Anterior I Siguiente En directo | Cuatro de los cinco terroristas abatidos en Cambrils son los fugitivos que se buscaban Arriba Ir arriba
La reserva de la biosfera del Macizo de Anaga en Tenerife. UNESCO/Sergio Socorro

España obtiene dos nuevas reservas de la biosfera, el Macizo de Anaga y la Meseta Ibérica

  • España alcanza a Estados Unidos como país con más reservas, con 47

  • El Macizo de Anega, en Tenerife, es un ecosistema de gran valor geológico

  • En la Meseta Ibérica, una zona transfronteriza, habitan especies emblemáticas

|

España cuenta con dos nuevas reservas de la biosfera, el Macizo de Anaga, en la isla de Tenerife, y la Meseta Ibérica, una zona natural compartida con Portugal. La UNESCO ha reconocido este martes el valor de ambos ecosistemas, espacios en los que se concilian la conservación de la biodiversidad con las actividades humanas.

Además, tras la incoporación de estas dos zonas, España alcanza a Estados Unidos como país con más reservas, con 47 cada uno. Un dato relevante ya que en total la UNESCO incluye en la lista 631 espacios de todo el mundo, de los cuales casi un 8% están en territorio español.

El Consejo Internacional de Coordinación del programa de la Unesco sobre el Hombre y la Biosfera (MAB) ha aceptado las dos propuestas españolas. Se ha reconocido el Macizo de Anaga, un ecosistema marino y terrestre con alto valor geológico, y también la Meseta Ibérica, un espacio transfronterizo donde habitan especies tan emblemáticas como el lobo ibérico.

La mayor concentración de endemismos de toda Europa

La nueva reserva tenerifeña, situada al nordeste de la isla, se extiende por una superficie de casi 50.000 hectáreas y es una de las formaciones más antiguas del relieve insular, cuyas rocas en algunos casos tienen entre siete y nueve millones de años de edad. Entre ellas, conviven reptiles, aves y peces, así como unas 1.900 clases de invertebrados.

Debido al aislamiento que ha tenido el macizo hasta hace poco tiempo, la zona alberga la mayor concentración de endemismos por kilómetro cuadrado de toda Europa y esta diversidad genética es uno de sus valiosos patrimonios

El macizo es, además, un edificio volcánico formado por lavas dominantemente basálticas, que se formó por la sucesión de múltiples episodios eruptivos y hoy, debido a los procesos erosivos, es un paisaje dominado por una profunda red de barrancos.

Entre España y Portugal

La Meseta Ibérica, el otro ecosistema incluido en la lista de la UNESCO, es ya la reserva más extensa de la Península, con más de una hectárea de superficie. El espacio natural se extiende por las provincias de Salamanca y Zamora, y al otro lado de la raya, en Portugal, ocupa las comarcas de Tierra Caliente y Tierra Fría de la región de Trás-os-Montes

El aislamiento también ha favorecido a esta zona, donde a uno y otro lado de la frontera, separados por el río Duero, se asientan los parques naturales de Arribes del Duero y del Douro Internacional.

La declaración se extiende también al parque de Montesinhos, en territorio luso, y al del Lago de Sanabria y su entorno que es la mayor masa lacustre de origen glaciar en España, y en cuyo ecosistema se conservan desde turberas de alto valor ecológico hasta tritones ibéricos y náyades. En la zona, también habitan numerosas especies emblemáticas como la cigüeña negra, el abanto, el águila perdicera, el búho real, la nutria europea y el lobo ibérico.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente