Enlaces accesibilidad

Egiptólogos españoles descubren más de 80 figuras funerarias de 3.000 años de antigüedad

  • El descubrimiento tuvo lugar en una necrópolis cerca de Luxor
  • Además se descubrió un cementerio de animales y una cámara funeraria
  • Las excavaciones tuvieron que ser suspendidas por las revueltas en Egipto

Por
Algunos de las figuras descubiertos por el Proyecto Djehuty
Algunas de las figuras descubiertos por el Proyecto Djehuty durante la X campaña, que tuvo que ser interrumpida por las revueltas en Egipto CSIC

Flores a los muertos

La costumbre de ofrecer flores a los muertos ya existía en el Antiguo Egipto. En el idioma de la época la palabra Anj significaba tanto 'vida', como 'flor'. Así pues ofrecer una flor era como ofrecer la vida al difunto. Prueba de ello es que en la tumba de la Dama Blanca se encontraron más de 50 ramos de flores secas del año 1.000 antes de Cristo perfectamente conservadas gracias al clima desértico.

Más de 80 figuras de 15 centímetros que durante 3.000 años han acompañado en su viaje por el Más Allá a un antiguo sacerdote egipcio. Este es el hallazgo un equipo de investigadores españoles del CSIC encabezados por el egiptólogo José Manuel Galán.

En rueda de prensa el director del Proyecto Djehuty, que este año cumple su décima edición, ha presentado los descubrimientos del 2011 junto a Cristina Garmendia, ministra de Ciencia e Innovación, y Rafael Rodrigo, presidente del CSIC.

Los investigadores creen que las estatuillas halladas, denominadas shabtis, pertenecen al ajuar funerario de un sacerdote

La misión de estas figuras, de apenas 15 centímetros y hechas de barro cocido, era acompañar al difunto a la otra vida. Debido a que los shabtis tienen motivos agrícolas es posible que su función sea la de labrar y sembrar campos de cultivo en el Más Allá.

El descubrimiento cobra importancia porque no han sido saqueadas por ladrones de tumbas, por lo que han sido descubiertas completamente intactas.

Galán destacá la superficialidad a la que se ha efectuado el descubrimiento, ya que los shabtis se encontraron a solo medio metro de profundidad. El egiptólogo se muestra esperanzado con que a más profundidad haya monumentos funerarios más antiguos.

Galán ha comparado este yacimiento con Atapuerca, al asegurar que al observar en los estratos más profundos se descubren los restos más antiguos.

Un cementerio de animales y una nueva cámara funeraria

En la necrópolis de Dra Abu el-Naga los arqueólogos españoles también han efectuado dos descubrimentos más.

En la tumba de Hery, un alto funcionario egipcio que vivió en el 1.500 antes de Cristo, los investigadores han descubierto un pozo funerario "completamente insesperado" en palabras del propio Galán, ya que la tumba ya tenía otra oquedad de estas características y no es usual que las tumbas posean dos recintos así.

Los arqueólogos tuvieron que huir del país al estallar las revueltas

Esta nueva cámara estaba cubierta de escombros, lo que obligó a los expertos a efectuar su retirada en una operación que duró tres semanas

Como consecuencia, los egiptólogos no han podido acceder al interior de este pozo, ya que tuvieron que salir del país al estallar las revueltas en Egipto que se saldaron con la caida del régimen de Mubarak.

Sin embargo los arqueólogos esperan acceder al recinto en la próxima campaña del proyecto, que tendrá lugar entre enero y febrero de 2012.

El equipo de Galán tambien accedió a un cementerio animal de la época grecorromana que contenía los restos de varios halcones  e ibis, aves que eran adoradas en el Antiguo Egipto.

En esta cámara funeraria, a la que se accede a través de una capilla de la época ramésida (en torno al año 1.300 a.C), los arqueólos encontraron en las paredes dos grafitis escritos en tinta roja con caracteres demóticos (la escritura cursiva egipcia) que están fechados en el año 43 de Ptolomeo VIII, equivalente a los años 128 y 127 antes de Cristo.

Esta datación permitirá a los investigadores fechar otros yacimientos adyacentes.

La X campaña del Proyecto Djehuty

Estos descubrimientos fueron realizados en el contexto de la X campaña del Proyecto Djehuty, que comenzó el pasado enero y tuvo que interrumpirse a mitad del trabajo debido a las revueltas en Egipto.

Este proyecto está centrado en torno a la tumba de Djehuty, un antiguo tesorero de la Reina Hatshepsut, que gobernó el Antiguo Egipto alrededor del año 1.470 a.C.

La necrópolis está situada en la orilla occidental del Nilo de la antigua Tebas, lo que hoy es la ciudad de Luxor.

"Está diseñada como si fuese una ciudad, se trazan calles en torno a las tumbas, que son como chalets adosados" ha comentado Galán. Debajo de cada yacimiento se encuentran estratos más antiguos, por lo que el lugar es idóneo para realizar excavaciones a largo plazo.

Facilmente podríamos estar 100 años más con este proyecto

En los diez años que el Proyecto Djehuty lleva en marcha han efectuado una gran cantidad de descubrimientos, entre los que destacan la tablilla del aprendiz, una pizarra para aprender a dibujar; la tumba del arquero Iquer, de más de 4.000 años de antiguedad; y la Dama Blanca, una momia que fue encotrada con más de 50 ramos de flores secas en perfecto estado de conservación.

Además de los descubrimientos efectuados, los arqueólogos del Proyecto Djehuty también están encargados de la restauración de las tumbas a fin de abrirlas al público.

"Facilmente podríamos estar 100 años más con este proyecto" ha asegurado José Manuel Galán al hablar del futuro de la excavación. Ha comentado que los descubrimientos de este año son esperanzadores para continuar hallando monumentos.

Por su parte la ministra Garmendia ha elogiado la labor de Galán y de su equipo, y ha afirmado que han situado a la egiptología española en la vanguardia mundial.

Noticias

anterior siguiente