Anterior La jueza archiva la causa sobre el accidente de metro de Valencia Siguiente El Reino Unido sube el nivel de alerta a "crítico" y despliega al Ejército Arriba Ir arriba
Un egpcio lee un ejemplar de la Constitución que se vota esta semana
Un egpcio lee un ejemplar de la Constitución que se vota esta semana EFE EFE/EPA/KHALED ELFIQI

Las novedades de la nueva Constitución egipcia

  • El texto que se vota esta semana rebaja el carácter islámico del Estado

  • Sobre el papel, se aumentan las garantías sobre derechos fundamentales

  • Las Fuerzas Armadas aumentan aún más su poder

|

Extractos de algunos artículos

2.- El islam es la religión del Estado, el árabe es su lengua oficial y los principios de la "sharía" o ley islámica son la fuente principal de legislación.
64.- La libertad de creencia es absoluta.
73.- Los ciudadanos tienen derecho a organizar reuniones públicas, manifestaciones y todo tipo de protestas pacíficas sin llevar armas, y deben notificarlas tal como establece la ley.
74.- No está permitido ejercer actividad política o establecer partidos políticos basados en la religión, el género, la etnia o la región.
136.- El presidente de la República no puede disolver la Cámara de Diputados, salvo en caso de necesidad, mediante un decreto motivado y después de que lo apruebe el pueblo en un referendo.
152.- El presidente es el comandante supremo de las Fuerzas Armadas, no declara la guerra ni envía fuerzas armadas a una misión de combate fuera del país sin consultar al Consejo Nacional de Defensa y con la aprobación de la Cámara de Diputados por una mayoría de dos tercios.
161.- La Cámara de Diputados puede retirar la confianza del presidente y celebrar elecciones presidenciales anticipadas, mediante una solicitud motivada y rubricada por la mayoría de (...) dos tercios. Después se someterá a un referendo popular.
234.- El ministro de Defensa será designado tras la aprobación del Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas. Ese artículo se aplica por dos mandatos presidenciales completos desde que la nueva Constitución entre en vigor.

EFE

Los egipcios están llamados este martes y miércoles a votar en referéndum la nueva Constitución que pretende resolver la grave crisis política que atraviesa el país. El texto incorpora importantes novedades, entre las que destaca una cierta relajación del carácter islámico del Estado y un aumento de las garantías fundamentales.

La nueva norma fundamental será la segunda que se vote en poco más de un año y debería marcar un hito en la transición en la que se embarcó el país tras el derrocamiento de Hosni Mubarak en febrero de 2011.

No obstante, los Hermanos Musulmanes, principal grupo islamista y ganador de las elecciones de 2012, que fueron expulsados del poder por el Ejército y han sido ilegalizados por las autoridades interinas, boicotearán el escrutinio. De 50 personalidades que han formado la comisión constitucional, solo dos eran islamistas.

La Constitución sometida ahora a consulta popular rebaja el carácter islámico del Estado. Si bien el islam se mantiene como religión del Estado y la sharía (ley islámica) como principal fuente de la legislación, se retira un artículo de la anterior Constitución que permitía una interpretación más estricta, lo que es más importante, devuelve el control último sobre las normas al Tribunal Constitucional.

Prerrogativas del Ejército

La otra gran novedad del texto parece el reforzamiento del poder de las Fuerzas Armadas, ya que tendrán la prerrogativa de elegir al ministro de Defensa durante los dos primeros mandatos presidenciales desde la entrada en vigor del texto. Es decir, el presidente podrá nombrar a su primer ministro, pero no al titular de Defensa (que debe ser militar). Por otra parte, el presupuesto de las Fuerzas Armadas seguirá escapando al control del Parlamento.

En cuanto a los equilibrios entre poderes, por primera vez se establece la posibilidad de que los diputados destituyan al presidente por una mayoría de dos tercios, decisión que luego debería ser ratificada en referéndum.

De momento, el país seguirá liderado de forma transitoria por Adly Mansour hasta las próximas elecciones presidenciales, que como muy tarde se deben celebrar dentro de seis meses. También queda a expensas de la decisión del poder interino la concreción del sistema electoral. En todo caso, el próximo presidente tendrá un mandato de cuatro años y se podrá presentar una sola vez a la reelección, es decir, que estará un máximo de ocho años en el poder, según un análisis de la BBC.

Igualdad de hombres y mujeres

En cuanto a los partidos políticos, la anterior Constitución prohibía que estos “discriminaran” por motivos religiosos, raciales o de origen. En la nueva versión, se dice que tampoco podrán “estar formado en base” a esas difetencias, según un análisis comparativo realizado por el periódico estatal Al Ahram.

Sobre el papel, en materia de derechos hay importantes novedades. Por ejemplo, se recoge la igualdad entre hombres y mujeres y la “adecuada representación” de estas en el Parlamento. Además, se incorporan expresamente prohibiciones “absolutas” para la tortura o el desplazamiento forzoso. Y hace referencia a las obligaciones contraídas con arreglo a los tratados internacionales que ha firmado el país.

En cuanto a la libertad de prensa, solo se contempla la censura en caso de emergencia nacional (“movilización pública”). No obstante, asociaciones de prensa ven con incredulidad estos anuncios tras la última oleada de cierres de medios y detención de periodistas.

En cuanto a la justicia, se siguen permitiendo los los juicios militares a civiles, aunque se limitan a los casos de ataque “directo” a los militares, sus instalaciones o derechos.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente