Enlaces accesibilidad

La semana de los satélites en miniatura

  • Un total de 61 CubeSats serán puestos en órbita mediante tres lanzamientos
  • Tienen misiones de todo tipo: educativas, demostración tecnológica, militares
  • El bajo precio es el principal atractivo de este tipo de satélites

Por
Aki Hoshide muestra el SSOD de la Estación Espacial Internacional ya cargado con los CubeSats FITSAT-1, F-1, y TechEdSat
Aki Hoshide muestra el SSOD de la Estación Espacial Internacional ya cargado con los CubeSats FITSAT-1, F-1, y TechEdSat NASA

Los CubeSat, cuyas especificaciones crearon la Universidad Politécnica Estatal de California y la Universidad de Stanford, son una plataforma para el desarrollo de satélites en miniatura y de bajo coste que desde su concepción en 1999 han demostrado ser enormemente populares. De hecho, esta semana se pondrán ni más ni menos que 61 de ellos en órbita.

La especificación de los CubeSat parte de un módulo base que es un cubo de 10 centímetros de arista y un peso máximo de 1,33 kilogramos para crear lo que se denominan CubeSats de una unidad o 1U, aunque se pueden montar satélites de 2 y 3 unidades, en los que la arista más larga mide 20 y 30 centímetros respectivamente.

El estándar admite también satélites de media unidad, pero hasta ahora apenas se han creado y lanzado unos pocos CubeSats de 1,5 U.

La ventaja de la plataforma es que usa una base común y componentes electrónicos estándar, que si bien no están diseñados específicamente para ser usados en el espacio, con lo que los satélites tienen una vida útil relativamente corta a cambio supone unos costes muy asumibles por universidades, centros de investigación, y similares.

El pinball de la Estación Espacial Internacional

Los lanzamientos de CubeSats esta semana comenzaron hace unas horas con el de los Pico Dragon, ArduSat-1 y ArduSat-2 desde la Estación Espacial Internacional, mientras que el TechEdSat-3p será lanzado el miércoles. Los cuatro fueron llevados a bordo de la Estación por el HTV-4 de la Agencia Espacial Europea.

La peculiaridad de los lanzamientos desde la Estación es que se usa para ello el Small Satellite Orbital Deployer, instalado en el laboratorio Kibo de la Agencia Japonesa de Exploración Aeroespacial. Se trata de un dispositivo que se carga desde el interior del laboratorio, con lo que la operación la realizan los astronautas sin necesidad de hacer un paseo espacial.

Una vez cargados los CubeSats en el SSOD, el brazo robot del laboratorio lo coge y lo coloca en posición para el lanzamiento, que se realiza mediante unos muelles, de forma muy parecida a como se lanza la bola en un pinball.

Los cuatro son demostradores tecnológicos para probar ideas que luego se podrán usar en otros satélites, ya sean CubeSats o no.

Cade destacar, quizás, que tanto el ArduSat-1 como ArduSat-2, los dos primeros de la plataforma ArduSat, montan un sensor de radiación desarrollado por la empresa española Libelium que tiene un tamaño de 4x3 centímetros y un peso total de 40 gramos.

Un satélite de y para estudiantes

El segundo de los lanzamientos incluye los 28 que pondrá en órbita la empresa Orbital Sciences con un Minotaur I en el que viajará el STPSat 3, la carga principal de la misión.

Estos CubeSats incluyen algunos dedicados a probar tecnologías como sistemas de estabilización y de control de actitud o células solares, otros con sensores para medir distintos parámetros como la fuerza del campo magnético de la Tierra o su gravedad, otros con cámaras, etc.

Quizás el más peculiar de estos sea el TJ3Sat, el primer satélite diseñado y construido por los estudiantes del Instituto Thomas Jefferson para la Ciencia y la Tecnología, aunque financiado por Orbital Sciences y con el apoyo de sus ingenieros.

Su objetivo es animar a otras instituciones similares a acometer el diseño de su propio CubeSat, y de hecho forma parte del programa ELaNa de la NASA, cuyo nombre viene de Educational Launch of NanoSatellites, Lanzamiento Educativo de NanoSatélites. Para ello el TJ3Sat permitirá a estudiantes y radioaficionados de todo el mundo enviarle y recibir datos de él.

Nanosatélites españoles

Terminará la semana de los CubeSats el día 21 cuando un cohete Dnepr lanzado desde la base aérea de Dombarovsky en Rusia ponga en órbita varios satélites de tamaño reducido y otros 29 CubeSats.

Entre estos van incluidos el Humsat-D y el Optos, ambos desarrollados en España. El Humsat-D ha sido desarrollado por la Universidad de Vigo, y se espera que sirva para afianzar la posición de esta en el desarrollo de este tipo de plataformas, ya que se unirá al Xatcobeo, diseñado también por esta universidad, y lanzado en febrero de 2012 a bordo del primer cohete Vega de la Agencia Espacial Europea.

Primer plano del Humsat-D

Primer plano del Humsat-D. Imagen: Universidad de Vigo.

El Xatcobeo sigue en activo tras más de 9.000 órbitas y 632 días en el espacio; se espera que el Humsat-D dure al menos dos años.

El Optos, un Cubesat de 3U desarrollado por el Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial (INTA) con la colaboración de SENER, Thales Alenia Espacio, TTI Norte, el CNRS francés y la Universidad Politécnica de Valencia, tiene objetivos similares para su misión de un año de duración, así como realizar experimentos en los campos del magnetismo, la óptica y la radiación.

Noticias

anterior siguiente