Enlaces accesibilidad

La Haya investiga crímenes de guerra en la República Centroafricana

  • La fiscalía de la Corte Penal Internacional acusa a las dos partes
  • El país se hundió en la violencia en 2012, solo cinco años de otra guerra

Por
Un soldado centroafricano participa en el linchamiento de una persona, acusada de ser rebelde Séléka, el pasado mes de febrero en Bangui. REUTERS/Siegfried Modola

La Fiscalía de la Corte Penal Internacional (CPI) ha abierto una investigación sobre los supuestos crímenes contra la humanidad cometidos en la República Centroafricana desde 2012.

"La información disponible ofrece una base razonable para creer que tanto Séléka (coalición de facciones armadas musulmanas) como los grupos Anti-Balaka (milicias cristianas) han cometido crímenes contra la humanidad y crímenes de guerra", ha señalado en un comunicado reproducido por Efe la fiscal general del alto tribunal, Fatou Bensouda. "La lista de atrocidades es interminable. No puedo ignorar estos supuestos crímenes", ha añadido.

El tribunal ya tiene abierta una instrucción sobre la guerra que desangró al país entre 2004 y 2007. Precisamente, alegando que el presidente François Bozizé había incumplido los acuerdos que pusieron fin a ese conflicto, a finales de 2012 la coalición Séleka se alzó en armas y en marzo de 2013 se hizo por la fuerza con el poder y colocó al mando a Michel Djotodia, que se convirtió de facto en el primer musulmán en la jefatura del Estado de la excolonia francesa.

En enero de 2014, tuvo que dimitir presionado por la comunidad internacional, que había intervenido con tropas francesas y africanas, y las milicias musulmanas, así como gran parte de esta comunidad, se retiraron a sus tradicionales feudos del norte del país entre actos de venganza. Desde entonces, la violencia sectaria ha disminuido notablemente, pero todavía se siguen registrando actos de violencia brutal con frecuencia y algunos grupos siguen sin deponer las armas, informa France Presse.

Noticias

anterior siguiente