Enlaces accesibilidad

Médicos sin Fronteras pide una comisión internacional que investigue el ataque a su hospital de Kunduz

Por
Fotografía proporcionada por Médicos sin Fronteras (MSF) que muestra a médicos trabajando en una de las áreas del hospital de Kunduz que no resultó afectada por el bombardeo de EE.UU.
Fotografía proporcionada por Médicos sin Fronteras (MSF) que muestra a médicos trabajando en una de las áreas del hospital de Kunduz que no resultó afectada por el bombardeo de EE.UU. Efe/EPA/MSF EFE gh

La organización humanitaria Médicos Sin Fronteras (MSF) ha pedido que se establezca, conforme a la Convención de Ginebra, una comisión humanitaria internacional que investigue el ataque contra el hospital de Kunduz, en Afganistán.

La ONG considera que el ataque puede constituir una violación de dicha convención y lo ha calificado de "crimen de guerra".

MSF espera que la comisión recoja los datos y clarifique los hechos antes de decidir si presenta cargos criminales.

"Si lo dejamos pasar, básicamente le estamos dando un cheque en blanco a cualquier país en guerra", ha advertido la presidenta de MSF Internacional, Joanne Liu.

La organización humanitaria está en contacto con los 76 países signatarios del protocolo de la Convención de Ginebra que prevé el funcionamiento de esa instancia, ya que necesita que al menos uno de ellos apoye esta petición para que la comisión sea creada.

Aviones de Estados Unidos bombardearon el pasado día 3 de octubre el hospital que MSF gestionaba en Kunduz, durante la campaña del Ejército afgano para reconquistar la ciudad, tomada por los talibanes. 

El comandante de las fuerzas estadounidenses en Afganistán, el general John Campbell, testifica ante el Comité de Servicios Armados del Senado estadounidense, en Washington, el 6 de octubre del 2015. EFE/Shawn Thew

El comandante de las fuerzas estadounidenses en Afganistán, el general John Campbell, testifica ante el Comité de Servicios Armados del Senado estadounidense, en Washington, el 6 de octubre del 2015. EFE/Shawn Thew EFE dcm

Estados Unidos reconoce que se trató de un "error"

Las autoridades militares estadounidenses han dado varias versiones sobre lo ocurrido. La última de ellas la facilitó el martes jefe de las fuerzas de EEUU en Afganistán, general John Campbell, durante una comparecencia en el Senado. 

Campbell calificó lo sucedido de "error" y admitió que la decisión se tomó dentro de la cadena de mando estadounidense, no de la afgana

"Proveímos apoyo aéreo a fuerzas afganas que lo requirieron. La decisión del ataque aéreo fue una decisión de Estados Unidos realizada por la cadena de mando estadounidense", reconoció Campbell en una audiencia en el Senado de EEUU. 

Nunca señalaríamos como objetivo de manera intencionada una instalación médica protegida

"Un hospital fue alcanzado por error. Nunca señalaríamos como objetivo de manera intencionada una instalación médica protegida", añadió. Campbell no reveló otros detalles para dejar que la investigación abierta por Washington siga su curso.

Además de doce miembros del MSF y diez pacientes fallecidos, el bombardeo causó 37 heridos, 16 de ellos pacientes, y 19 miembros de MSF, de los cuales cinco se encuentran en estado crítico, según el balance provisional de la organización.

Noticias

anterior siguiente