datos, que no coinciden con la estadística oficial del Gobierno, y la mención a los recortes presupuestarios motivaron que el PP no se sumase en un principio a la marcha y votase en contra de las mociones al respecto en parte de los 103 ayuntamientos que han impulsado mociones a instancias del movimiento feminista. Finalmente, cuenta con representación en la marcha, en la figura de la vicesecretaria de programas, Andrea Levy.

Según las convocantes, cerca de 21.000 personas se han desplazado a Madrid para participar en la manifestación en en 268 autobuses y en trenes aprovechando un descuento en los billetes promovido por Renfe.

La manifestación transcurrirá por el Paseo del Prado, la Calle Alcalá y la Gran Vía hasta desembocar en la Plaza de España, donde de nuevo se leerá el manifiesto, pronunciado en todas las lenguas del Estado, bajo proclamas de "ni una más", "nos queremos vivas", "no es arrebato, es asesinato".

La marcha contra la violencia machista en Madrid, en fotos

anterior siguiente
7 Fotos 1 / 7 ver a toda pantalla
  • Una mujer con pañuelo morado representa a una mujer asesinada por la violencia machista

    Una mujer con pañuelo morado representa a una mujer asesinada por la violencia machista

    EFE
  • ARRANCA LA MULTITUDINARIA MARCHA CONTRA LAS VIOLENCIAS MACHISTAS EN MADRID

    En la cabecera, supervivientes de la violencia machista

    EFE

Madrid, ciudad de acogida

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, y la de Barcelona, Ada Colau, han defendido este sábado una cultura de la paz frente a la violencia machista, un fenómeno contra el que han pedido soluciones, porque a su juicio no se puede seguir tolerando que este fenómeno contra las mujeres no tenga una "respuesta absoluta".

Estas han sido algunas de las consideraciones que han realizado las dos alcaldesas tras reunirse este sábado en el Ayuntamiento de Madrid junto a otras representantes de consistorios como el de Badalona, A Coruña y Santiago, entre otros, y que marcharán este mediodía por Madrid para pedir que el "terrorismo machista" sea una cuestión de Estado.

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, y la de Barcelona, Ada Colau, durante una reunión este domingo con motivo de la marcha contra la violencia machista

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, y la de Barcelona, Ada Colau, durante una reunión este domingo con motivo de la marcha contra la violencia machista EFE lf

Carmena, que ha compartido con Colau el pañuelo morado que la barcelonesa llevaba en solidaridad con las víctimas con la violencia de género, ha mostrado su deseo de que Madrid sea una ciudad de acogida y ha pedido que la marcha de este domingo se convirtiese en "una fuerza imparable contra la violencia, no solamente contra la de género, sino contra cualquiera".

"Es muy importante que Madrid se convierta en una ciudad para la cultura y la educación contra la violencia, que es como una hidra de muchas cabezas, y es terrible que esta violencia que puede latir en un momento se dirija contra las mujeres", ha comentado.

Por ello, ha considerado que ha llegado un momento en que "no podemos seguir tolerando" y no se debe permitir que la violencia contra las mujeres "siga siendo un fenómeno sin que haya una respuesta absoluta para acabar de una vez por todas con ella". Para Carmena, la marcha es "un acto de concienciación, de reivindicación, exigencia y un decir que esto no puede seguir así" porque hay que acabar con esta lacra.

Por su parte, Ada Colau ha considerado la violencia machista como la más grave estructural que vive el país y ha criticado que "esté prácticamente silenciada en la agenda oficial, institucional y en las altas instancias".

"Imaginemos que el mismo nivel de cifras de asesinadas y de agredidas lo sufrieran por ejemplo hombres con cargos electos: estaríamos con el país militarizado, estaríamos con el país en alerta de terrorismo seguramente y nosotros no queremos que se militarice el país", ha comentado.

La alcaldesa de Barcelona ha asegurado que desde los municipios gobernados por las candidaturas ciudadanas se está intentando dar respuesta a este fenómeno, no sólo destinando más recursos sino también invirtiendo mucho más en prevención, educación y cultura porque en su opinión son los valores que emanan de la "sociedad patriarcal" los que generan las violencias machistas.

Colau, tras valorar la convocatoria de la marcha, ha lamentado que sea una vez más la ciudadanía y los colectivos de mujeres los que prácticamente sin recursos den cada día "la pelea", mientras que, en opinión de la alcaldesa catalana, las instituciones "parece que están en la luna, en marte o en otra galaxia".

Críticas a la gestión del problema

El secretario general del PSOE y candidato a la presidencia del Gobierno, Pedro Sánchez, ha afirmado este sábado que los socialistas "lideraron" la lucha contra la violencia de género con la aprobación de la Ley Integral en 2004 y volverán a hacerlo si llegan al poder tras el 20 de diciembre.

Sin embargo, ha criticado que el Gobierno no haya elaborado una estrategia suficiente en materia de violencia de género. "Tenemos que volcar recursos en la justicia, en la delegación del Gobierno contra la violencia de género y crear como los socialistas proponemos, un gran fondo para los ayuntamientos, la primera ventana a la que se acercan más víctimas", ha señalado.

La candidata del PSC a las elecciones generales Carme Chacón también ha expuesto al PP que invertir contra la violencia de género no es gastar, es "salvar vidas" y, por ello, ha instado al Gobierno a "cambiar de tercio" en sus políticas. Ha valorado la presencia en la marcha de la vicepresidenta de Estudios y Programas del PP, Andra Levy, y ha señalado que le hubiera parecido "insólito" que los populares no se hubiesen adherido a la movilización.

Sin embargo, Chacón ha recordado que el PP ha recortado hasta el 11 % de inversión en programas contra la violencia de género mientras que en Cataluña esta reducción ha alcanzado al 35 %, recorte del que ha culpado en exclusiva a CiU.

Por su parte, Andrea Levy, ha negado que el Gobierno haya hecho recortes en los planes contra la violencia de género y ha pedido a los partidos que no mientan, porque "eso no es cierto por mucho que lo quieran repetir y utilizar intencionadamente" y ha querido dejar claro que "todo el PP" está comprometido y es sensible con esta marcha y ha insistido en que desde el Gobierno se han puesto todos sus esfuerzos y medios para que "las mujeres objeto de violencia se sientan acompañadas".

Ante las críticas de por qué el PP se ha sumado a última hora a la marcha, Levy ha insistido en que no es un día para hacer partidismo y demagogia y tampoco para utilizar a las víctimas como "arma arrojadiza" contra el Gobierno. La vicesecretaria de Estudios del PP ha expresado su "profundo orgullo" por la movilización y ha dicho que el Gobierno "nunca estará satisfecho" mientras haya una sola víctima de la violencia machista.

Respondiendo a estas declaraciones, el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha criticado que quienes recortan y redactan leyes del aborto "que nos llevan 30 años atrás" están en el "bando contra las mujeres". "Estoy de acuerdo en que no tiene que ser una manifestación partidista, pero también hay que dejar claro quién ha estado con las mujeres y quién ha estado en contra", ha respondido Iglesias.

Iglesias ha abogado por ofrecer una alternativa habitacional para todas las mujeres que se encuentren en una situación de dificultad o maltrato sin necesidad de que presenten denuncia, además de expresar el compromiso de "blindar el derecho a decidir de las mujeres sobre su propio cuerpo", pues considera "vergonzoso" que mujeres de 16 y 17 años tengan que pedir el consentimiento a sus padres para abortar.

Noticias

anterior siguiente