Enlaces accesibilidad

El leopardo de las nieves está en peligro de extinción por el cambio climático

  • Quedan unos 4.000 ejemplares en doce países de Asia, según WWF
  • Su población ha sufrido un declive del 20% en los últimos 16 años

Por
Un leopardo de las nieves macho en el zoo de Taronga en Sydney en Australia
Un leopardo de las nieves macho en el zoo de Taronga en Sydney, Australia. EFE/EPA/AAP FILES Paul Miller

El futuro del leopardo de las nieves está en peligro a causa del cambio climático debido a la fragilidad de su hábitat de alta montaña, según alerta la organización ecologista WWF en un informe publicado este viernes. Además, casi un 30% de las especies del planeta podrían desaparecer por el calentamiento global si la cumbre climática de París del próximo diciembre, no concluye con un acuerdo "ambicioso y justo".

El informe "Conexiones frágiles: leopardos de las nieves, personas, agua y el clima global", publicado con motivo del Día Internacional del Leopardo de las Nieves, revela que más de un tercio del hábitat de alta montaña de esta especie, que vive en 12 países de Asia central, podría dejar de ser el apropiado para este amenazado mamífero si no se hace frente al cambio climático.

De hecho, la ONG subraya que el aumento de temperatura puede hacer subir el límite de bosque y provocar también que los cultivos y los pastos ganaderos lleguen a mayor altitud, restringiendo aún más la superficie de hábitats que le quedan al leopardo de las nieves.

WWF recalca que no sólo están en peligro estos grandes felinos, ya que su hábitat abarca las cabeceras de muchos de los mayores ríos de Asia. Alrededor de 330 millones de personas viven a menos de 10 kilómetros de ríos que nacen en territorio del leopardo de las nieves y dependen de ellos directamente para el suministro de agua.

El cambio climático podría alterar drásticamente el agua que baja de las montañas, poniendo así en peligro los medios de vida de millones de personas en el continente asiático.

Sobreviven 4.000 ejemplares en Asia central

"Necesitamos acción urgente para frenar el cambio climático y evitar que el hábitat del leopardo de las nieves siga degradándose. De lo contrario, el fantasma de la montaña podría desvanecerse, junto a las reservas de agua dulce críticas para cientos de millones de personas", ha señalado Rishi Kumar Sharma, que coordina la primera estrategia global de WWF para conservar esta emblemática especie.

Se calcula que apenas 4.000 leopardos de las nieves sobreviven en las altas montañas de Asia central y esta cifra sigue cayendo. La creciente pérdida y degradación de su hábitat, la caza furtiva y los conflictos con las comunidades locales han contribuido a que su población haya sufrido un declive del 20% en los últimos 16 años y han dejado a la especie al borde de la extinción en muchos lugares. "Si no se le pone freno, el cambio climático agravaría estas amenazas y podría empujar a la especie al abismo", ha señalado WWF.

La nueva estrategia de la organización ecologista se concentrará en los lugares en los que la organización puede contribuir más a los esfuerzos globales para conservar la especie y proteger los medios de vida de la gente, incluyendo mitigar la amenaza del cambio climático, reducir conflictos con las comunidades locales y hacer frente a la caza furtiva y al tráfico de leopardos.

El problema del furtivismo

El líder de la Iniciativa Himalaya Vivo de WWF, Sami Tornikoski, ha comentado que el cambio climático es un problema "fundamental", pero al mismo tiempo es necesario vigilar "otros factores" y ha añadido que "los leopardos de las nieves no sobrevivirán mucho tiempo si no solucionamos amenazas como el furtivismo, las muertes por represalias de pastores, la reducción de sus presas y el desarrollo mal planeado".

"India, Nepal y Bután han demostrado que es posible aumentar las poblaciones de especie emblemáticas como tigres o rinocerontes. Si los gobiernos, los conservacionistas y las comunidades locales trabajamos juntos, podemos lograr éxitos similares con los leopardos de las nieves y alejarlos de la extinción", ha explicado Tornikoski.

Como parte de su estrategia para el leopardo de las nieves, WWF continuará financiando investigando vital sobre la especie, incluyendo el uso de cámaras trampa y collares de seguimiento por satélite, para recoger más datos sobre este esquivo felino, lo que esta organización considera muy importante porque en menos del 14% de los hábitats de esta especie se ha llevado a cabo alguna vez actividades de investigación o de conservación.

Noticias

anterior siguiente