Enlaces accesibilidad

Más de 20.000 personas se suman a una demanda contra Facebook por el uso de datos personales

  • Una demanda colectiva busca proteger la privacidad de los usuarios
  • Denuncian a Facebook Irlanda, subsidiaria de la compañía fuera de EE. UU.
  • El impulsor es un jurista austríaco de 26 años, Max Schrems

Por
Imagen tomada en Washington con un iPhone con la aplicación de Facebook abierta frente al logo de la red social.
Imagen tomada en Washington con un iPhone con la aplicación de Facebook abierta frente al logo de la red social. AFP AFP PHOTO / Karen BLEIER

Parte de los 829 millones de usuarios activos que diariamente usan Facebook suben fotos y vídeos con información que no se ve pero que indica el día y hora en que se tomó la imagen, e incluso el lugar. O indican con un 'Me gusta' que son seguidores de un grupo de música o un bar o les deja de gustar y lo eliminan.

Todas las fotografías, vídeos e información personal que se sube a Facebook y los clics y movimientos que lleva a cabo el usuario quedan registrados en logs que almacena la compañía "durante todo el tiempo que sea necesario" mientras el usuario no se dé de baja.

Una demanda colectiva contra Facebook Irlanda -sede subsidiaria de la compañía fuera de EE. UU. y Canadá- impulsada por un jurista austríaco de 26 años, Max Schrems, busca defender la privacidad online de los usuarios y que Facebook respete las leyes europeas de protección de datos.

Demanda colectiva contra Facebook

La batalla de este joven contra las grandes compañías de Internet -poniendo el foco en Facebook- lleva activa desde 2011, según revela la web de la 'cruzada' por los derechos de privacidad de los usuarios, Europe Vs Facebook (Europa contra Facebook).

Después de tres años de informes, auditorías y recomendaciones de la comisión irlandesa de protección de datos y de una negociación con Facebook, Schrems ha registrado una demanda en un tribunal de Viena con una selección de 22 actuaciones de Facebook que consideran violan las leyes europeas.

Entre otros, denuncian que la compañía estadounidense guarde los contactos que el usuario elimina, las etiquetas desactivadas, los mensajes que almacena el usuario o los estados (post) y fotos eliminados.

Los demandantes critican que Facebook haya ayudado a la NSA

Los denunciantes alegan que la política de uso de datos de Facebook es "inválida" bajo las leyes europeas; no existe un consentimiento efectivo del usuario para autorizar ciertos usos de los datos personales, que Facebook ha apoyado el programa de vigilancia PRISM de la NSA o el seguimiento de los usuarios de Internet a través del botón de 'Me gusta' en todo tipo de contenidos en la red, entre otros.

La demanda, que, como aseguran no representa ningún coste para los participantes, que se pueden registrar online, llevaba este miércoles más de 20.000 apoyos que se han sumado de más de 100 países, aunque está previsto limitarlo a 25.000 participantes para poder confirmar la veracidad de cada demandante.

Los organizadores de la demanda colectiva, paralelamente están haciendo una campaña de financiación colectiva para recaudar los 300.000 euros que estiman costará el proceso.

La política de Facebook

Según indica el colectivo Europe Vs Facebook, en 2012 la red social hizo "pequeños cambios" en su política de privacidad mundial a causa de sus quejas. "Desgraciadamente no frenaron sus formularios ilegales de procesamiento de datos y simplemente los incluyeron en la política, lo que convirtió la nueva política en peor que la anterior", subrayan.

La propia empresa explica en una página del apartado de privacidad cómo usa la información personal. Aunque más difícil de encontrar, Facebook también especifica el tipo y forma en el que la información del usuario que queda almacenada mientras la cuenta está activa.

Así, la empresa guarda información de las páginas que visitas y que usan Facebook para facilitar el acceso: dirección web, dirección IP, navegador, sistema operativo, etc.

También todos los movimientos que hace el usuario en el propio Facebook: si miras la cuenta de otra persona; si envías o recibes un mensaje o los lugares en los que clicas; datos sobre los dispositivos, como si te conectas desde un PC o un móvil y todo tipo de detalles técnicos.

Facebook alega en su política que usa esta información personal del usuario para mantener la seguridad, la propiedad intelectual de terceros, medir la efectividad de la publicidad y hacer análisis de uso interno sobre los usuarios.

Facebook conserva la información del usuario dado de baja hasta tres meses después

En el caso de que el usuario decida cerrar su cuenta, Facebook conserva "alguna información" en copias de seguridad y registros "hasta 90 días" después.

El pasado mes, el Tribunal Superior irlandés ya remitió al Tribunal General de la Unión Europea (UE) otra demanda presentada por Schrems para que se investigue si Facebook ha entregado a las autoridades estadounidenses información privada sobre sus usuarios europeos, según informa Efe.

Un año antes, Schrems también presentó una petición similar ante la Comisión de Protección de Datos de Irlanda (DPC), responsable de vigilar el cumplimiento de la legislación vigente por parte de Facebook, red social que tiene su base de operaciones europeas en la capital irlandesa.

Cómo descargarte tu pasado en Facebook

El jurista Max Schrems descubrió el uso que hacía la red social de su información eliminada y la que permanecía en la cuenta cuando pidió a Facebook que le remitiera la información de su cuenta, una posibilidad por la que antes se recibía un CD por correo postal con un PDF.

Al austríaco le llegaron unas 1.200 páginas con todo su historial en la red social, un ejemplo de las cuales puede verse en este enlace. Buceando en esta información le llamó la atención especialmente aquellos datos que había suprimido pero que constaban en estos documentos.

En la actualidad dicho documento se puede obtener en la pestaña de Configuración de la cuenta de cada usuario, haciendo clic en Descarga una copia de tus datos de Facebook.

Noticias

anterior siguiente