Anterior El PNV y Podemos critican que Otegi no pueda ser candidato y el PSE se limita a respetar la decisión Siguiente Un terremoto de magnitud 6 deja al menos 159 muertos y decenas de desaparecidos en el centro de Italia Arriba Ir arriba
Antonio Banderas, Goya de Honor 2015: "Todo lo que tengo se lo debo a mi profesión"
Premios Goya 2015

Antonio Banderas, Goya de Honor 2015: "Todo lo que tengo se lo debo a mi profesión"

|

"Todo lo que tengo se lo debo a mi profesión -ha asegurado Antonio Banderas al recoger el Goya Honorífico de Manos de Pedro Almodóvar- Una profesión a la que preferiría denominar vocación y a la que le debo lo que soy. También que mi vida haya sido la vida una aventura o un juego. Siempre me ha gustado la palabra jugar. Decía Pablo Picasso que venía de lejos pero era un niño. Eso también es lo que soy yo, un chaval de Málaga".

"Este premio, no solo me pertenece a mí sino a mucha gente; a todos esos que me marcaron un camino, esas almas que me acompañaron a donde estoy. Todos ellos soy yo, y yo soy ellos. Si miro hacia atrás soy viejo pero si miro hacia adelante me siento joven. En la propia naturaleza del galardón que recibo va una reflexión que se diversifica en dos direcciones el pasado y el futuro".

"Del pasado hay grandes figuras a un lado y a otro del Atlantico. Nombres reconocidos pero también personas a las que el público no conoce, a los que nadie perdiar un autógrafo pero que son parte d el afamilila del cine: carpinteros, electricistas... con los que compartí y quiero seguir compartiendo muchas cosas. Son muchos recuerdos en esas vidas a las que llamamos rodajes".

En cuanto a los que han criticado que era demasiado joven para recibir el Goya de Honor, Banderas les ha respondido con una anécdota: "El otro día coincidí con la cantante Taylor Swift y me dijo que a su abuela le gustaban mucho mis películas".

"Quiero rendir tributo a mis padres"

"Quiero rendir tributo a mis padres -añadía Banderas-, que asustados de que su hijo había sido víctima de la insensatez le vieron irse en un tren de Málaga. No era la mente sino el corazón la que me guíaba. Quería convertirme en lo que admiraba, los seres que desafíaban el tiempo y el espacio: los actores. Nunca volvería a mi Málaga con las manos vacías".

"Con este Goya en la mano mis objetivos se han cumplido, pero solo de forma parcial. La aventura continúa y la ruta es más complicada y apasionante"

"La crisis es nuestro estado natural -ha asegurado el malagueño-. El caos es el mejor aliado de cualquier artista. Debemos vivir con esa incertidumbre. Con Goya en las manos sé que la cultura y nuestros artistas son lo mejor que tenemos y por lo que hemos llegado aquí. Ahora que la mediocridad es el mejor negocio de nuestros tiempos tenemos que mirar a Cervantes, Lorca Machado, Buñuel, y mi queridísimo Almodóvar, expresando las miserias de nuestro pueblo".

"No sé si merezco este premio pero he sobrevido con dignidad entre las mieles del éxito y los páramos del fracaso. Este galardón es un pistoletazo de salida contra el tiempo, para entregarme en cuerpo y alma para encontrar los caminos para recorrer, en los que más se me reconozca. Porque ahora sé que elegí este camino porque sabía que la cultura y el arte es la forma de entender este mundo que nos ha tocado vivir".

"Aunque en los últimos años haya trabajado en Estados Unidos, cada vez que terminaba un plano, una secuencia, mi mente estaba puesta en España, no en Arizona, ni en Cleveland. Lo importnte era cómo se vería este trabajo en mi tierra, en Málaga, en mi barrio.

"Termino con una alusión al futuro -ha asegurado el actor- porque aquí hay un numero importante de gente joven que ha sabido mantener un compromiso con el público".

Por último, Banderas ha querido dedicar el premio a su hija, Estela del Carmen "quien más ha sufrido" su pasión por el cine. "Con mis ausencias prolongadas y compromisos profesionales, me perdí los mejores planos y te pido perdón a ti, Stella del Carmen", ha concluido.

