Enlaces accesibilidad

Elecciones catalanas

Mas advierte de que España se quedaría con la deuda pública catalana si no negocia la independencia

  • "El precio de no ponerse de acuerdo es impagable, de entrada para España"
  • Ve una "irresponsabilidad e indecencia" que Linde hable de "riesgo de corralito"
  • Los candidatos de PSC, PP, Unió y C's ven "evidente" que se pueda llegar a ello

Por
Las palabras de Linde marcan la agenda en la campaña electoral catalana

El presidente de la Generalitat y número cuatro de Junts pel Sí, Artur Mas, ha reaccionado a las palabras del gobernador del Banco de España, Luis María Linde, instando al Estado a negociar tras las elecciones catalanas del 27 de septiembre, y ha avisado de que España "no podría soportar" una independencia no negociada, ya que interpreta que debería asumir toda la deuda pública que corresponde a Cataluña.

"No hay más remedio que ponerse de acuerdo. El precio de no ponerse de acuerdo es impagable, de entrada para España. España no podría soportar un no acuerdo", ha sentenciado en rueda de prensa desde la antigua fábrica Fabra i Coats de Barcelona en la que le han estado sus compañeros de lista Raül Romeva (número uno) y Oriol Junqueras (número cinco).

Los independentistas interpretan que si España no estuviera dispuesta a negociar la independencia debería asumir toda la deuda pública que corresponde a Cataluña en caso de secesión y, por el contrario, si se sentara a hablar, la Generalitat debería asumir una parte de ella.

"España se juega mucho con Cataluña. ¿Os imagináis que no hubiera acuerdo con la deuda pública española? ¿Cómo afrontaría su deuda si no hay acuerdo de tal manera que Cataluña no asuma una parte?", se ha preguntado el presidente catalán.

Por eso, para el líder de CDC, el Banco de España debería estar centrado en cómo hacer el reparto de la deuda con una eventual Cataluña independiente.

Las advertencias de Linde, una "indecencia" e "inmoralidad"

Este era el final de su razonamiento tras la advertencia hecha este lunes por el gobernador del Banco de España acerca de que puede llegar a haber corralito en un hipotético Estado catalán. Luis María Linde ha señalado que una Cataluña independiente no tendría acceso a la liquidez del Banco Central Europeo (BCE) y que saldría de forma "automática" de la zona euro, al tiempo que ha afirmado que escenarios de "tensión grave" podrían dar lugar a corralitos.

Para Mas, estas palabras son una "inmoralidad, irresponsabilidad e indecencia", y ha negado tal riesgo. Mas ha acusado a los poderes del Estado de practicar el discurso del miedo y de la amenazas contra los catalanes, pero está convencido que este discurso no triunfará: "No cuela. No nos lo tragamos".

Mas ha pedido que se acabe con la "intoxicación" y que se deje de tratar como a "tontitos" a los catalanes, porque, ha augurado, Cataluña, en caso de secesión, no será el único país del mundo sin bancos.

Informe del Consell de Transició

El presidente catalán también ha interpretado que Linde lo dice por miedo a perder "poder y la silla" si nace un Estado catalán, y ha dicho que la presencia de los bancos está asegurada en caso de independencia porque Cataluña tiene la economía más próspera del sur de Europa.

Mas ha admitido que la palabra corralito aparece en un informe del Consejo Asesor para la Transición Nacional pero, según ha explicado, no lo atribuye a que haya independencia, sino a que el Gobierno central ataque financieramente a Cataluña y "esto sería inimaginable".

Así, ha asegurado que el riesgo de corralito "no existe" en Cataluña y ha atribuido el debate a que el Gobierno español y otros poderes del Estado quieren influir en el voto de los catalanes con argumentos que, a su juicio, son del todo falsos.

Otros candidatos comparten el temor a un corralito

El candidato de Unió a la Generalitat, Ramon Espadaler, sí está entre los que creen que existe un "riesgo cierto" de corralito si hay una declaración unilateral de independencia de Cataluña, pero ha avisado de que la solución para evitarlo no pasa por el inmovilismo y el discurso del miedo.

"Es un riesgo cierto que se pone encima la mesa: todas las cuestiones unilaterales por narices no nos llevan a ninguna parte", ha asegurado tras visitar el centro de formación profesional Monlau, en el distrito de Sant Andreu de Barcelona.

Elecciones catalanas: Los candidatos comparten el temor a un corralito, a diferencia de Mas

El candidato del PSC, Miquel Iceta, ha considerado que el riesgo de que haya un corralito en Cataluña si esta "se sale a las bravas de España" es "evidente" y ha reclamado a los votantes que "no cojan la peor de las soluciones y no se tiren por ese precipicio", en una entrevista en Canal Sur.

Para el líder de los socialistas catalanes, no se trata de alimentar una estrategia del miedo sino de que "los ciudadanos conozcan las consecuencias de sus acciones" y de que los líderes del independentismo "no engañen sobre las consecuencias del camino que ellos han señalado para conseguir la independencia".

Xavier García Albiol, candidato del PP a la Generalitat, ha celebrado la advertencia de Linde: "Es lo que hemos visto en Grecia, donde los jubilados caen desmayados en la puerta de los cajeros porque no pueden sacar sus pensiones y donde los que tienen pocos o muchos ahorros los acaban perdiendo porque no los pueden tocar".

Sobre las declaraciones de Artur Mas en que simulaba hablar como un indio para expresar un corte de mangas a los dirigentes de partidos españoles que hacen campaña en Cataluña, Albiol le ha pedido "que mientras sea presidente de la Generalitat no haga el ridículo y se convierta en una caricatura de sí mismo".

El candidato de Catalunya Sí que es Pot, Lluís Rabell, ha reconocido también que el corralito "podría ser una eventualidad en una determinada situación", recordando asimismo lo ocurrido en Grecia. Sin embargo, en el desayuno informativo Primera Plana organizado por El Periódico de Cataluña, ha tachado las palabras que el gobernador del Banco de España de "una amenaza más" de las que se han realizado durante la campaña.

Rabell ha preferido pedir la mayor adhesión de la ciudadanía en torno al derecho a decidir como solución a acallar este tipo de amenazas, que no cree que "condicionen demasiado" el voto.

La candidata de C's, Inés Arrimadas, ha situado a su partido como la única alternativa "para no tener que hablar de corralitos" y se ha comprometido a trabajar contra el separatismo y la inestabilidad económica si logra hacerse con el Govern tras el 27S.

"No entiendo cómo hemos llegado a esta situación de hablar de corralitos. Esto no puede ser", ha declarado a los medios Arrimadas tras participar en un desayuno-coloquio de Empresaris de Catalunya. Y ha añadido que el independentismo "no es racional, es sólo un sentimiento para tapar la corrupción.

Noticias

anterior siguiente