Enlaces accesibilidad

Miles de velas y pañuelos rojos se despiden con el 'obre de mí' de los sanfermines 2015

  • Pamplona ha despedido este martes 204 horas de fiesta
  • La "normalidad" de la fiesta se ha visto alterada por un intento de violación
  • El último encierro, de los miura, ha sido el más rápido de los últimos 35 años

Por
Miles de pañuelos y velas han llenado la Plaza del Ayuntamiento de Pamplona para despedir los Sanfermines 2015.
Miles de pañuelos y velas han llenado la Plaza del Ayuntamiento de Pamplona para despedir los Sanfermines 2015. AFP PHOTO/ ANDER GILLENEA

Los sanfermines 2015 han llegado a su fin este martes a medianoche con el tradicional Pobre de mí. A las doce de la noche, el alcalde de Pamplona, Joseba Asiron, ha salido al balcón del Ayuntamiento para entonar el "Pobre de mí, pobre de mí, que se han acabado las fiestas de San Fermín".

Este ha sido el último de los 459 actos organizados este año para la fiesta grande pamplonesa, que arrancaron el lunes 6 de julio con el chupinazo y que se han prolongado durante 204 horas con ocho encierros. [Vuelve a verlos en multicámara]

Miles de velas encendidas y pañuelos rojos desanudados y extendidos ante la casa consistorial han despedido esta medianoche la fiesta en una Plaza del Ayuntamiento abarrotada de gente, que también ha ocupado la más holgada plaza del Castillo y otras zonas aledañas.

Con las agujas del reloj unidas en las 12 y las campanadas horarias como sonido de fondo, Asiron ha aparecido en el balcón de la casa consistorial, y en euskera y castellano ha dado a los ciudadanos la "enhorabuena por estas fiestas tan estupendas" y ha expresado su "compromiso" para que el próximo año los sanfermines sean "todavía mejores, porque los haremos de la mano de todas y todos".

"Viva San Fermin, Gora San Fermin", ha terminado para dar paso al cántico acompañado por una charanga, que a partir de entonces ha alternado ese lamento con otras canciones festivas mientras estallaban en el cielo fuegos artificiales.

Escuchada la traca final, han sido muchos quienes han enfilado el camino hacia sus casas, pero también abundantes quienes todavía apurarán la inercia festiva para exprimir las ganas de juerga en lo que queda de noche, hasta que Pamplona retome poco a poco a partir de mañana su fisonomía y limpieza habituales.

Miles de velas y pañuelos rojos para despedir San Fermín 2015

anterior siguiente
7 Fotos 1 / 7 ver a toda pantalla ver miniaturas
  • La tradición manda que el pañuelo se desata del cuello y los pamploneses encienden una vela para compadecerse por el final de la fiesta.

    Multitudinaria despedida de las fiestas de San Fermín 2015

    La tradición manda que el pañuelo se desata del cuello y los pamploneses encienden una vela para compadecerse por el final de la fiesta.

    AFP
  • Un grupo de niños sujeta las tradicionales velas blancas para despedir la fiesta grande de Pamplona.

    Pamploneses y visitantes se suman a la tradición

    Un grupo de niños sujeta las tradicionales velas blancas para despedir la fiesta grande de Pamplona.

    EFE

Un balance de "notable"

Este será el momento de los balances, como el ya anunciado por el propio alcalde sobre los pormenores de estos nueve días, o el de la consejera en funciones de Salud, Marta Vera, quien también mañana ofrecerá cifras sobre asistencia sanitaria.

Sin embargo, la "normalidad" de las fiestas, subrayada por el alcalde se ha visto alterada en las últimas horas con la noticia del intento de violación denunciado por una joven, una agresión que ha calificado de "intolerable".

Por su parte, el exalcalde y portavoz de UPN en el consistorio, Enrique Maya, por su parte, ha calificado con un "notable" las fiestas de San Fermín pese a "hechos negativos" como la muerte de un joven en el río Arga, la agresión sexista a una joven o la colocación de la ikurriña durante el chupinazo.

En declaraciones a los periodistas, Maya ha sostenido que han sido unos "sanfermines hermosos, muy bonitos, con muy buen ambiente y sin grandes hechos negativos".

Noticias

anterior siguiente