Enlaces accesibilidad

Barómetro del CIS

El paro y la corrupción siguen como principales problemas para los españoles, según el CIS

Por
Paro y corrupción siguen siendo las principales preocupaciones, según el CIS

El paro y la corrupción siguen a la cabeza de los problemas de España según el Barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) [consulta en .pdf] correspondiente al pasado mes de mayo, un estudio que revela un incremento del porcentaje de españoles que definen la situación económica como "mala" o "muy mala", que se sitúan en el 86,5%.

La encuesta, hecha pública este miércoles fue realizada entre los  días 1 y 11 de mayo, en plena precampaña de las elecciones europeas del 25 de mayo. El paro figura en primer lugar con un 80,8%  de menciones, subiendo cinco décimas respecto al barómetro anterior, mientras que la corrupción y el fraude repiten como segunda preocupación con un 35,7%, bajando seis décimas en  comparación con abril.

La negativa percepción de la situación económica sigue presente  entre los encuestados, ya que el 86,5% la ven como "mala" o "muy mala", 1,3 puntos más que en el estudio de abril. Sólo el 1,2% se atreve a calificarla como "buena" o "muy buena".

Los problemas económicos siguen en tercer lugar

Los problemas económicos, que igual que en marzo siguen en el tercer lugar de la lista, inquieren al 28,6% de los ciudadanos, seis décimas más que en el sondeo de abril y también la preocupación por los políticos se mantiene en el cuarto puesto según la encuesta realizada entre el 1 y 11 de mayo, al mencionarlo el 25,6%, cuatro décimas menos.

A los españoles les alarma exactamente lo mismo la sanidad que hace un mes, un 10,4% de los entrevistados y también continúa en la quinta posición, mientras que la educación avanza del séptimo al sexto lugar entre las diez principales preocupaciones de los españoles, si bien baja algo, del 9 al 8,7%.

Intranquilidad por las cuestiones sociales genera al 7,9% de la población, un punto y medio menos que en abril y pasa del sexto al séptimo lugar en esta relación.

Los recortes escalan un puesto, del noveno al octavo, y del 3,8 al 4,8 %, mientras que la inmigración cae al noveno lugar y lo cita como preocupación un 4,3 % cuando en abril lo hacía el 5,9%.

El Gobierno y los partidos políticos siguen en el décimo puesto sin apenas variaciones, con un 3,2 % (3,7 % en abril). Pese al intenso debate sobre el reto soberanista de Cataluña, los nacionalismos no logran despertar casi interés entre los españoles y tan sólo lo cita un 1,4 % de los ciudadanos, una décima más que hace un mes.

Un 83,5% de los españoles ve que la situación económica es mala o muy mala, pero baja 1,7 puntos frente a los que lo pensaban en el barómetro de abril, mientras que el 1,2 % se muestra optimista y afirma que es muy buena o buena, según la encuesta realizada entre el 1 y 11 del pasado mayo.

Y dentro de un año, un 23% de los encuestados piensa que la economía marchará peor (un 23,9 % en abril) y un 21,9 % opina que será mejor (23,5 % el mes anterior), mientras que el 45,6 % no cree que cambie nada, casi un punto y medio más que en el sondeo precedente.

Sobre la situación política, casi un 80% la aprecia mala o muy mala (una décima menos que hace un mes) y solo un 2,4 % opina que es muy buena o buena (un 2,3 % en abril).

No hay apenas variaciones en cómo ven los españoles la situación política en un año porque creen que será peor el 27,5 %, cuatro décimas más, frente al 9,7% que tienen esperanzas de que será mejor, un 12,1 % hace un mes, mientras que muy similar lo afirma el 51 %, medio punto más que en abril.

El pesimismo domina entre las personas que están en paro como demuestra que, a la pregunta de si esperan encontrar trabajo en el próximo año, un 74,6% de los parados lo considera poco o nada probable frente al 25,7 que lo ve muy o bastante probable.

Los que ya tienen un trabajo no son tan pesimistas: un 75,2% dice que es poco o nada probable que pierda su empleo en los próximos doce meses y un 15,8 dice que es muy o bastante probable.

Sobre su situación económica personal en este momento, el 65,2% de los encuestados la califican de mala o regular frente al 26,1 que confiesa que es buena o muy buena.

Preguntados por cómo espera que evolucione esa situación en un año, el 56,9% dice que permanecerá igual, un 19,3 piensa que irá a mejor y un 13 por ciento que empeorará.

La monarquía no es un problema para los ciudadanos

La monarquía apenas es nombrada como un problema por los ciudadanos, según el barómetro ya que en mayo solo un 0,2% de los encuestados la citan en el ranking de sus preocupaciones.

La encuesta refleja además que la preocupación por la monarquía ha bajado dos décimas en un mes, ya que en abril era mencionada como un problema por un 0,4% de los ciudadanos.

No obstante, en el último año nunca ha llegado al 1% el porcentaje de encuestados que señalan a la Monarquía entre los principales problemas de España, siendo la cifra más alta de los últimos meses el 0,9 por ciento alcanzado en abril de 2013.

Baja el porcentaje de ciudadanos que quiere la independencia de alguna comunidad

El porcentaje de ciudadanos que defiende la posibilidad de que alguna comunidad autónoma se convierta en Estado independiente ha bajado en nueve décimas según el último barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), que apunta que sólo el 8,8% de los consultados apuesta por esta vía. 

Aumenta asimismo el porcentaje de personas que quiere un Estado con un único Gobierno central, un 22% frente al 20,9% del sondeo de abril, mientras que baja cuatro puntos el de quienes quieren que el sistema se mantenga como está -un 31,4 por ciento frente al 35,4 por ciento del mes anterior-.

Un 13,1% de los encuestados quiere que las comunidades tengan mayor autonomía -tres décimas por debajo de abril-, y un 10,4% espera lo contrario, menos autonomía para las regiones, lo que supone también un descenso de tres décimas respecto a la consulta anterior.

El sondeo del CIS señala que casi la mitad de los encuestados, el 49,5%, se siente tan español como de su comunidad, frente a un 18,3% que se siente únicamente español, un 11,9 por ciento que se siente más de su región que español y un 6,2 por ciento que se siente más español que de su comunidad.

Sólo el 6,6% se siente únicamente de su comunidad, según esta encuesta

Noticias

anterior siguiente