Anterior El activista argentino Santiago Maldonado falleció "por ahogamiento" en un río, según la investigación Siguiente Un ataque contra una mezquita mata a 235 personas en Egipto, el atentado más mortífero de su historia reciente Arriba Ir arriba
El módulo Philae envía las primera fotos realizadas desde la superficie del cometa

La ESA investiga en qué lugar del cometa está la sonda Philae tras rebotar un kilómetro

  • Philae rebotó después del aterrizaje y se ha desplazado un kilómetro

  • El fallo de los arpones que tenían que amarrar la sonda provocó el rebote

  • Philae ha enviado señales y fotos a la ESA, que investiga dónde está

  • La siguiente delicada operación será reorientar la sonda para que reciba luz

|

La sonda aterrizadora de la Agencia Espacial Europea (ESA), Philae, ayer consiguió aterrizar sobre la superficie del cometa 67P. El fallo que impidió que los arpones se 'amarraran' a la superficie, provocó que Philae rebotara dos veces. Ahora la ESA no sabe con exactitud dónde se encuentra, aunque se está investigando la ubicación. 

El director del proyecto del aterrizador Philae, Stefan Ulamec, ha indicado que Philae está estable, ya que han recibido diversas señales del aterrizador, aunque se ha desplazado un kilómetro

La agencia espacial, que ha dado una rueda de prensa este jueves desde Alemania, está empleando un instrumento de tomografía que lleva la sonda para tener una estimación de dónde se ha aterrizado. 

"No sabemos si estamos en G, P o D, pero en alguno estaremos", ha comentado Ulamec haciendo referencia a los distintos puntos que tienen identificados de la superficie del cometa. 

En teoría, Philae tenía que haberse posado sobre un punto llamado Agilkia -anteriormente conocido como 'zona J'-, que aunque no era totalmente plano, se eligió por ser el mejor entre los cinco posibles puntos que se barajaron en agosto.

Philae ha estado horas en movimiento

Durante la noche, el Centro de Operaciones de la ESA en Darmstadt (Alemania), ha vivido una gran incertidumbre.

Philae seguía en movimiento después de no anclarse correctamente, hasta que por fin ha parado, posiblemente en el anillo externo de un cráter, no muy lejos de la ubicación original. 

Como ha manifestado el jefe técnico del aterrizador de la misión de la ESA, Koen Geurts, han recibido una señal continua y tras pasar unas horas han recibido indicaciones de que el aterrizador había frenado

Punto en el que debía aterrizar Philae (rojo) y el del punto aproximado en el que se encuentra.
Punto en el que debía aterrizar Philae (rojo) y el del punto aproximado en el que se encuentra. Imagen: ESA

"La comunicación se interrumpió entre Philae y Rosetta, pero finalmente restablecimos la comunicación durante la mañana", ha detallado.

Maniobra delicada: corregir la ubicación

Al parecer, según han revelado los técnicos, Philae ha estado operando correctamente y está usando una batería secundaria para funcionar que requiere menos luz solar -aunque tiene combustible, lleva unas placas para funcionar con energía solar para realizar operaciones a largo plazo-. 

Sin embargo, se encuentra en un lugar en el que solo hay hora y media de luz, y no las siete que se esperaban. Geurts ha confesado "Es algo que no teníamos previsto y que no esperábamos". 

El siguiente importante paso es corregir la ubicación del aterrizador y llevarlo a otro punto en el que pueda recibir luz y proseguir con las mediciones científicas. 

Primeras imágenes de la misión Rosetta

Durante la maniobra de descenso de Philae al cometa y la propia sonda orbitadora, Rosetta, han continuado tomando imágenes desde ayer. El responsable del sistema de imagen de Rosetta, Stefano Mottola, ha explicado que cuentan con nuevas imágenes que le han dejado "maravillado". 

En unas fotografías a 3 km del descenso, 40 segundos antes de emprender el aterrizaje, las cámaras obtuvieron imágenes de un centímetro por píxel en las que se veía que la superficie está cubierta por polvo y distintos bloques.

Así, han visto distintas partículas flotantes de las que van a investigar su procedencia. "Hemos observado que hay grandes bloques de un tamaño de cinco metros cubiertos por polvo, además de procesos activos. No está claro si se ha recubierto de polvo hace poco o ha sido un proceso paulatino. Se estudiará con las imágenes y nos llevará su tiempo entenderlas", ha precisado Mottola.

Zona del cometa en la que la ESA está buscando a Philae.
Zona del cometa en la que la ESA está buscando a Philae. Foto: ESA/Rosetta/MPS for OSIRIS Team MPS/UPD/LAM/IAA/SSO/INTA/UPM/DASP/IDA

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente