Enlaces accesibilidad

Mueren cuatro palestinos en una nueva jornada de violencia en Israel

  • Todos habían intentado atacar con puñales a las fuerzas de seguridad israelíes
  • En 17 días de tensión siete israelíes y cerca de 40 palestinos han muerto

Por
Abatidos cinco palestinos tras intentar nuevos apuñalamientos en Cisjordania y Jerusalén Este

Cuatro palestinos han muerto este sábado en tres ataques diferentes con apuñalamientos, dos de ellos en Hebrón, un tercero en Jerusalén y el último en Ramala.

El ultimo incidente se ha producido en el puesto de control militar de Kalandia, uno de los accesos a la ciudad cisjordana de Ramala, y se saldó con la muerte del agresor, que había resultado en un principio herido crítico por disparos de fuerzas de seguridad israelíes, informó la Policía de Israel.

La Policía israelí explicaba en un comunicado inicial que un oficial de la Guardia de Fronteras había sido herido, si bien precisó posteriormente que el agresor no logró atravesar el chaleco antibalas que lo protegía, y que agentes en la zona "neutralizaron" al atacante, es decir, que fue abatido.

Antes que él, una joven palestina ha muerto tiroteada  por una agente de la Guardia de Fronteras israelí, a la que había herido levemente con arma blanca en la ciudad cisjordana de Hebrón, según ha informado la Policía israelí.

El suceso se registró a media mañana junto a la Tumba de los Patriarcas, venerada por musulmanes, cristianos y judíos, en esa ciudad dividida donde residen cientos de colonos israelíes custodiados por su Ejército en medio de la población palestina.

De acuerdo a una nota de la portavoz de la Policía israelí Luba Samri, la agente "respondió con rapidez, sacó el arma, disparó y neutralizó a la atacante en el lugar".

Poco antes, en una colonia judía de Jerusalén Este, un sospechoso palestino habría intentado apuñalar a efectivos de seguridad que le dieron el alto para inspeccionarlo, informa la Policía.

"Agentes de la Guardia Fronteriza se aproximaron a un individuo árabe en el barrio (judío) de Armón Hanatziv. El sospechoso sacó un cuchillo e intentó apuñalarlos. Los agentes dispararon y neutralizaron al terrorista", precisa un comunicado inicial de la Policía sobre un suceso en el que dio por "muerto" al autor de los hechos.

Minutos después un helicóptero de la Policía y una docena de vehículos policiales y ambulancias, se dirigían al lugar del incidente, en el que según medios locales no se produjeron víctimas.

Ataque en Hebrón

En el primer ataque de este sábado, un civil israelí -un colono, según medios locales- disparó e hirió críticamente a un palestino que trató de apuñalarle en la ciudad cisjordana de Hebrón.

El Ejército israelí confirmó el suceso y precisó que "un palestino intentó apuñalar a un viandante israelí en Hebrón. El civil respondió disparando hacia el atacante".

Un gran número de efectivos israelíes acudieron al lugar del ataque frustrado, según el Canal 10 de la televisión israelí, que se registró en las inmediaciones de Kiriat Arbá, uno de los asentamientos judíos en el corazón de esa ciudad palestina en Cisjordania, y no causó víctimas.

Tanto el medio israelí como la agencia de noticias palestina Maan informaron de que el presunto agresor había muerto.

Maan precisó que el fallecido era una adolescente y que el suceso se produjo en la calle Shuhada, principal de la ciudad de Hebrón y controlada por el Ejército israelí en esta ciudad del territorio ocupado de Cisjordania.

Un residente de la zona citado por la agencia dijo que un colono le disparó cerca del asentamiento de Beit Hadasa y que el fallecido quedó tendido en el suelo mientras soldados israelíes trataban de reanimarlo antes de cubrirle el rostro.

Los disturbios y ataques continuaron ayer en Israel y Palestina en una jornada que se inició con un incendio provocado en la Tumba del Patriarca José, en Nablus (Cisjordania), y que acabó con cinco palestinos muertos y un centenar heridos, además de un soldado israelí herido en un apuñalamiento.

La espiral de tensión que entra este sábado en su 17 jornada y se ha cobrado la vida de siete israelíes y cerca de 40 palestinos, al menos dieciséis de ellos muertos en ataques.

Noticias

anterior siguiente