Enlaces accesibilidad

La Audiencia de A Coruña desimputa a la cúpula de Adif por el accidente del Alvia por segunda vez

  • Considera que el riesgo de no tener ERTMS no superaba el nivel "permitido"
  • El maquinista vuelve a ser el único imputado en la investigación del accidente
  • El abogado del maquinista y las víctimas creen "humillante" la decisión

Por
Un tren Alvia a su paso esta mañana por la curva de A Grandeira, en las proximidades de Santiago
Un tren Alvia a su paso este mes de enero por la curva de A Grandeira, en las proximidades de Santiago. EFE EFE/Xoan Rey

La Audiencia Provincial de A Coruña ha desimputado por segunda vez a la cúpula de Adif en la causa que investiga el accidente del tren de Santiago de Compostela en el que murieron 79 personas el 24 de julio de 2013. Con esta decisión, que es firme y contra la que no cabe recurso, el maquinista del Alvia vuelve a ser el único imputado por el accidente por homicidio imprudente al no haber reducido la velocidad para entrar en la curva de A Grandeira.

Los magistrados han estimado los recursos de los doce cargos del Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) y los ha desimputado al entender que la falta del sistema de ERTMS (sistema que supervisa en modo constante la velocidad del tren) en el tramo que se produjo el descarrilamiento suponía una "merma de seguridad" e incluso una "conducta peligrosa" pero que no "constituye una infracción" ya que "no existe un deber normativo" que obligara a su instalación, informa Europa Press.

El anterior juez que instruía el accidente, Luis Aláez, había vuelto a imputar a la cúpula de Adif el pasado mes de mayo después de que la Audiencia hubiera desimputado por primera vez a más de una veintena de cargos de Renfe y Adif en noviembre de 2013. El instructor acusaba a los "responsables de Adif" de haber puesto en marcha una nueva línea de alta velocidad "movidos por presuntos logros estrictamente comerciales" que incrementaron el "riesgo para la vida humana".

El primer instructor los había llamado a declarar en condición de imputados por la presunta comisión de un delito contra la seguridad colectiva y de ser hipotéticos partícipes en los de homicidio y lesiones al considerarles responsables de la seguridad de la circulación ferroviaria en el momento de puesta en funcionamiento de la línea donde se produjo el accidente.

"Conducta peligrosa", pero no infracción

La Audiencia ha notificado este miércoles en varios autos que deja sin efectos estas imputaciones al entender, entre otras cuestiones, que no hay base normativa que permita entender que la ausencia del sistema ERTMS en la infraestructura "constituya una infracción de un deber legal".

Los magistrados entienden que la ausencia de este sistema de frenado supone una "conducta peligrosa", pero concluyen que si este riesgo se mantiene "dentro de un nivel que haya de considerarse permitido, no existe infracción del deber de diligencia".

Los autos indican también que la eliminación del ERTMS en los últimos kilómetros de la línea no fue gratuita o carente de motivo, pues respondía "a la nueva configuración y regulación del enclavamiento", según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Galicia en una nota.

La Audiencia responsabiliza al maquinista

Sobre el maquinista, los magistrados de la Audiencia provincial señalan que es "sencillamente absurdo" que debido a su experiencia profesional conduciendo ese tren durante meses "tuviera alguna duda sobre cuáles eran sus obligaciones o sobre qué normativa había de cumplir y, sobre todo, la causa del accidente, el incumplimiento por el conductor del deber establecido en la normativa reglamentaria de llegar al punto del cambio de velocidades a una determinada velocidad, es un factor que no se ve afectado por ninguna de esas supuestas confusiones".

En resumen, concluyen los autos, "no hay indicios de que en la determinación y regulación de las circunstancias de la circulación ferroviaria concurrentes cuando se produjo el accidente concurra la infracción normativa, la ilegalidad o la vulneración de pautas técnicas consolidadas recogidas por la normativa de ADIF que el auto de imputación proclama".

Fuentes de Adif consultadas por Europa Press han destacado tras conocer la decisión de la Audiencia de A Coruña que los autos les dan "la razón" en que "todo estaba en regla y en orden" en la línea Ourense-Santiago en la que se produjo el accidente del Alvia que cubría la ruta Madrid-Ferrol.

Estas fuentes señalan que la implantación del sistema Asfa en lugar del ERTMS -el más seguro- es "acorde a la ley".

El abogado del maquinista, incrédulo

El letrado Manuel Prieto, que se ocupa de la defensa de Francisco José Garzón Amo, ha dicho que resulta "humillante" que su patrocinado vuelva a ser el único imputado por el accidente del Alvia, un calificativo que comparten las víctimas, que tampoco entienden cómo se ha exonerado al Adif.

La mayoría de los consultados por Efe han expresado su incredulidad, sobre todo el abogado Manuel Prieto, que ahora estudia qué pasos dar tras una resolución que, a su juicio, no concede la relevancia suficiente al hecho de que en la línea Santiago-Ourense no estuviese la protección máxima y se caiga en el eufemismo del "riesgo permitido", cuando este debería ser "cero".

El portavoz de la plataforma de víctimas Alvia 04155, Jesús Domínguez, se ha declarado "indignado" y ha dicho que para él tanto el Gobierno como el Estado se están riendo de ellos y humillándoles, una sensación que le lleva a pensar que parte de la Justicia está "muy politizada".

Las víctimas llevarán el caso a Bruselas

"Esto es una vergüenza. Estamos desesperados e indignados. Parece que se premia, en lugar de castigar, a todos los que han podido tener algún tipo de responsabilidad en este caso", ha manifestado. Así, ha avanzado que su siguiente paso será recurrir a Bruselas para hacer llegar su queja, un paso que pretenden dar antes de final de año.

El presidente de la Asociación de Perjudicados por el Accidente Ferroviario del Alvia, Cristóbal González, ha señalado la dureza de respetar y acatar la decisión judicial de rechazar la imputación de los responsables del gestor ferroviario Adif, pese a no compartirla.

El nuevo instructor, Andrés Lago, debe retomar ahora la instrucción de un caso que acumula más de 40 tomos y que, como al comienzo, solo cuenta con el maquinista del tren, Francisco Garzón, como único imputado.

Noticias

anterior siguiente