Enlaces accesibilidad

Tusk dice que Grecia debe elegir entre la "buena oferta" de los acreedores o el impago

  • Advierte a Alexis Tsipras de que "no hay tiempo para juegos de acusaciones"
  • La cumbre no será el final "no habrá decisiones técnicas detalladas", dice Tusk

Por
Tusk dice que Grecia debe elegir entre la "buena oferta" de los acreedores o el impago

El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, ha dicho que la situación de Grecia está llegando a un punto crítico y que el primer ministro griego, Alexis Tsipras, tendrá que elegir, durante la cumbre de urgencia del lunes, entre la "buena oferta" que le han hecho los acreedores sobre el rescate o "dirigirse hacia el impago".

"Estamos cerca del punto en el que el Gobierno griego tendrá que elegir entre aceptar lo que creo que es una buena oferta de apoyo continuado o dirigirse hacia el impago", ha explicado Tusk en una breve declaración. "Al final, esto es y solo puede ser una decisión griega y una responsabilidad griega. Todavía hay tiempo, pero solo unos pocos días. Utilicémoslos de forma sabia", ha reclamado.

El presidente del Consejo Europeo ha pedido además a Atenas poner fin al "juego de la gallina" (en el que un conductor se lanza a toda velocidad contra otro esperando que se aparte en el último momento como "un gallina") y al "juego de acusaciones" con sus socios europeos. "Porque esto no es un juego y no hay tiempo para juegos. Es la realidad con posibles consecuencias, sobre todo para el pueblo griego", ha apuntado.

El objetivo de la cumbre del lunes es "garantizar que todos entendemos la posición de los otros y las consecuencias de nuestras decisiones", según Tusk. "Debemos evitar cualquier ilusión de que habrá una solución mágica al nivel de los líderes. La cumbre no será el último paso. No habrá decisiones técnicas detalladas. Eso sigue siendo el trabajo de los ministros de Finanzas", ha explicado. De forma previa al encuentro de los líderes se celebrará un Eurogrupo extraordinario.

En su cuenta de Twitter, Tusk ha anunciado que ya ha hablado con el presidente del BCE, Mario Draghi, la directora gerente del FMI, Christine Lagarde, el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker y el del Eurogrupo, Jeroem Dijsselbloem, para preparar la reunión del lunes.

Grecia agota el tiempo para afrontar sus pagos

Tusk decidió convocar la cumbre después de que el Eurogrupo concluyera sin acuerdo sobre el plan para desbloquear el último tramo de 7.200 millones del rescate. Sin esta ayuda, Grecia no puede hacer frente al pago de 1.500 millones que debe abonar al Fondo Monetario Internacional el 30 de junio, cuando concluye además la prórroga del rescate.

Al término del Ecofin, el ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, se ha mostrado preocupado por la retirada de depósitos de las entidades bancarias griegas que podría provocar la salida accidental de Grecia de la zona euro.

Pese al fracaso del Eurogrupo, el primer ministro griego, Alexis Tsipras, está satisfecho porque las negociaciones para un acuerdo con los acreedores han quedado en manos de los jefes de Gobierno y Estado de la UE y afronta la cumbre con optimismo.

Por otra parte, el BCE ha elevado el tope de la línea de liquidez de emergencia (ELA) abierta para la banca griega. Con este incremento se garantizaría la liquidez del sistema financiero heleno hasta el cierre de los mercados el lunes. En esa jornada el Consejo de Gobierno volverá a hablar otra vez para revisar de nuevo la cuantía de la ELA.

Noticias

anterior siguiente