A sus 54 años, el malagueño se convierte en el homenajeado más joven de la historia de los Goyas de Honor.

Almodóvar le ha entregado el Goya

Pedro Almodóvar ha sido el encargado de entregar el Goya de Honor a Antonio Banderas. "Me resulta imposible de hablar de Antonio sin incluirme -ha asegurado-, en los 80 rodamos juntos cinco películas y los ojos de mis personajes eran los de Antonio. Nadie ha mirado con tanta pasión y deseo como él".

"Me lo encontré a los pocos meses de llegar a Madrid -añadía el director- y le agradezco que depositase todo su talento en mis manos y se lanzase a todos los abismos que le propuse, sin paracaídas y sin pedir nada. Las pantallas españolas de los 80 fueron de Antonio; y en los 90 triunfó fuera de nuestras fronteras".

En opinión del realizador, solo Fernando del Rey le llevaba la delantera fuera de España. Era una época "dificilísima", pero Antonio tenia que triunfar fuera. "Habla, canta, actúa, cabalga, asalta, salta, es capaz de hacer 300 entrevistas en un día y luego mil fotos con quien se lo pida", ha dicho el director antes de fundirse en un abrazo con el actor.

Almodóvar es, sin duda, el cineasta más importante en la carrera del malagueño. Han rodado juntos siete películas y el manchego ya le hizo entrega del premio Donostia en San Sebastián. Y Banderas, junto a Penélope Cruz, fue el encargado de entregar a Almodóvar el Oscar que consiguió, en el 2000 (a la mejor película de habla no inglesa) por Todo sobre mi madre.

Juntos han rodado Laberinto de pasiones (1982), Matador (1985), La ley del deseo (1986), Mujeres al borde de un ataque de nervios (1988), Átame (1989), La piel que habito (2011) y Los amantes pasajeros (2013).

Por cierto que Pedro Almodóvar ha afirmado, en su intervención, que el ministro de Educación Cultura y Deporte, José Ignacio Wert, "no está incluido" entre los amigos del cine y de la cultura.

"En España hay mucho talento"

Antes de recoger el Goya, en declaraciones a TVE, Banderas se declaraba "excitado y emocionado". Y destacaba que "hay que volver la vista a los grandes de la cultura española para ver cómo hemos llegado hasta aquí". Pero también mirar al futuro porque "en España hay mucho talento. Yo he tenido la suerte de trabajar con gente que ha roto moldes y que ha dado oportunidades a mucha gente joven como Pedro Almodovar ".

"Nada en mi vida ha sido un camino de rosas, la verdad". Así de sincero se mostraba hace unos días el Goya de Honor 2015, el actor, director y productor Antonio Banderas, en una multitudinaria rueda de prensa, digna de su estatus de estrella de Hollywood, en la que aseguraba  también que recibía este reconocimiento como "una recompensa y un estímulo".

El actor malagueño hacia balance de su dilatada carrera -35 años y 93 películas, a punto de "rozar el techo de las 100"-, en la que ha reconocido que ha "asumido riesgos", como el salto que dio desde su Málaga natal a Madrid con 19 años para buscarse la vida como actor y el que, años después dio a Hollywood, "cuando no había ningún español instalado".

"Quizás esa marcha Hollywood abre la puerta a pensar que podemos estar ahí y competir con los más grandes, como se ha hecho también en los deportes o los negocios, el ir conquistando terrenosY probablemente ahí yo haya puesto mi granito de arena y es mi aportación a la cinematografía española", afirmaba el actor, quien recordaba que en la España de los 70 y posterior a la dictadura reinaba un "cierto complejo de inferioridad" sobre que todo lo que venía de fuera era mejor.

Este Goya de Honor que ahora recibe le vale para "echar la vista atrás y hacer recuento", asegura el artista, que confiesa que todo lo que le ha pasado hasta ahora en la vida "es un sueño del que a veces creo que me voy a despertar", con sus "cosas buenas y malas".

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente