Anterior Al menos diez muertos en un atentado con coche bomba junto al palacio presidencial en Somalia Siguiente Las claves del discurso de Rajoy que apela a la "urgencia" de Gobierno y a la "responsabilidad" de todos Arriba Ir arriba
 Mujer embarazada cocinando verduras.
Mujer embarazada cocinando verduras.

Un estudio afirma que la salud de los bebés recién nacidos es mejor si la tasa de paro es más alta

  • Los nacidos en recesión están más sanos que los de épocas de bonanza

  • La salud neonatal mejora si la madre come mejor y hace ejercicio

  • Las autoras, españolas, han usado datos de la EPA y de nacimientos

  • Con todo, una menor renta puede perjudicar por la peor nutrición y el estrés

|

Fe de erratas

El titular del artículo ha sido modificado para reflejar mejor las conclusiones del estudio, que no señala, como inicialmente se daba a entender, que el bebé sea más sano si la madre está en paro, sino que una mayor tasa de paro medida mediante la EPA se correlaciona con una mejor salud de los bebés neonatos.

Un estudio sobre los efectos de la crisis económica actual sobre la salud de los recién nacidos ha revelado que esta es "significativamente mejor" cuando la tasa de paro es más alta y si la madre embarazada tiene más "tiempo para cuidarse" y la posibilidad de hacer más comidas caseras, más ejercicio, más visitas al médico, o menos estrés laboral.

El trabajo, publicado en la serie Working Papers de la Barcelona Graduate School of Economics (BGSE), está encabezado por la siguiente pregunta: "¿Es bueno nacer en malos tiempos?". El texto señala que podría haber una asociación positiva entre la tasa de desempleo y la salud de los bebés.

Sin embargo, la salud de las mujeres se puede ver perjudicada si los niveles de renta más bajos se traducen en una peor nutrición, o también debido a un aumento en los niveles de estrés, según ha apuntado la Universidad Pompeu Fabra (UPF) en un comunicado.

Estudio de la EPA y nacimientos

La hipótesis de partida de las autoras del estudio fue que el empeoramiento de la situación económica podría estar afectando la salud de las mujeres embarazadas, y esto a su vez podría perjudicar a los niños ya desde el nacimiento.

Las investigadoras usaron los datos provenientes de la Encuesta de Población Activa española para calcular la tasa de desempleo entre 1980 y 2010 por provincias. Además, emplearon los datos de certificados de nacimiento para construir medidas de salud de los recién nacidos por provincias y años: peso al nacer, prematuridad y mortalidad neonatal.

Mejor salud con alta tasa de paro

El análisis estadístico del estudio, financiado por la Fundación Ramón Areces, ha demostrado que la salud neonatal es significativamente mejor cuando la tasa de paro es más alta.

Como ha explicado la profesora de la UPF y una de las autoras del estudio, Libertad González-Luna: "En nuestro trabajo encontramos que, incluso comparando los hijos de una misma madre, aquellos que nacen en épocas de recesión económica nacen más sanos que sus hermanos que nacen en épocas de bonanza".

En este sentido, dan varias explicaciones posibles para este resultado. Una de ellas es que la salud de las mujeres embarazadas mejora en épocas con paro elevado.

"Encontramos alguna evidencia utilizando datos de la Encuesta Nacional de Salud: cuando el paro sube, en promedio, las mujeres en edad de concebir reportan mejor estado de salud física, duermen más, beben menos alcohol, y tienen un índice de masa corporal menor", concluyen las autoras del estudio.

En la investigación también ha participado la investigadora del Collegio Carlo Alberto de Turín (Italia), Ainhoa ​​Aparicio Fenoll.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente