Anterior La ONU alerta de que Yemen sufre "la mayor crisis humanitaria del mundo" Siguiente Rajoy niega al juez el cobro de sobresueldos y dice que "jamás" conoció la existencia de una caja B Arriba Ir arriba
UPyD y Ciudadanos rompen las negociaciones sobre una posible alianza electoral

UPyD y Ciudadanos rompen las negociaciones sobre una posible alianza electoral

  • Ambas formaciones cierran en falso el intento de concurrir juntos a las urnas

  • UPyD considera que C's no cumple sus criterios de "calidad democrática"

  • C's pretende aún presentarse en toda España en las elecciones de 2015

|

UPyD y Ciutadans no han llegado finalmente a ningún acuerdo electoral y cada uno concurrirá a las elecciones del año que viene por su cuenta, ha confirmado el líder del partido catalán, Albert Rivera, en una rueda de prensa en la que ha lamentado la falta de voluntad de Rosa Díez para alcanzar un pacto.

Después de cuatro reuniones y dos meses de negociaciones, la reunión encabezada por los líderes de ambos partidos esta tarde en un hotel de Madrid ha durado apenas una hora y cierra en falso un proceso que había promovido el partido de Albert Rivera -y habían animado voces desde dentro de UPyD- al considerar que juntos tenían más posibilidades de hacer frente al bipartidismo, especialmente fuera de Cataluña.

Sin embargo, UPyD considera que C's no cumple los criterios de organización y "calidad democrática" que exige para alcanzar cualquier tipo de alianza, aunque sí está dispuesta a buscar ámbitos de colaboración puntuales, como por ejemplo defender el Estado de derecho en Cataluña.

Rivera pide una apuesta ambiciosa

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha hecho pública la ruptura de las negociaciones tras la reunión y ha mostrado su disgusto por no poder avanzar en esta "tercera vía". "Después de siete años intentando convencer a UPyD de la necesidad de un acuerdo, creíamos que había llegado el momento, pero no ha sido posible", ha dicho.

De todos modos, ha confirmado que Ciudadanos tiene la intención de presentarse en toda España en las próximas elecciones autonómicas, municipales y generales.

"Damos la razón a los que decían que Rosa Díez y su equipo nunca querrían firmar un acuerdo con Ciudadanos"

Rivera buscaba con este "último y enésimo intento" de pacto dar un paso adelante para su formación y sumar fuerzas con UPyD, por encima de lo que les separa, ante la situación "excepcional" que cree que vive España entre el "bipartidismo decadente" y los "populismos imposibles".

En ese sentido, ha lamentado que la dirección de UPyD ya trajera las conclusiones hechas y que se empeñara en "buscar diferencias entre hermanos".

"Damos la razón a los que decían que Rosa Díez y su equipo nunca querrían firmar un acuerdo con Ciudadanos", ha indicado. Ha agregado que respeta a la dirección de UPyD, pero que hace falta una apuesta ambiciosa, que a Díez le pareció "demasiado ambiciosa y maximalista" y le contestó que proponer el acuerdo era incidir en el desacuerdo.

Rivera ha revelado que en un momento de la reunión la dirección de UPyD le preguntó si estaría dispuesto incluso a llegar a una fusión y él respondió que sí, encontrando a sus interlocutores casi ofendidos por ello.

Una vez roto el diálogo, Rivera no ha dudado en pedir el apoyo electoral de los simpatizantes y militantes de UPyD. "Abrimos los brazos a la gente que ha confiado en UPyD y en Ciutadans", ha sostenido.

UPyD critica el "lo tomas o lo dejas" de C's

Del mismo modo, UPyD devuelve a su interlocutor la acusación de haber roto las negociaciones de forma "abrupta y unilateral". El responsable de Regeneración Democrática de UPyD, Andrés Herzog, ha criticado que se les planteara una oferta "maximalista" de "o lo tomas o lo dejas".

A su juicio, C's impuso limitaciones y condiciones a ese pacto y se negó a facilitar información sobre su "acelerada expansión territorial", con acuerdos con terceros partidos "del más variado pelaje".

UPyD critica la "opacidad" de Ciudadanos, que no ha facilitado información sobre su "acelerada expansión"

"Se trata de un modelo de crecimiento de partidos viejos que no es alternativa", ha asegurado el dirigente de UPyD, que ha rechazado esta forma de crecer por la cual, ha dicho, "se intercambian votantes por cargos y listas".

Para UPyD, era importante aclarar cierta información antes de tomar una decisión, por su empeño en mantener su reputación de partido sin ningún miembro imputado y como la formación política más transparente de España, según un informe de Transparencia Internacional.

En concreto, habían solicitado a Ciutadans información sobre presuntos casos de transfuguismo de cargos públicos de C's, sus acuerdos con formaciones regionales o la detención del exalcalde de Serranillos, Antonio Sánchez Fernández, quien ocupó un puesto como independiente en la lista del partido de Albert Rivera al Parlamento Europeo.

Por eso, Herzog ha criticado la "opacidad" con la que Ciudadanos ha acudido a las negociaciones, sin informar de cuántos concejales tiene ni tampoco los lugares donde se presenta.

Cerrada la puerta a una alianza nacional, Herzog ha abogado no obstante por seguir tendiendo la mano a C's para llegar a acuerdos puntuales, sobre temas como la regeneración política o la defensa de la unidad de España.

Una reunión precedida de tensiones

La reunión de este jueves llegaba después de las tensiones que provocó el anuncio de Albert Rivera de ofrecer al partido de Rosa Díez un pacto electoral para las próximas elecciones autonómicas y municipales. Este anuncio prematuro no fue bien recibido desde la formación magenta, ya que ambos partidos estaban aún negociando e intercambiando información en un grupo de trabajo formado al efecto.

Las negociaciones entre ambos partidos para explorar las vías de colaboración en un proceso sin "límite" se iniciaron a finales del pasado mes de septiembre, después la crisis abierta en la formación magenta por el pronunciamiento de su cabeza de lista en las europeas, Francisco Sosa Wagner, que reivindicó un pacto con Ciudadanos para que su partido creciera y cuestionó el liderazgo de Rosa Díez -lo que a la postre terminó en su salida del partido y su abandono de la política-.

De hecho, Albert Rivera, en vista de lo sucedido, ha deslizado la idea de que Rosa Díez y los suyos acudieron a la reunión simplemente como respuesta a la presión interna en el seno de su partido y a la presión de los ciudadanos.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente