Anterior Al menos 16 soldados afganos muertos por error en un ataque del Ejército americano Siguiente El cine iberoamericano celebra su cuarta fiesta en Madrid con la mira puesta en potenciar la industria Arriba Ir arriba
Un atropello y choques entre policías israelíes y jóvenes palestinos avivan la tensión en Jerusalén

El segundo atropello mortal deliberado dispara al máximo la tensión en Jerusalén

  • Un motorista ha embestido a varios viandantes antes de ser abatido

  • Netanyahu acusa a Abás de "instigar" el atropello

  • En la ciudad vieja ha habido violentos choques entre israelíes y palestinos

|

Un conductor ha arrollado a un grupo de transeúntes en una parada de tranvía en Jerusalén en un ataque deliberado, según la policía, que ha dejado al menos seis heridos y un muerto. 

Los hechos han ocurrido pasado el mediodía cuando el atacante, identificado por la Policía israelí como Ibrahim al Akari, de 48 años, arremetió con una furgoneta blanca contra varios agentes de la Policía de Fronteras que trataban de cruzar la carretera. La víctima, de 30 años, era capitán de la Policía de Fronteras, según han confirmado las autoridades.

Según testigos, un hombre al volante de una furgoneta blanca penetró en la líneas del tranvía y cruzó a máxima velocidad frente a la estación de Shimon Hatzadik, muy utilizada por ultraortodoxos para rezar en una conocida tumba judía homónima en Jerusalén Este.

Allí atropelló al oficial y a otros tres miembros de una de las decenas de patrullas que el Gobierno israelí ha desplegado en la parte este de la ciudad desde que el pasado 22 de octubre dos personas perdieran la vida de la misma manera en un ataque similar a apenas un kilómetro de distancia. El conductor recorrió al volante unos 200 metros más, antes de chocar con dos vehículos en una intersección.

"Se volvió loco, sacó una barra de metal y comenzó a intentar pegar a la gente y a gritar 'Alahu Akbar' (Alá es el más grande)", ha declarado a Efe Yosef, miembro de la comunidad haredí (ultraortodoxa) que se encontraba en la zona. "Llegó la Policía enseguida, lo rodeó y le disparó cuando corría por aquí, por estas vías", ha añadido, mientras señalaba con el dedo una mancha de sangre entre los raíles.

A continuación el agresor impactó con otros dos vehículos y después se bajó y comenzó a golpear a otros transeúntes con un palo de hierro, antes de ser abatido a tiros por agentes armados, según la Policía.

"Un agente de la Policía de fronteras actuó rápidamente y mató al terrorista", ha relatado el ministro de Seguridad Interior, Isaac Aharonovich, en el lugar de los hechos.

Enfrentamientos en la ciudad vieja

Los heridos han sido trasladados a los hospitales Hadasa Ein Karem y Shaarei Tsedek de Jerusalén con heridas de diversa consideración y donde uno de ellos sucumbió, ha dicho a Efe el portavoz de Maguen David Adom (Estrella de David Roja, equivalente a la Cruz Roja). "Tres están en estado muy grave, uno grave, cinco con heridas de mediana gravedad y el resto leves", ha explicado la fuente. "Vimos escenas duras de heridos por el suelo y repartidos a lo largo de 300 metros", ha declarado a la televisión local un asistente médico que llegó al lugar.

El movimiento islamista Hamás ha asumido desde Gaza la autoría del ataque y ha calificado al atacante de "heroico conductor", según un comunicado oficial.

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, ha responsabilizado al presidente palestino, Mahmud Abás, del ataque. "El atropello es el resultado directo de la instigación de Abu Mazen (Mahmud Abás)", ha sentenciado Netanyahu durante la ceremonia de conmemoración del decimonoveno aniversario del asesinato del primer ministro israelí Isaac Rabin.

El primer ministro israelí ha considerado culpables también a "los socios de Hamás" del presidente palestino y ha señalado que "no ha habido ningún cambio en la sociedad palestina hacia la aceptación del derecho del pueblo judío a su propio Estado".

No ha sido el único lugar donde se han vivido escenas de pánico. En la ciudad vieja, el corazón de Jerusalen Este, las fuerzas de seguridad israelíes se han enfrentado a jóvenes palestinos que les lanzaban piedras. Los disturbios han empezado minutos antes de que la Explanada de las Mezquitas se abriera a los fieles y visitantes. Según un responsable de la mezquita de Al Aqsa, los agentes han entrado en el recinto para reprimir a los palestinos y su actuación ha causado una veintena de heridos.

Jordania protesta ante Israel

Estos incidentes son los últimos de una escalada de violencia que comenzó la pasada semana con el intento de asesinato del rabino ultraortodoxo Yehuda Glick. Tras el ataque, la policía israelí mató a un palestino al que identificó como autor de los disparos contra el religioso y ordenó el cierre de la Explanada de las Mezquitas, lo que generó violentos disturbios.

El cierre de este reciento sagrado para musulmanes y judíos fue calificado por las autoridades palestinas como una "declaración de guerra". Jordania, la autoridad encargada de garantizar la seguridad en el interior de la explanada, ha llamado a su embajador en Israel a consultas para protestar contra las "violaciones israelíes" sin precedentes en Jerusalén y sus lugares santos.

Bajo el tratado de paz de 1994 entre Jordania e Israel, este último país reconoce el derecho de Ammán de proteger los lugares santos islámicos y cristianos de Jerusalén Este, ocupado por Israel desde la guerra de 1967.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente