Anterior Las claves de la campaña de la Renta 2016 Siguiente Rajoy anuncia que invertirá más de 4.000 millones de euros en infraestructuras en Cataluña hasta 2020 Arriba Ir arriba
Muere Leopoldo María Panero, el poeta maldito entre malditos

Muere el poeta Leopoldo María Panero

  • El poeta ha fallecido a los 65 años en Las Palmas de Gran Canaria

  • Nacido en 1948, estaba considerado como "poeta maldito"

  • Ha muerto en un psiquiátrico en el que estaba internado desde hace años

  • "Era ante todo un poeta, por encima de su "personaje maldito", dice su editor

|

El poeta Leopoldo María Panero, exponente de la poesía transgresora, ha fallecido a los 65 años en Las Palmas de Gran Canaria, según ha informado su editorial, Huerga y Fierro, en perfil de Facebook y ha confirmado uno de sus responsables, Antonio Huerga,  a RTVE.es. 

Fuentes de la editorial han indicado que sobre la medianoche pasada recibieron una llamada de los médicos del Hospital Rey Juan Carlos I de la capital grancanaria, en cuya unidad psiquiátrica Panero era tratado en los últimos años, comunicando su muerte por un fallo multiorgánico. Este hospital tenía encomendada la tutela de Panero al no tener familiares directos, según informa Efe.

El poeta  será incinerado este viernes, 7 de octubre,  en Las Palmas de Gran Canaria, según han confirmado a Efe fuentes del Hospital Rey Juan Carlos. La incineración del escritor, que sufría desde hace tiempo una dolencia crónica que determinó que su muerte no cogiera por sorpresa al personal sanitario que lo cuidaba, tendrá lugar en el Tanatorio San Miguel de la capital grancanaria, donde su cuerpo será velado a partir de las 14.00 horas de hoy.

El cadáver de Panero permanecerá en el tanatorio algo más de 24 horas, hasta que se proceda a incinerarlo, algo que está programado para las 16.30 horas de mañana, han precisado las fuentes.

"Amigo Leopoldo María Panero, siempre has sido un extraordinario poeta, fiel y amigo de tus amigos. Allí donde estés que sepas que te echaremos de menos. Te queremos. Descansa en paz", ha publicado Huerga y Fierro en su perfil a modo de despedida.

Nacido en Madrid el 16 de junio de 1948, estaba incluido en el grupo de los novísimos, bautizado así por el crítico literario catalán José María Castellet en Nueve novísimos, publicado en 1971.

Leopoldo María Panero formaba parte de una gran familia de las letras españolas: hijo del poeta Leopoldo Panero, miembro de la Generación del 36, y de la escritora y actriz Felicidad Blanc, sobrino de Juan Panero y hermano del también poeta Juan Luis Panero, que murió a los 71 años el pasado septiembre de 2013, y del intectual José Moisés 'Michi' Panero. 

Una familia inmortalizada en El desencanto

Escritor desde su más tierna infancia, Leopoldo María Panero estudió Filosofía y Letras, que abandonó en segundo curso en protesta contra el "conocimiento formal" y "sin conexión", y desde que cumplió los 19 años ha vivido en varias etapas recluido en hospitales psiquiátricos, entre ellos varios de Madrid y el de Mondragón (Guipúzcoa), donde permaneció 10 años.

Panero, transgresor e hijo del radicalismo y la revuelta juvenil de los 60 y 70, alternó sus estancias en centros psquiátricos con los calabazos policiales, pues fue detenido hasta en seis ocasiones: tres por protesta política, dos por drogas y una por homosexualismo

Publicó por primera vez, en 1968, el poemario Por el camino de Swant, al que siguieron Así se fundó Carnaby Street (1970), Teoría (1973) y otras muchas de carácter autobiográfico, entre ellas una antología poética en 2003, con la que obtuvo el Premio Estaño de Literatura.  

En 1976 intervino junto a su madre y sus hermanos en la película de Jaime Chávarri El desencanto, una cinta centrada en la familia Panero que se convirtió en una obra de culto, símbolo de una época.

"Cercanía y pura ternura"

Antonio Huerga, el responsable de la editorial, ha destacado en RNE su gusto por "recitar e implicarse, que hacía que la gente le entendiese, se  enamorase", a la vez que ha asegurado que "siempre nos acordaremos de él".

Huerga ha destacado la relación de amistad que les unía, aparte de la profesional, y ha recordado que durante los últimos 15 años el poeta había acudido "ininterrumpidamente" a la Feria del Libro de Madrid por iniciativa propia, "y eso une más". "Donde estemos nos acordaremos siempre de él y él se acordará de los lectores", ha dicho el editor, que ha añadido que a Panero "le gustaba ser muy cercano" y "la gente le entendía".

Por su parte, Charo Fierro ha alabado la "cercanía y pura ternura" que demostraba cada año en la Feria del Libro y ha resaltado "su poesía tan grande y tan inmensa, por siempre".

Para Huerga, que ha destacado ha tenido "una muerte dulce" pues falleció tras acostarse después de cenar, Panero era "ante todo un poeta", por encima de su "personaje maldito".

Según su editor, las "obras de referencia" de este poeta que era "un grito en el desierto", son Así se fundó Carnaby Street (1970), Teoría (1973), En el acorde último de las flautas (1979) y The last river together (1980), un poemario que acaba de reeditar Huerga y Fierro, que en los últimos tiempos está reeditando su obra libro a libro ante el gran interés que despierta en las jóvenes generaciones, que recuerda que hacían largas colas en la Feria del Libro para conocer al autor. 

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente