Anterior Muere una mujer en el hospital de Valme de Sevilla al quedar atrapada en un ascensor cuando iba en camilla Siguiente Abatido el terrorista huido Younes Abouyaaqoub en los Altos del Subirats, Barcelona Arriba Ir arriba
ExoMars 2016 quiere demostrar la capacidad europea de realizar un aterrizaje controlado sobre Marte.
ExoMars 2016 quiere demostrar la capacidad europea para aterrizar sobre Marte. ESA

El lanzamiento de ExoMars 2016 se retrasa hasta marzo

  • Se debe a un problema con el sistema de propulsión de Schiaparelli

  • Estaba previsto que se produjese en enero del próximo año

  • El objetivo del programa es realizar un aterrizaje controlado sobre Marte

|

La misión ExoMars 2016 despegará rumbo a Marte a mediados del próximo mes de marzo, en lugar de en enero como estaba previsto, debido a un problema con los sensores del sistema de propulsión de Schiaparelli, el módulo demostrador que aterrizará en el planeta rojo.

Así lo han decidido la Agencia Espacial Europea (ESA) y la agencia espacial rusa (Roscosmos), responsables de la misión, cuyo dictamen recibirá el respaldo oficial de su Comité Mixto este 24 de septiembre.

El módulo Schiaparelli pondrá a prueba tecnologías clave para demostrar la capacidad europea de realizar un aterrizaje controlado sobre la superficie de Marte. Esta nave de 600 kg viajará a Marte junto al orbitador o satélite para el estudio de gases traza (TGO), que permanecerá en órbita al planeta rojo cinco años para analizar los gases atmosféricos que podrían indicar la presencia de procesos biológicos o geológicos activos.

El orbitador TGO y el módulo de aterrizaje Schiaparelli analizarán los gases y el ambiente del planeta rojo.

Aterrizaje en Marte

Schiaparelli se separará de TGO tres días antes de llegar a Marte, y entrará en contacto con la atmósfera marciana a una velocidad de 21.000 km/h. Tras realizar una maniobra de aerofrenado y un descenso en paracaídas, el módulo utilizará un sistema de propulsión de combustible líquido para frenarse hasta unos 5 km/h a unos 2 metros sobre la superficie del planeta.

En ese momento, se apagarán los motores y el módulo caerá al suelo, amortiguado por una estructura deformable. En total, apenas pasarán ocho minutos entre la entrada en la atmósfera y el aterrizaje de Schiaparelli en una región de Marte conocida como Meridiani Planum.

Los sensores de Schiaparelli recogerán datos sobre la atmósfera marciana durante la entrada y el descenso, y sus instrumentos científicos estudiarán el entorno de su lugar de aterrizaje.

Fallo en dos sensores de presión

Pero hace pocos días se descubrió un fallo en dos sensores de presión del sistema de propulsión. “Hemos descubierto que hubo un fallo en el proceso de producción de estos sensores de presión, lo que podría terminar provocando una fuga. Esto representa un gran riesgo a la hora de aterrizar en Marte”, explica Don McCoy, responsable del proyecto ExoMars para la ESA.

“La ESA ha decidido no asumir este riesgo y desinstalar los sensores defectuosos, con el inconveniente de que el módulo no estará listo a tiempo para la ventana de lanzamiento de enero de 2016", añade. "Por este motivo, la misión se lanzará en la segunda ventana, en el mes de marzo. Nos alegramos de haber descubierto este problema a tiempo, y estamos trabajando para lanzar esta misión el 14 de marzo de 2016”.

Los sensores defectuosos no forman parte del sistema de control necesario para el aterrizaje, sino que recogen información adicional para monitorizar el estado de dicho sistema. Para que el módulo esté listo a tiempo para esta segunda ventana de lanzamiento, se ha decidido eliminar estos componentes en lugar de sustituirlos por unos nuevos.

Segunda ventana abierta: del 14 al 25 de marzo

La nueva ventana de lanzamiento permanecerá abierta entre los días 14 y 25 de marzo y, gracias a las posiciones orbitales de la Tierra y Marte, la misión seguirá llegando al planeta rojo en el mes de octubre, como si se hubiese lanzado en enero.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente