Enlaces accesibilidad

Greenpeace pide al Gobierno que paralice de forma "inmediata" las prospecciones en Canarias

  • Creen que las prospecciones son innecesarias y se han vulnerado leyes
  • La ONG pide un cambio de modelo energético hacia energía renovable
  • Argumentan que supondría un ahorro medio de un 34% en la factura

Por
Greenpeace colocó el 28 de octubre en aguas de Lanzarote una réplica de una plataforma petrolífera de seis metros de altura.
Greenpeace colocó el 28 de octubre en aguas de Lanzarote una réplica de una plataforma petrolífera de seis metros de altura. EFE EFE/Pedro Armestre

Greenpeace ha solicitado al Gobierno de España la "paralización inmediata" de las prospecciones en busca de hidrocarburos en aguas cercanas a Canarias. A  juicio de la organización no son necesarias y durante su tramitación se han "vulnerado" leyes y directivas europeas.

En este sentido, según informa la ONG ecologista, la alternativa que presentan es que se adopte un compromiso para cambiar de modelo energético a favor de un escenario 100% renovable.

Así se ha puesto de manifiesto durante una rueda de prensa en Las Palmas de Gran Canaria a bordo del Arctic Sunrise, que se encuentra en la isla dentro de su campaña 'La solución a las prospecciones' en la que el rompehielos ecologista ha recorrido Málaga, Lanzarote, Fuerteventura y, finalmente, Gran Canaria.

Para la responsable de la campaña de Energía de Greenpeace, Marina Bevacqua, "Canarias no puede permitirse perder la oportunidad económica que supone la apuesta por un modelo renovable", y ha reclamado que el Gobierno abandone "inmediatamente" las prospecciones petrolíferas.

Ahorro energético con renovables 

Además, Greenpeace ha apuntado que un estudio elaborado por la consultoría Abay Analistas, "demuestra que un sistema energético basado en renovables supondría un ahorro medio de un 34% en la factura energética (luz, gas, etc.) de los hogares españoles frente al año 2012. Los canarios ahorrarían una media de 84 euros al año gracias a este modelo".

La ONG ha señalado que el documento también demuestra que una planificación energética a largo plazo que incluya un calendario de cierre de todas las instalaciones de energía sucia y su sustitución progresiva por energías renovables y eficiencia energética, "garantizaría más de tres millones de puestos de trabajo en el período 2015-2030 en todo el Estado".

Con todo, para la organización resulta "sorprendente" cómo las administraciones de la isla de Gran Canaria, con el Cabildo a la cabeza, están apoyando el proyecto del Gobierno de España "cuando cuentan con una mejor opción en el desarrollo de las energías limpias".

"Proyectos similares son rechazados en la Comunidad Valenciana, islas Baleares y la Costa del Sol por el Partido Popular de estas comunidades por sus gravísimos impactos en la economía y el medio ambiente de sus regiones", ha puntualizado la organización.

Noticias

anterior siguiente