Anterior Errejón reconoce que Podemos no fue tras el 20D "todo lo flexible que había que haber sido" Siguiente Sánchez dimitirá si el Comité Federal del PSOE apoya la abstención para facilitar el gobierno de Rajoy Arriba Ir arriba
Interior de la réplica de la tumba dedicada al dios Osiris hallada en Luxor
Interior de la réplica de la tumba dedicada al dios Osiris hallada en Luxor EFE EFE/Matjaz Kacicnik

Una misión hispano-italiana descubre una réplica de la tumba de Osiris en Luxor

  • La tumba hallada supone una réplica pequeña del diseño del llamado Osireion

  • El proyecto cuenta con el apoyo del Cabildo de Tenerife

  • El complejo está formado por una sala grande apoyada en cinco pilares

|

La Misión Arqueológica Canaria-Toscana, en cooperación con el Ministerio egipcio de Antigüedades, ha descubierto en la Necrópolis de los Nobles en Luxor, una réplica de la tumba dedicada al dios Osiris, ha informado este viernes el Gobierno egipcio.

El complejo funerario fue descubierto por la misión hispano-italiana en la tumba número 327 en la zona de Sheij Abd el Gurna y supone una réplica pequeña del diseño del llamado Osireion, construido bajo la orden del faraón egipcio Seti I en la ciudad de Abidos, en Luxor (sur de Egipto).

En la pared norte de esta sala se encuentra un acceso que lleva a unas escaleras que conducen al complejo funerario dedicado a Osiris, dios de los muertos. Esta divinidad aparece localizada en el medio de una capilla en forma de bóveda y, a sus pies, una escalera esconde un pozo que lleva a varias cámaras funerarias. Además, alrededor de Osiris gira un corredor que rodea todo el complejo funerario.

Este proyecto se lleva a cabo bajo la codirección de la egiptóloga canaria Milagros Alvarez y el doctor Abd el Hakim Carrar y cuenta con el apoyo del Cabildo de Tenerife -a través de las áreas de Cultura y Patrimonio Histórico y Museos-, Gobierno de Canarias, Cabildo de La Palma, y el Ayuntamiento de los Llanos de Aridane, así como de la empresa FIAT en Egipto y del AlexBank (Banco de Alejandría).

Dos campañas de trabajo

La misión ha desarrollado dos campañas de trabajo, estando prevista la tercera para el próximo otoño. En la primera (noviembre 2013-enero 2014) el equipo de arqueólogos descubrió la tumba de May y su esposa Neferet, datada en la Dinastía XVIII (1500 antes de Cristo).

"Es una tumba única en la Necrópolis Tebana, ya que reúne todas las características de la tumba mitológica de Osiris", ha dicho a Efe la codirectora de la Misión, Álvarez Sosa.

Entre los principales objetivos del proyecto se encuentra la recuperación del patrimonio egipcio, su estudio y divulgación. Para ello cuenta con un amplio equipo de profesionales compuesto por egiptólogos, arqueólogos, fotógrafos, topógrafos, botánicos, geólogos, bioantropólogos, restauradores, arquitectos y artistas, entre otros.

Cuatro milenios de historia

Álvarez ha destacado la "gran importancia" del descubrimiento "porque las cámaras funerarias contendrían difuntos que durmieron su sueño eterno bajo el dios de los muertos, Osiris".

En una de estas cámaras, sepultadas a nueve y seis metros de profundidad, se ha encontrado "decoración en las paredes de demonios que sostienen en sus manos cuchillos para proteger el cuerpo del difunto", agregó Álvarez.

Después de cerrar la segunda campaña el pasado 15 de diciembre, Álvarez anunció que durante la próxima, que comenzará en otoño, su equipo empezará a "estudiar las cámaras funerarias y profundizar en el estudio del complejo con el fin de llegar a otras conclusiones que le permitan profundizar mejor en el significado de esta tumba".

Descubrimiento singular

En un comunicado, Hakim Karar, director de Antigüedades del Alto Egipto, ha señalado que la tumba número 327 está integrada por una sala grande apoyada en cinco pilares.

Seti I quiso durante su reinado levantar construcciones en la ciudad santa de Abidos para expandir su influencia en el norte y su devoción a Osiris, destacó en la nota el ministro de Antigüedades, Mamduh al Damati.

El culto a Osiris fue unido a principios de la dinastía V (2.465-2.323 a. C.) al de la divinidad local de Abidos, identificada como Jenti Amanti, por lo que pasó a llamarse Osiris Jenti Amanti.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente