Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

Hoy se cumple el 25 aniversario del genocidio de Srebrenica, el crimen más atroz ocurrido en suelo europeo desde la Segunda Guerra Mundial, palabras del secretario general de la ONU. Allí murieron más de 8.000 musulmanes bosnios a manos del ejército serbobosnio. Es todavía una herida abierta en Europa según la Comisión Europea aunque hay quienes quieren borrar el recuerdo o relativizar el asesinato. En algunos centros de enseñanza serbobosnios se ha llegado a glorificar a los criminales de guerra. Se ha inaugurado una residencia estudiantil con el nombre de Radovan Karadžić, el líder de los serbios de bosnia que cumple cadena perpetua en La Haya y por las calles se pueden ver algúnos murales de Ratko Mladić, conocido como el carnicero de Srebrenica. El coronavirus ha obligado a suspender la tradicional marcha del recuerdo y la de los supervivientes y familiares de muertos y desaparecidos por la ciudad. Lo cuenta Aurora Mínguez.

El 11 julio de 1995 más de 8.000 bosnios musulmanes fueron asesinados en la ciudad de Srebrenica por el ejército serbobosnio bajo el mando del general Ratko Mladić y el grupo paramilitar serbio conocido como "Los Escorpiones". La peor masacre en suelo europeo desde la Segunda Guerra Mundial y un caso de limpieza étnica que escandalizó al mundo entero y precipitó el fin de la guerra en Bosnia. Un cuarto de siglo después, las heridas siguen sin cerrarse y la masacre sigue siendo uno de los principales puntos de discusión entre las comunidades bosnia (musulmana) y serbia (cristiana ortodoxa).

Hablamos en nuestro programa de hoy de la decisión del presidente turco Recep Tayip Erdogan de reconvertir en mezquita la antigua basílica bizantina de Santa Sofia en Estambul. También analizamos la propuesta del presidente del Consejo Europeo Charles Michel para intentar acordar el fondo de recuperación y el presupuesto de la Unión Europea y la segunda vuelta de las elecciones presidenciales en Polonia. Recordamos la matanza de Srebenica, de la que se cumplen mañana 25 años, con una entrevista a José Angel López, profesor de Derecho Internacional Público de la Universidad Pontificia de Comillas. Entrevistamos además a María Jesús Vega, portavoz de ACNUR, sobre los miles de refugiados congoleños que debido a la violencia están tratando de llegar a la vecina Uganda.

En julio de 1995, poco antes del final de la guerra de Bosnia, más de 8.000 bosnios musulmanes fueron asesinados en la ciudad de Srebrenica por el ejército serbobosnio. Una masacre, un caso de limpieza étnica que marcó un antes y un después en la contienda, y se convirtió en una de las mayores vergüenzas de Europa. La zona estaba protegida por las Naciones Unidas y era considerada zona segura por su mayoría musulmana. Se instaló una base de cascos azules holandeses que ese verano, estaban en cuadro por las vacaciones. El ejército, comandado por Ratko Mladić, aprovechó ese momento para masacrar a la población y llenar unas 20 fosas comunes. Todavía hoy no ha sido posible dar nombre a todas las víctimas. Años después, las mujeres que perdieron a sus familiares, crearon una organización para pedir justicia: las madres de Srebrenica.

Holanda y Naciones Unidas tuvo que explicar la inacción de los cascos azules en la ciudad, llegando hasta la dimisión de todo el ejecutivo holandés. Esta matanza llegó al tribunal penal de crímenes para la antigua Yugoslavia. Durante años, los responsables huyeron pero finalmente Ratko Mladić y Radovan Karadžić fueron condenados a cadena perpetua.

Un reportaje de Aurora Mínguez.

El ministro de Finanzas de Irlanda Paschal Donohoe será el nuevo presidente del Eurogrupo tras imponerse en la carrera por el puesto a la vicepresidenta y ministra de Asuntos Económicos española Nadia Calviño y a su homólogo luxemburgués Pierre Gramegna. Contamos desde Bruselas como transcurrió la votación, antes de viajar a Italia, para escuchar a la ministra de agricultura Teresa Bellanova sobre las condiciones de los inmigrantes sin papeles que trabajan en el campo. Hablaremos además de la decisión del Supremo estadounidense sobre la información financiera de Donald Trump, de la evolución de la pandemia en el mundo, con atención especial hoy a Puerto Rico. Terminaremos con la historia de los jugadores de la selección de baloncesto de Bosnia que huyeron de la sitiada Sarajevo para poder jugar el Eurobasket en 1993.

Cuando se cumplen 25 años de la matanza de Srebrenica, uno de los episodios más sombríos de la guerra de Bosnia, queremos recordar lo ocurrido durante la primavera de 1993, cuando unos jugadores de baloncesto consiguieron huir de la sitiada ciudad de Sarajevo para poder jugar el Eurobasket. El español Álvaro González Aller ha dirigido el documental The Long Shot, en el que los principales protagonistas cuentan como lograron huir de la guerra para representar Bosnia y Herzegovina en el campeonato en Alemania. Lo entrevistamos esta noche, con Samir Avdic, actual director del equipo nacional bosnio de Baloncesto, y entonces jugador de la selección.

En nuestro Cinco Continentes de hoy contamos los detalles de la crisis de gobierno en el país vecino y los nombramientos más destacados del nuevo ejecutivo del primer ministro Jean Castex. También hablamos de los resultados electorales en Croacia y República Dominicana, de la evolución de la pandemia del coronavirus en Italia, y de las crisis política, económica y social en Libano. Además, recordamos con el fotoperiodista Gervasio Sánchez la guerra de Bosnia y la matanza de Srebrenica, 25 años después.

  • El fotoperiodista lleva más de tres décadas recorriendo países en conflicto con su cámara fotográfica
  • Gervasio Sánchez enseña la vida de los que conviven con las secuelas de la guerra
  • Imprescindibles emite este documental el domingo 19 de enero por La 2 a las 21.30h

En abril de 1993 varios jugadores de baloncesto de Bosnia-Herzegovina arriesgaron su vida para escapar en plena noche de la ciudad de Sarajevo con la intención de llegar hasta Alemania para jugar el Eurobasket de 1993. En este Europeo hicieron historia, no solo por llegar hasta cuartos de final, si no por saltar a la cancha con una pancarta pidiendo que pararan la guerra. 26 años después de esa gesta, su historia ha sido recogida en el documental "The Long Shot", una cinta dirigida por el periodista español Álvaro González Aller.

El Tribunal Supremo holandés ha fallado que sus cascos azules destinados en Srebrenica, en Bosnia, en 1995 solo podían garantizar en un 10 por ciento la supervivencia a 350 bosnios musulmanes refugiados en su base. Cuando les evacuaron les mataron las tropas serbobosnias. Los familiares solo podrán reclamar al Estado holandés un 10 por ciento de indemnización.

Durante la Guerra de los Balcanes, Sarajevo, la capital de Bosnia Herzegovina, estuvo bajo asedio de las fuerzas serbo-bosnias durante casi 4 años. A comienzos del año 1994, Naciones Unidas pidió a la OTAN que bombardeara las posiciones serbobosnias en represalia por ataques contra objetivos civiles. La operación militar comenzaría poco después. Allí estuvo nuestro enviado especial Fran Sevilla.

El Mecanismo para los Tribunales Penales Internacionales, MICT, en inglés, ha elevado este miércoles la condena del exlíder serbobosnio Radovan Karadzic a cadena perpetua por su responsabilidad en los crímenes cometidos en la Guerra de Bosnia (1992-1995).

El juez presidente del tribunal de apelación del MICT, Vagn Prüsse Joensen, dijo que la sentencia de primera instancia, de 40 años de cárcel, "reflejó de forma inadecuada la extraordinaria gravedad de la responsabilidad de Karadzic en la comisión de los crímenes".

Juan Matías Gil, Coordinador General de MSF en Bosnia-Herzegovina, explica los problemas que una estancia tan larga a la intemperie provoca: "Probablemente el tema ocupacional sea uno de los más preocupantes. Estamos hablando de que en Velika Kladuša esta población vive en tiendas en un campo que el municipio ha cedido. Un campo que es muy precario a las afueras del municipio, cuando llueve se inunda y hace las condiciones bastantes lamentables. En canto al municipio de Bihać, gran parte de la gente se queda en un edificio abandonado de cinco pisos sin ventanas ni techo con filtraciones de agua, así que cada vez que llueve la situación se vuelve crítica. De cara al invierno, estos dos lugares no están preparados para soportar las bajas temperaturas que pueden descender de 0 °C".

Zamir es un niño afgano que se cobija junto a su familia en un edificio abandonado en Bihać, Bosnia Herzegovina, cerca de la frontera con Croacia. Quizás el verbo adecuado no sea "cobijar", puesto que en realidad, junto a ellos se hacinan más de 3.000 personas en esta construcción de cinco plantas en ruinas. Zamir y su familia forman parte del flujo de refugiados y migrantes que a través de la ruta de los Balcanes intentan llegar a un país donde lograr condiciones dignas de vida y un futuro. "Quiero ir al colegio, jugar al fútbol y ser médico", dice el niño, que junto a su familia lo ha intentado repetidas veces pero siempre es devuelto a este lugar, donde su vida se ha atascado. Lo dice con una sonrisa, a pesar de "hacer sido deportado 11 veces" desde Croacia, explica, y haber "caminado jornadas de 20 y 13 horas seguidas. Zamir lo dice sonriendo, porque él, a pesar de su corta vida de niño, ha conseguido entender que "no todo es malo". Eso dice: "todos los países", y también "las personas", añade, "tienen algo bueno y algo malo". Esta familia afgana forma parte de los 4.000 migrantes y refugiados que malviven en asentamientos y edificaciones en ruinas a lo largo de la frontera de Bosnia con Croacia. Ellos eligieron la ruta de los Balcanes, que alcanzó gran relevancia en la crisis de 2015, por ser la ruta terrestre elegida por este río de desesperados para alcanzar una vida mejor en Alemania, Bélgica o Francia.

  • Slobodan Praljak ha ingerido ante la corte un líquido de una pequeña botella
  • "No soy un criminal de guerra, rechazo vuestro veredicto", ha espetado a los jueces
  • Ha fallecido posteriormente en un hospital cercano, según ha confirmado el tribunal
  • Su condena a 20 años de prisión por los crímenes en Bosnia ha sido ratificada
  • El exlíder militar serbobosnio ha sido condenado en La Haya a cadena perpetua
  • La asociación Madres de Srebrenica se dice "parcialmente satisfecha" con la pena
  • Su presidenta lamenta que no se haya juzgado el genocidio en otras localidades
  • Muchos de los supervivientes han roto a llorar tras el fallo: "¡Morirá en La Haya!"

El Tribunal Penal Internacional para la antigua Yugoslavia (TPIY) ha sentenciado este miércoles al exmilitar serbobosnio Ratko Mladic a cadena perpetua como responsable de genocidio y crímenes de guerra.

El exmilitar serbiobosnio Ratko Mladic "compartía la intención" y "el objetivo criminal" de exterminar a los musulmanes durante la guerra en Bosnia (1992-1995), dice la sentencia