Anterior Estabilizado el incendio de Gran Canaria Siguiente Puigdemont difunde los colegios electorales del 1-O y dice tener "planes de contingencia" para votar Arriba Ir arriba
Teresa Romero sale del hospital, ofrece toda su sangre contra el ébola y critica la gestión política
Virus del Ébola

Teresa Romero sale del hospital, ofrece toda su sangre contra el ébola y critica la gestión política

  • La auxiliar defiende la sanidad pública "pese a la nefasta dirección política"

  • El equipo médico que la atendió asegura que ya "no hay riesgo de contagio"

|

Teresa Romero, la auxiliar de enfermería que superó el ébolaha recibido este miércoles el alta después de permanecer 30 días ingresada en el Hospital Carlos III, de los que 25 estuvo en una habitación de aislamiento. A su salida, Romero, que ha dicho estar "muy débil" aún, ha agradecido "el milagro" de su curación al personal sanitario pese a la "nefasta dirección política".

"Doy las gracias al personal sanitario abnegado que pese a la nefasta dirección política ha conseguido obrar el milagro", ha señalado Romero ante los medios de comunicación. Muy emocionada ha explicado asimismo cómo logró vencer al ébola: "Me aferraba a mis recuerdos, a mi familia, a mi marido al que adoro".

La auxiliar de enfermería ha dado también las gracias a su familia, que son los que la hicieron "luchar por seguir en este mundo", "a Dios y al apóstol Santiago" por devolverle la vida, a la hermana Paciencia Melgar por donar su sangre para su tratamiento, a la que "nunca" estará "suficientemente agradecida", y a sus vecinos por "lo que han tenido que soportar" desde que se conoció su contagio.

Romero, que fue la primera contagiada de ébola fuera de África tras atender al misionero repatriado Manuel García Viejo, ha leído un comunicado rodeada de su marido y de sus compañeros. Durante su intervención ha recibido varios calurosos aplauso de todos los presentes.

Ofrece su sangre para estudiar el ébola

Teresa Romero ha asegurado desconocer cómo se contagió y que no guarda rencor a nadie. "No sé qué es lo que falló y si es que falló algo. Solo sé que no guardo ningún rencor", ha dicho.

También ha anunciado su disponibilidad para ayudar en el estudio del virus del Ébola. "Si mi contagio sirve para algo, para que se estudie mejor la enfermedad y pueda ayudar a encontrar una vacuna o mi sangre sirve para curar a otras personas, aquí estoy hasta quedarme seca", ha advertido.

Tras su declaración, su marido Javier Limón ha leído la parte del comunicado que tenía escrito Teresa Romero para hablar del perro de la pareja que fue sacrificado y al que ha calificado como "el hijo que nunca tuvimos", ya que ella era incapaz de hacerlo.

"Quiero dar las gracias a todos los que nos ayudaron con la causa de Excalibur aunque fue estéril. Se ha perdido una oportunidad de conocer si la enfermedad se puede transmitir a los animales sin ni siquiera comprobar si estaba afectado", ha criticado.

Ya no supone ningún riesgo de contagio

Previamente, en otra rueda de prensa, el jefe del equipo médico que la ha atendido, José Ramón Arribas, ha remarcado que ya le pueden dar el alta "con la confianza de que ya no supone ningún riesgo de contagio para las personas que la rodean".

Romero ha solicitado "respeto" y "tranquilidad" para poder recuperarse del todo. Precisamente el doctor Arribas ha advertido de que aún no se puede hablar de "recuperación completa". Teresa Romero necesitará aún tiempo para estar igual que antes de contagiarse de ébola ya que ha sido una "infección muy traumática".

Por ello, Arribas ha afirmado que tendrá que volver poco a poco a su vida normal. "La curación es un proceso más largo. Cuando dijimos que ya no había virus no dijimos que estuviera curada por completo", ha subrayado.

"Teresa podrá hacer una vida normal. Hemos tomado todas las precauciones y no existe ningún riesgo de contagio, no hay virus en su organismo. Además, el ébola es un virus que no permanece en el cuerpo después de la infección. En algunos casos puede continuar en el líquido seminal o en la leche materna, pero no es el caso de Teresa", ha añadido.

Temieron por su vida

Los doctores de la Unidad de Medicina Tropical que han atendido a Teresa Romero han reconocido que llegaron a temer por su vida. Una de las facultativas, Marta Mora, ha afirmado que hubo momentos "críticos" que se temió que no sobreviviría teniendo en cuenta que la mortalidad de la enfermedad es de alrededor del 60%.

En cuanto a qué tratamiento es el que la salvó, otra de las doctoras, Marta Arsuaga, ha señalado que es díficil saberlo "a ciencia cierta", aunque ha destacado que también el sistema inmunológico de la paciente ha contribuido.

El doctor Arribas ha explicado que en el tratamiento de la enfermedad ha sido también importante el "tratamiento de soporte" y ha recordado que a Teresa Romero se le administró "suero de convaleciente" y el antiviral "Favipiravir", aunque desconocen si en verdad esta terapia ha funcionado.

"En enfermedades con mortalidad tan alta solemos usar terapias experimentales que todavía no están especificadas como eficaces. Se han utilizado en otros pacientes, pero a día de hoy no sabemos si es una terapia eficaz", ha insistido el doctor Arribas.

Bajo vigilancia el personal que la atendió

A partir de ahora, el personal sanitario que ha atendido a la auxiliar de enfermería requerirá vigilancia "activa y supervisada" y tendrán que tomarse la temperatura dos veces al día y notificarla por teléfono en caso de que superen los 37,7ºC durante 21 días después de la última exposición a la enfermedad. A partir de esa fecha se descarta que se puedan haber infectado.

"El principal riesgo está en el personal sanitario que atiende a los pacientes de ébola, sobre todo cuando estos tienen la mayor carga viral", ha asegurado el doctor Arribas.

Si no hay más contagios, la Organización Mundial de la Salud (OMS) declarará a España libre del ébola el 2 de diciembre, después de que hayan pasado los 42 días establecidos de la curación o la muerte del último paciente, según el jefe de la Unidad de Enfermedades Infecciosas-Medicina Tropical del hospital La Paz-Carlos III.

La habitación de la sexta planta del Hospital Carlos III utilizada para acoger el ingreso de Teresa Romero será biodescontaminada este mismo miércoles. Según ha informado el centro a través de un comunicado, la descontaminación de la habitación se hará con tecnología de vapor de peróxido de hidrógeno (tecnología VHP) que genera vapor seco de alta potencia capaz de provocar una muerte biológica en corto espacio de tiempo. Una vez finalizada esta fase, está garantizada al "cien por cien" la seguridad de todo el entorno de la habitación.

Un centenar de personas atendieron a la auxiliar

Por su parte, el director gerente, Rafael Pérez-Santamaría, ha destacado que el alta hospitalaria de la auxiliar es "una gran noticia después de un mes muy complicado" y ha aprovechado para reconocer la "gran profesionalidad" del centenar de personas que han trabajado en el cuidado de la paciente.

Por otro lado, una de las enfermeras voluntarias que ha atendido a Teresa Romero, Esther Bellón, ha querido denunciar "el rechazo brutal" que han sentido de la población. Y ha confesado que la experiencia de atender a pacientes con ébola ha sido "muy enriquecedora", aunque reconoce que ha sido "muy duro no poder acercarse a ellos, no poder tocarlos y verlos como sufren".

Teresa Romero recibirá este mismo miércoles un homenaje de sus compañeros del centro sanitario, familiares y amigos, que han organizado un cordón humano abrazando el hospital.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente