Enlaces accesibilidad

Más de 300 niños soldados liberados de grupos armados en República Centroafricana

  • Unicef ha participado en la operación de liberación
  • Reciben atención psicológica y se trabaja para reunirlos con sus familias
  • Actualmente hay entre 6.000 y 10.000 niños asociados a milicias del país

Por
 Un niño soldado posa en una calle de Bangui (República Centroafricana).
Un niño soldado posa en una calle de Bangui (República Centroafricana). AFP

Más de 300 niños, incluidos varios menores de 12 años, han sido liberados de grupos armados en República Centroafricana. El anuncio lo ha hecho Unicef, la organización que había hecho posible el acuerdo con los líderes de las facciones para liberar a todos los niños en sus filas.

Un total de 357 niños han sido liberados por las milicias anti Balaka y los ex combatientes Seleka en tres ceremonias celebradas cerca de la ciudad de Bambari. Se trata de la mayor liberación de niños vinculados a grupos armados en República Centroafricana desde que estallara la violencia en 2013.

Ahora, hay que encargarse de reunirlos con sus familias, reinsertarlos en sus comunidades y proporcionarles apoyo psicosocial para que se recuperen del trauma de haber participado en este sangriento conflicto.

“Después de dos años de intensa lucha, la liberación de niños por parte de estos grupos –en el mismo día- supone un paso real hacia la paz”, ha dicho Mohamed Malick Fall, representante de Unicef, quien ha asisitdo a las ceremonias de este jueves.  “La violencia y el sufrimiento pueden ahora dar paso a un futuro más luminoso para los niños”.

El momento de retomar su infancia

La agencia de Naciones Unidas ha sometido a exámenes médicos a los menores, que también ha tenido la oportunidad de hablar con trabajadores sociales. Cuando las condiciones de seguridad lo permitan, los niños que tengan familiares en la zona serán reunidos con ellos, mientras que otros serán llevados con familias de acogida hasta que las suyas sean localizadas.

“Este ha sido el comienzo de un proceso que esperamos culmine en la liberación de miles de niños vinculados con grupos armados en República Centroafricana”, ha dicho Fall. “Cada uno de ellos necesitará un gran apoyo y protección para poder reconstruir sus vidas y retomar su infancia”.

El acuerdo por parte de los líderes de los diez grupos armados de República Centroafricana para liberar a los niños de sus filas fue firmado durante un foro de reconciliación nacional que tuvo lugar en la capital, Bangui, la semana pasada, como resultado de una colaboración entre Unicef, la Misión Multidimensional Integrada de Estabilización de las Naciones Unidas en República Centroafricana (MINUSCA) y el gobierno del país.

Combatientes y esclavos sexuales

Unicef estima que actualmente hay entre 6.000 y 10.000 niños asociados a las facciones armadas del país. La cifra incluye a aquellos que sirven como combatientes, a los que son utilizados con fines sexuales y a quienes trabajan como cocineros, mensajeros y en otras funciones.

El acuerdo también compromete a los grupos a poner fin a cualquier nuevo reclutamiento de niños y da a Unicef y sus aliados acceso inmediato e ilimitado a las áreas bajo su control para identificar y verificar el número de niños afectados y garantizar su liberación, un proceso que requiere de más fondos, ya limitados. Hasta el 30 de abril Unicef había recibido 17 millones de dólares de los 73,9 millones que se necesitan este año.

La República Centroafricana vive una espiral de violencia sectaria desde finales de 2013 que ha provocado miles de muertos y decenas de miles de desplazados.

Noticias

anterior siguiente