Anterior Detenido en Madrid el presunto autor del atropello mortal a una joven en Fuente el Saz Siguiente JxCat y ERC avalan a Puigdemont como president pero siguen sin acordar la fórmula de investidura Arriba Ir arriba
Reabre la biblioteca de Sarajevo, destruida tras la guerra

Renace Vijecnica, la biblioteca de Sarajevo destruida por la guerra

  • 20 años después de su destrucción vuelve a abrir

  • En su incendio se perdieron más de dos millones de volúmenes

  • Su restauración conmemora el centenario de la I Guerra Mundial

|

A pocos días de las elecciones europeas, uno de los edificios históricos de la memoria política del continente cobra nueva vida. Vijecnica, la mítica biblioteca de Sarajevo, vuelve a abrir sus puertas 22 años después de su destrucción a manos de las fuerzas serbobosnias bajo el mando del general Mladic.

La noche del 24 al 25 de agosto de 1992, el sitio de Sarajevo se cobraba una víctima de incalculable valor. El cañoneo serbio con bombas de fósforo destruía el edificio de la biblioteca. Desaparecieron una buena parte de sus fondos, más de dos millones de volúmenes, incluidos más de 700 manuscritos e incunables, una colección única de libros y publicaciones históricas bosnias, y más de 155.000 rarezas bibliográficas.

En medio de la catástrofe, un grupo de ciudadanos y personal de la biblioteca intentaron salvar lo que pudieron bajo las balas de los francotiradores. Algunos perdieron la vida.

Los fondos perdidos de la biblioteca conformaban un reflejo de la herencia multicultural que presidió la vida bajo los imperios otomano y austro-húngaroen en estos territorios frecuentemente convulsos.

Vijecnica, originalmente el ayuntamiento de Sarajevo, fue uno de los proyectos más costosos de su tiempo, con un monto total de más de un millón de coronas de la época. Se construyó en una mezcla de estilos árabe y oriental, y se inauguró en 1896.

El 28 de junio de 1914, muere asesinado en ese mismo lugar el archiduque Francisco Fernando, tras asistir a una recepción en el edificio. El suceso es considerado como la chispa que desencadenó la Primera Guerra Mundial y marca el inicio de la huella histórica de Vijecnica.

Símbolo histórico

“La historia de Vijecnica es un símbolo de Sarajevo… Porque la historia de Vijecnica es la historia de Sarajevo”, asevera el alcalde de la ciudad, Ivo Komsic, según informa Reuters.

“Estoy muy feliz porque volverá a abrir sus puertas”, declara a la misma agencia Minka, una anciana que se refiere a los militares serbios diciendo que “se dieron mucha prisa para destruirla, pero ahora pueden ver que fue en vano”.

El asesinato del archiduque a las puertas de Vijecnica precedió a los más de diez millones de muertos de una guerra europea con la que arrancaba el siglo, y marcó el nacimiento de Yugoslavia. Paradójicamente, la destrucción de la biblioteca en 1992 la convirtió en el símbolo de otra guerra en Europa, cerrando la centuria y marcando la defunción del país.

Desde su bombardeo, en el vacío  de sus paredes arrasadas, numerosos artistas interpretaron obras musicales y exhibieron sus trabajos consolidando un mensaje que dio la vuelta al mundo. Un grito contra la barbarie de la guerra y del odio étnico

José Carreras, la Orquesta Filarmónica de Sarajevo, el violoncelista Vedran Smajlovic, y otros, convirtieron el lugar en un icono mundial.

“La energía en esa construcción era algo sagrado”, manifiesta Smajlovic recordando sus ejecuciones musicales durante la guerra. “El edificio aún respiraba, a pesar de la destrucción, sentí su fuerza y me hizo llorar”, relata a la agencia Reuters.

Cuatro fases

La restauración de la biblioteca comprende cuatro fases. Comenzó en 1996, año en que se cumplía un siglo de su inauguración. El gobierno austríaco donó 750.000 euros para el inicio de los trabajos. 

Entre 2002 y 2014, se desarrollan el resto de las fases financiadas con fondos procedentes de la Unión Europea por un valor de más de 8 millones de euros.

Actualmente, el edificio se ha convertido en un monumento nacional destinado a acoger eventos diversos. La Biblioteca Nacional y Universitaria de Bosnia-Herzegovina tendrá su sitio entre los muros de Vijenica, además del salón de sesiones del ayuntamiento de la ciudad. 

El viejo ayuntamiento a cuyas puertas halló la muerte el archiduque Francisco Fernando será también un espacio escénico. A la luz de sus ventanales se celebrarán exposiciones y conciertos, y sus salas rejuvenecidas serán el marco de recepciones oficiales de alto nivel.

El espíritu de Vijecnica ha dejado de errar y celebrará las elecciones de la joven Europa con un cuerpo nuevo.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente