Enlaces accesibilidad

Una sanitaria española, primer caso confirmado de contagio de ébola fuera de África

  • Atendió en el hospital Carlos III a uno de los misioneros fallecido por ébola
  • Los dos misioneros se contagiaron en África y murieron en España
  • Un estadounidense, primero diagnósticado fuera de África pero sí viajó a África
  • El virus ha causado la muerte de más de 3.000 personas

Por
El peor brote de ébola en 40 años se ha cobrado ya la vida de 3.400 personas

El caso de la auxiliar de enfermería española infectada por ébola es el primero confirmado de contagio fuera de África.

Esta mujer, ingresada en el hospital de Alcorcón, atendió en el centro hospitalario Carlos III al misionero Manuel García Viejo, que falleció el pasado 25 de septiembre por ébola.

Además de García Viejo, falleció también como consecuencia de esta enfermedad el misionero Miguel Pajares en el hospital Carlos III el pasado 12 de agosto, elevando a dos las víctimas mortales españolas.

Ambos fueron contagiados en África, concretamente en Sierra Leona. Pajares recibió el tratamiento ZMapp, mientras que García Viejo no fue tratado con ningún tratamiento experimental.

Se diagnóstico otro caso fuera de África, pero había viajado a Liberia

El nuevo caso de la enfermera es, por tanto, el primero caso de contagio en el mundo fuera del continente africano, mientras que EE.UU ya confirmó el primer caso de ébola diagnosticado fuera de África aunque este paciente fue contagiado en Liberia.

En total, son cinco los ciudadanos estadounidenses diagnosticados por ébola hasta la fecha. En Texas, las autoridades sanitarias han dicho que se mantienen en "máxima alerta", mientras observan de cerca a la decena de personas que tuvieron contacto directo con el primer paciente con ébola diagnosticado en Estados Unidos, cuya condición ha empeorado en las últimas horas.

Hasta el momento el virus ha causado ya la muerte de más de 3.000 personas en países como Sierra Leona, Liberia, Nigeria, Guinea y Senegal, según cifras oficiales de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La OMS ha advertido también que necesita aún 1.550 camas hospitalarias en Liberia. En el área de Fassankoni, en Guinea, la organización ha detectado que los habitantes han cortado las carreteras para evitar la entrada de los grupos de sanitarios que combaten la enfermedad.

Noticias

anterior siguiente